Nota

Universidad Nacional de Lomas de Zamora - Facultad de Ingeniería

27 de Abril de 2009 |

Las altas temperaturas mejoran la resistencia del acero

Sometido a temperaturas que llegan a los 600º, el acero se mantiene, resiste y persiste en su dureza. Pero al oxidarse, como si buscara protegerse, genera una capa tan estable que aumenta su resistencia al desgaste. Esa es una de las conclusiones a las que arribaron investigadores de la UNLZ, que desde hace 4 años trabajan con materiales de acero para herramientas.
Las altas temperaturas mejoran la resistencia del acero

La temperatura se eleva cada vez más y supera los 500 grados; llega a los 600. Y allí se encuentra en su estado óptimo. El acero se mantiene, resiste y persiste en su dureza. Pero al oxidarse, como si buscara protegerse, genera una capa tan estable que mejora la resistencia al desgaste. Esta es una de las conclusiones a las que arribó Agustín Gualdo, uno de los integrantes del grupo multi institucional de soldadura que lleva adelante una investigación sobre un acero para herramientas mediante proceso de desgaste.

“Durante los ensayos estipulamos que la estabilidad que tiene la capa de oxígeno bajo determinadas condiciones era mucho mejor que la esperada. Esto se encontró luego de trabajar durante cuatro años con este material”, explica Gualdo a InfoUniversidades.

El proceso para trabajar los materiales consta de varios estadios: “Al conseguir el consumible, se lo suelda, se procesa, se corta y una vez con la probeta, se da lugar al ensayo. A partir de eso se hace la caracterización, que es una parte muy importante”. Pero el trabajo no termina allí, ya que el material va sufriendo modificaciones para ver la respuesta de sus propiedades y sus comportamientos a mayor o menor aporte. “Las modificaciones se pueden realizar por tratamientos térmicos o algún tratamiento por plasma, lo que puede llevar a un cambio en las variables. A partir de esto se modifican las características microestructurales, lo que tiene consecuencias en las propiedades. A partir de allí se arma el modelo” afirma el investigador.

En busca de optimizar las características de este acero de última generación, Gualdo trabajó durante cuatro años con la composición química buscando nuevas transformaciones o cambios dentro de la microestructura. El especialista explica que “es el material mismo el que se oxida por el oxígeno y genera su propia capa, lo que provoca una mejor resistencia al desgaste. Eso no lo esperábamos”.

El ingeniero trabajó con los precipitados dentro de la microestructura de este material, que por su carácter de “multicomponente”, con infinidad de aliados, provoca que cada composición química sea una nueva oportunidad de evolución. “Los precipitados son los que le dan una buena respuesta a temperaturas elevadas, aunque si se manejara en frío podría tener resultados adversos”, sostiene el investigador y aclara que según el tamaño de los precipitados pueden generarse repercusiones a nivel mecánico: “Si son muy grandes, las propiedades mecánicas no son buenas. Pero si son pequeños y bajo ciertas condiciones favorecen al proceso de oxidación”. Los resultados obtenidos luego de la investigación práctica servirán “para mejorar el nivel académico”, cerró Gualdo.

Noelí Cristti
Julián López
Ramiro Arce
Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Comunicación Institucional
unlzprensa@gmail.com
www.unlz.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Modelos matemáticos: desde lo abstracto hasta su aplicabilidad
Durante la última década crecieron los episodios de consumo excesivo de alcohol en la Argentina
Hacia un uso sustentable de las tierras en la producción agrícola
NOVEDADES
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
Desarrollan nanopartículas para el tratamiento de enfermedades genéticas
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados