Nota

Universidad Nacional de Córdoba - Rectorado

22 de Diciembre de 2014 | 4 ′ 20 ′′

En los próximos meses, como cada 11 años, el Sol invertirá su polaridad

En los próximos meses se producirá este fenómeno que los astrónomos estudian desde mediados del siglo XIX y que se manifiesta, entre otros indicadores, a través del aumento o disminución de las manchas solares observables en la superficie de nuestra estrella. Mayor cantidad de erupciones de partículas cargadas y tormentas magnéticas son algunos de los efectos que el fenómeno puede provocar en la Tierra.

Imagen: NASA / Solar Dynamics Observatory

Al igual que la Tierra, el Sol posee un campo magnético con polos opuestos. Sin embargo, a diferencia de nuestro planeta, el Sol invierte su polaridad cada 11 años, es decir, que tiene una periodicidad. Este fenómeno implica que los campos magnéticos polares del astro solar se debiliten hasta desaparecer para luego volver a surgir con la polaridad opuesta.

Este debilitamiento está cercano a llegar a cero en los próximos tres meses, mientras que la recuperación de la polaridad se producirá a lo largo de los próximos años. Este fenómeno fue estudiado a mediados del siglo XIX por el astrónomo suizo Johann Rudolf Wolf, quien analizó el número de manchas solares. Este científico elaboró un registro de este fenómeno desde 1745 en adelante, gracias a una reconstrucción histórica basada en las anotaciones de los astrónomos de la época.

“La manifestación más directa de la actividad magnética del Sol son las manchas solares. El número de manchas aumenta y vuelve a disminuir, cumpliendo un ciclo de once años también” explicó a Argentina Investiga Andrea Costa, física e investigadora del Instituto de Astronomía Teórica y Experimental de doble dependencia Universidad Nacional de Córdoba (UNC) - Conicet.

De esta manera, la astrónoma señala que los datos con que se analizan estos períodos solares se obtienen mediante la observación del Sol, contabilizando el número de manchas a lo largo del ciclo. “También mediante estudios empíricos indirectos, realizados en la Tierra, que permiten estimar la actividad magnética de la estrella desde nuestro planeta”, agrega.

Uno de esos estudios indirectos consiste en registrar la variación que presentan los anillos de crecimiento de los árboles y comparar unos con otros. “Este crecimiento es más o menos importante, dependiendo de la mayor o menor actividad solar”, puntualiza Costa.

Cambio de polaridad, ¿efectos sobre el Sistema Solar?

Consultada acerca de qué ocurre con la Tierra y el resto de los planetas que integran el Sistema Solar durante este proceso de inversión de la polaridad, Costa afirma que la dinámica orbital de estos planetas no se ve afectada por la actividad magnética del sol. Una cosa es el movimiento de los planetas que está asociado a la existencia de la gravedad y otra muy diferente son los efectos debidos al magnetismo solar.

No obstante, aclara que la intensidad de la actividad del Sol, a lo largo de estos períodos de 11 años, sí puede tener otros efectos en nuestra vida cotidiana. “En época de máximo solar hay mayor actividad y, eventualmente, ésta repercute en la Tierra en el sentido que hay más erupciones de partículas cargadas y tormentas magnéticas. Es decir, mayor intensidad de la radiación y eyecciones de partículas de la corona solar –la capa más externa del Sol–, algunas de las cuales pueden alcanzar la Tierra. Si esta actividad es muy intensa, y logra traspasar el escudo terrestre que ofrece el campo magnético de la Tierra, pueden verse afectados los sistemas electrónicos de satélites o la red eléctrica interconectada de regiones de alta latitud”.

Costa precisa que estos efectos siempre existieron, pero que la mayor dependencia tecnológica actual hace que las repercusiones del magnetismo solar sobre los circuitos eléctricos y electrónicos sean detectadas con mayor frecuencia. “También ocurre que, en la actualidad, tenemos acceso a imágenes satelitales de gran resolución. Estas imágenes y videos –obtenidos con telescopios especiales de última generación– nos muestran fenómenos muy energéticos y dinámicos que hasta hace poco eran desconocidos. Esto contrasta bastante con la imagen relativamente apacible que tenemos del Sol”, añade la científica.

Eliana Piemonte
Andrés Fernández
Mariana Mendoza
Universidad Nacional de Córdoba

Prosecretaría de Comunicación Institucional
comunicacion@rectorado.unc.edu.ar
www.unc.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Modelos matemáticos: desde lo abstracto hasta su aplicabilidad
Durante la última década crecieron los episodios de consumo excesivo de alcohol en la Argentina
Hacia un uso sustentable de las tierras en la producción agrícola
NOVEDADES
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
EcoCiencia
Cuidar el agua es clave

Cuidar el agua es clave

A raíz de la bajante extraordinaria del río Paraná, un equipo de investigadoras de la UNR realizó un informe sobre el consumo responsable de agua en ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Desarrollan nanopartículas para el tratamiento de enfermedades genéticas
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados