Nota

Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires - Escuela de Ciencias Agrarias, Naturales y Ambiantales

07 de Mayo de 2012 | 4 ′ 42 ′′

Fertilización para la productividad de cultivos de soja

Largos años de agricultura extractiva, es decir, extracción de nutrientes de los suelos sin su debida reposición, condujeron a un profundo empobrecimiento de la fertilidad de la tierra. Un proyecto de investigación apunta a lograr un mejor aprovechamiento de los fertilizantes evitando la toxicidad, dado que si la fertilización no se lleva a cabo correctamente, puede ser perjudicial y provocar la muerte de las plántulas.

El doctor Omar Bazzigalupi dirige la investigación.

El deterioro de la fertilidad de las tierras obliga al empleo de fertilizantes para lograr productividad. Con cada cosecha, se extraen del suelo nutrientes claves para los cultivos que no son repuestos en forma adecuada por fertilización química, lo que equivale a un empobrecimiento constante de la materia orgánica y significa un “subsidio” por parte de la tierra a los “productores y al país”, tal como lo expresó el director del Instituto de Suelos de INTA Castelar, Roberto Casas.

Es por esto que un proyecto de investigación que encabeza el doctor Omar Bazzigalupi, apunta a sondear los efectos de la fertilización localizada aplicada a la siembra sobre la germinación de la semilla y la emergencia de plántulas para contribuir al desarrollo de sistemas de siembra que mejoren la eficiencia de implantación del cultivo de soja.

Ya en 2008, un informe de la dirección nacional de Ordenamiento ambiental y Conservación de la biodiversidad, dependiente de la secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, alertaba: “El crecimiento económico de la agricultura ocurre a costa del empobrecimiento del recurso suelo. Las mayores extracciones de fósforo se registran hoy en el noroeste de Córdoba, el sur de Santiago del Estero, sur de Santa Fe y todo el norte bonaerense”.

En términos económicos, la no reposición química de los nutrientes de la tierra significa una “contribución” de ésta de aproximadamente U$S 3.300 millones al año. De acuerdo a cálculos del INTA, por ejemplo en el ciclo 2006/2007, la cosecha de granos fue de 91 millones de toneladas, con las cuales se extrajeron 3,5 millones de toneladas de nutrientes.

Pero la reposición artificial fue de tan sólo 1,2 millones de toneladas, o sea, un 34,5% de promedio. Los 2,3 millones de toneladas de nutrientes que no se devuelven a la tierra, además de significar un subsidio millonario, dejan entrever una concepción cortoplacista y extractiva por parte de los productores.

“El cultivo de soja extrae nutrientes del suelo que si no son repuestos adecuadamente afectarán los rendimientos. Durante muchos años se sembró sin fertilizar, con cultivares de menores potenciales de rendimiento que no acusaban estas deficiencias” explicó Bazzigalupi a InfoUniversidades.

Sin embargo, “hoy, los suelos con muchos años de agricultura extractiva acusan estas deficiencias, que obligan a realizar fertilizaciones para obtener los rendimientos más cercanos a los potenciales”, continuó el investigador.

Del proyecto de investigación se desprende que, ante las deficiencias nutricionales de los suelos, la fertilización realizada en oportunidad de la siembra permite un mejor desarrollo inicial de las plántulas, pero también puede ser perjudicial si no se aplican correctamente, porque pueden provocar problemas de toxicidad y, ocasionalmente, muerte de plántulas.

Para el ingeniero agrónomo, entonces, la fuente y dosis del producto aplicado, la ubicación del fertilizante respecto de la semilla, su calidad y las propiedades del suelo son factores determinantes de la eficacia de la aplicación. “Lo ideal es que la plántula pueda recibir los nutrientes sin efectos tóxicos desde su etapa de crecimiento inicial; se trata de evitar la toxicidad y lograr el mejor aprovechamiento del fertilizante para el crecimiento inicial de las plántulas de soja”, remarcó Bazzigalupi.

Entre las hipótesis de trabajo se destacan, la posibilidad de aplicar la fertilización fosforada a la siembra de manera eficaz y eficiente cuando se controlan los riesgos de toxicidad, así como la variabilidad de los efectos de los fertilizantes de acuerdo a la calidad genética, física y fisiológica de la semilla.

Llevado a cabo en las instalaciones de INTA Pergamino y en el marco de la Unidad Integrada UNNOBA-INTA, la finalización del proyecto aportará -además de una valiosa experiencia para los alumnos que trabajan en él-, la transferencia y el aporte de conocimientos a otros sectores de la producción como de la comunidad científica.

“Se pretende producir información que contribuya al diseño de sistemas de siembra eficaces y eficientes para lograr la implantación rápida y uniforme del cultivo de soja”, finalizó Bazzigalupi.

Ana Sagastume
Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires

Dirección de Comunicación Institucional
comunicacion@unnoba.edu.ar
www.unnoba.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
El transporte y la movilidad, los grandes desafíos urbanos del siglo XXI
Investigadores analizan la restauración de los bosques de tala en la provincia de Buenos Aires
Elevada vulnerabilidad social y sanitaria en feminidades trans y travestis de Córdoba
Inteligencia artificial para prevenir fallas en gasoductos
Ferroviarios: la historia recuperada de una tarea colectiva
Enología sustentable: buscan emplear los sarmientos de poda en la elaboración de los vinos
NOVEDADES
Crean un kit para convertir una moto a combustión en eléctrica
Diez especies de aves de Río Cuarto se benefician por el manejo orgánico
Crearon un cuero ecológico a base de hongos Reishi
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Kit de riego automatizado que busca promover la soberanía alimentaria
NOTAS ACADÉMICAS
Fray Mamerto Esquiú, beato y defensor de la Constitución de 1853
Diseño gráfico: el valor de la profesión y su importancia histórica
La UNC forma parte del proyecto astronómico “Salta ventana al universo”
La participación política femenina en Córdoba, más allá de la historia escrita en masculino
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías

PALABRAS CLAVES
biodiversidad
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados