Nota

Universidad de Buenos Aires - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales

10 de Junio de 2013 | 5 ′ 32 ′′

Una proteína que resiste a las sequías

Es aparentemente multifacética, andariega dentro de la célula vegetal, y sólo es posible verla con microscopía de avanzada. Se trata de una proteína llamada ASR, que otorga resistencia a la sequía. Su eficacia ya fue probada al introducirla en plantas como el maíz y el arroz. Según los investigadores, esta proteína “vedette” entra en escena cuando la planta está en una situación límite de sequedad que pone en juego su supervivencia.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales detectaron que una proteína llamada ASR, permite a las plantas soportar mejor situaciones adversas como la escasez de agua. Luego de comprobar su resistencia a la sequía, los investigadores detectaron una actividad curiosa, poco frecuente, que les llamó la atención. “En una imagen al microscopio de una célula vegetal, lo habitual es observar esa familia de proteínas en el núcleo. Para nuestra sorpresa, la vimos en el citoplasma, y muy abundante”, indicó a Argentina Investiga Norberto Iusem, director del estudio y quien la bautizó “ASR”, sigla en inglés que remite a la regulación hormonal y presencia también en fruto maduro.

Cuando Iusem se detuvo en ella, era una total desconocida. “Me atrajo -relata- porque era muy abundante y no se sabía para qué servía. Originalmente, se encontró en el tomate; luego se vio que estaba presente en todas las plantas, menos en Arabidopsis, que se usa como planta modelo en investigación”. Desde entonces y hasta hoy, muchos investigadores en todo el mundo la han tenido en la mira.

“En la actualidad está probado que pertenece a una familia de proteínas que interviene ante situaciones de escasez de agua. Uno de sus miembros existe en una variedad de tomate, Lycoperson chilense, que se halla de pie en una zona tan árida como el desierto de Atacama, en Chile. En este contexto, ya hay laboratorios que generaron plantas transgénicas, es decir, con el gen que codifica esta proteína, y observaron que toleran situaciones adversas, de estrés, como la sequía”, indica Iusem.

“Rara como encendida”

Miles de células dan vida a una planta, y explorar qué ocurre en su interior es un imán, casi una obsesión para estos científicos. “Yo miro las hojas y las raíces porque allí está esta proteína con sus distintas variantes. Especialmente en la raíz es donde se detecta la señal primaria de escasez de agua”, describe el especialista del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIByNE-Conicet).

Como las plantas no se mueven, bajo tierra avanzan como pueden mediante sus raíces a modo de tentáculos, en pos de nutrientes y agua. Cuando no los encuentran, un sistema vascular permite que una señal viaje hasta órganos más lejanos para desarrollar supervivencia. “Los cactus -ejemplifica- tienen una capacidad de reserva de agua asombrosa; están de pie a pesar de que hace meses que no llueve”. Entre los recursos que guardan las plantas, los científicos encontraron que ASR se hace notar más cuando las lluvias son esquivas. El gen que codifica esta proteína no presenta mayor actividad en especies que habitan zonas selváticas con abundante precipitación y, en cambio, se enciende o se activa en ambientes secos. “También, hace un par de años, descubrimos que en regiones del Perú, donde hay mayor variedad climática durante el año, hay más diversidad genética a nivel poblacional relacionada con esta familia de proteínas en el tomate peruano”, comenta Iusem.

Si bien diversas investigaciones en otros laboratorios desnudaron qué ocurre con esta proteína en varias especies vegetales, un reciente estudio de este grupo local publicado en la revista “PLoS One” descubrió que es más extraña de lo que imaginaban. “Lo curioso es verla en el citoplasma de la célula, porque no es lo habitual para este tipo de proteína, que es un factor de transcripción de genes, es decir, se supone que tiene un rol protagónico en el núcleo. Ahora reflexionamos sobre eso y creemos que debe cumplir también alguna función en el citoplasma”, enfatiza Iusem, quien dirigió esta investigación en la que participaron Martiniano Ricardi, Francisco Guaimas, Rodrigo González, Hernán Burrieza, María López-Fernández, Elizabeth Jares-Erijman y José Estévez.

Esta novedad es “muy atrayente”, consideran, mientras se concentran en buscar cuál será su función en el citoplasma. Una de las hipótesis que sugieren es que actúe como “chaperona”, es decir, que acompañe a otras moléculas para asegurar que todo en la célula salga sin mayores sobresaltos. “Suponemos -indica- que ASR ayuda a plegarse a otras proteínas, de manera que adopten la conformación correcta en el espacio”, y no cometan errores en sus posibles combinaciones de forma, dado que esta “vedette” entra en escena cuando la planta está en una situación límite, de sequedad, que pone en juego su supervivencia. Es decir, no es un buen momento para equivocarse.

Con nuevos interrogantes por responder, Iusem insiste en obtener más información sobre ASR. “Cuanto más conozcamos cómo funciona esta proteína en la célula, podremos comprender la respuesta global que monta la planta para resistir sequías y, eventualmente, lograr aumentar el rendimiento de cultivos en condiciones climáticas desfavorables”, concluye.

Martín Cagliani
Universidad de Buenos Aires

Comunicación – Divulgación Científica Secretaría de Relaciones Institucionales, Cultura y Comunicación
mcagliani@rec.uba.ar
www.uba.ar


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad

PALABRAS CLAVES
proteína
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados