Nota

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas

05 de Junio de 2017 | 4 ′ 58 ′′

Detección de arsénico y reducción en aguas subterráneas

Un equipo de investigadores avanza en la optimización de una técnica analítica sencilla, económica y sensible para la detección y cuantificación in situ de pHp?palabras_claves=arsénico" data-toggle = "tooltip" title = "Elemento químico metaloide, de color gris y brillo metálico que combinado con el oxígeno constituye un fuerte veneno.">arsénico en agua de pozo de comunas y municipios de la provincia de Santa Fe.

Estudios realizados en algunas localidades de la provincia de Santa Fe mostraron que el contenido de arsénico en agua subterránea superaba el límite permitido por la legislación provincial (50 µg/L). “Las especies inorgánicas de este metaloide son cancerígenas para humanos, por lo tanto, aguas con niveles superiores a los permitidos no son aptas para el consumo humano. Tampoco lo son para el riego de cultivos ni para agua de bebida de ganados, ya que las plantas y los animales incorporan arsénico, que luego ingresa a la cadena alimenticia”, afirma el director del grupo de investigación de la Facultad de Ciencias Bioquímicas de la Universidad Nacional de Rosario y del Instituto de Química de Rosario, Juan Carlos González.

La contaminación de aguas por este elemento químico es un problema a nivel mundial y afecta, particularmente, a India y Latinoamérica. En nuestra región el problema es endémico y cambia de acuerdo a la temperatura y las lluvias, por lo que hay que medirlo de forma continua.

Para tener una caracterización más completa de las muestras, los investigadores estudiaron durante dos meses la composición de las aguas de pozo en nitrito, nitrato, pH, conductividad, materia orgánica soluble, oxígeno disuelto, amonio, sulfato. “Estos resultados permitieron, en algunos casos, descartar la utilización de pozos, cuyas aguas mostraron un alto contenido en nitrito, directamente relacionado con la contaminación por materia fecal debido a la cercanía de pozos ciegos”, cuentan.

Para depurar estas aguas, “una técnica ampliamente usada es la ósmosis inversa, que si bien genera agua potable libre o con una concentración muy baja de arsénico, también genera agua de rechazo más concentrada en contaminantes”, afirman. Por esta razón, es necesario monitorear periódicamente el agua a la entrada, salida y también en las aguas de rechazo del equipo de ósmosis inversa.

La detección y cuantificación periódica de arsénico es realizada en muchos centros urbanos, utilizando absorción atómica. Sin embargo, esta tecnología presenta algunos inconvenientes: no es accesible para las pequeñas comunas y municipios, por lo que requiere un traslado de las muestras que pueden sufrir modificaciones.

En este contexto, los investigadores buscaron un método más económico y fácil de utilizar en pequeñas poblaciones del campo que detecte hasta 20 microgramos de arsénico por litro. El equipo buscó remozar la técnica antigua y darle características superadoras al momento de detectar bajas cantidades de arsénico. “Poder desarrollar un método más simple y adaptar un equipo para que pueda llevarse al campo permite hacer las mediciones en el lugar y asegura una mayor continuidad de esos controles”, afirman.

El proyecto posee dos aspectos a destacar: la determinación espectrofotométrica de arsénico mediante el “método del azul de molibdeno modificado”, y el estudio de los posibles interferentes presentes en las aguas de pozo. De esta manera, se pueden realizar ensayos periódicos a muy bajo costo y sin necesidad de remitir las muestras a los centros urbanos donde se encuentran instalados los equipos de alta complejidad para la determinación de este contaminante.

Los beneficiados, en principio, serían las empresas que se dedican al tratamiento de agua mediante la utilización de equipos de filtración y potabilización de agua por ósmosis inversa. Los destinatarios indirectos de este proyecto son las comunas y municipios de zonas rurales. “El monitoreo periódico de la concentración de arsénico conduce a optimizar las variables operacionales de los equipos de ósmosis inversa, con el fin de obtener suficiente cantidad de agua libre de arsénico y, a su vez, bajos volúmenes de agua de rechazo”, expresan los investigadores.

La segunda parte del proyecto aborda un problema que, hasta el momento, no se resolvió convenientemente: la disposición de las aguas de rechazo, que después del proceso de ósmosis contienen los contaminantes concentrados y, por lo tanto, no pueden regresar a las napas ni tampoco utilizarse como agua de riego, sin tratamiento previo, ya que originaría un problema de contaminación a futuro.

En el marco de este proyecto, el grupo se dedica a la depuración de estas aguas con biopolímeros naturales mediante procesos continuos. Actualmente está focalizado en la optimización de esta metodología y recibió el apoyo financiero de la Secretaría de Vinculación Tecnológica y Desarrollo Productivo de la UNR y del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Provincia de Santa Fe.

Victoria Arrabal
Universidad Nacional de Rosario

Secretaría de Comunicación y medios Dirección de Prensa
vicarrabal@hotmail.com
www.unr.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Nanopartículas de óxido para el tratamiento de enfermedades genéticas
Semillas ancestrales en panes más sanos y nutritivos
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
NOVEDADES
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
Fluoruro en aguas de consumo

Fluoruro en aguas de consumo

Debido a la variedad climática, las poblaciones de las zonas rurales de la provincia de Santiago del Estero están sometidas al consumo de aguas ...

Nuevas formas de hacer queso

Nuevas formas de hacer queso

En el Laboratorio de Alimentos de la UNNOBA desarrollan un queso a partir de un coagulante vegetal. La meta es lograr un sabor distintivo a partir de ...

EcoCiencia
Cuidar el agua es clave

Cuidar el agua es clave

A raíz de la bajante extraordinaria del río Paraná, un equipo de investigadoras de la UNR realizó un informe sobre el consumo responsable de agua en ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados