Nota

Universidad Nacional de La Pampa - Facultad de Agronomía

18 de Junio de 2009 |

Carne, leche y trigo desplazados hacia el oeste provincial

La Pampa tiene fama de provincia agroganadera, pero tres de sus productos claves se quedan a mitad de camino en el largo periplo que los lleva desde la extensa llanura hasta las góndolas. Una investigadora reconstruyó los perfiles de las tres cadenas alimentarias y detectó los “cuellos de botella” que impiden que su producción llegue a nuevos mercados. El estudio reveló, entre otros resultados, que la carne es la cadena mejor posicionada en el nivel primario, mientras que el trigo es el menos favorecido en la tabla de posiciones. La autora asegura que el análisis “es una herramienta para políticas públicas y privadas”.
Carne, leche y trigo desplazados hacia el oeste provincial

Tiene fama de provincia agroganadera, pero tres de sus productos claves se quedan a mitad de camino, en el extenso periplo que los lleva desde la extensa llanura hasta las góndolas. “La capacidad ociosa y las limitaciones en el desarrollo tecnológico de las cadenas de la carne, la leche y el trigo en La Pampa afectan su posicionamiento en términos de competencia”, explica a InfoUniversidades la investigadora María Gabriela Iturrioz, al repasar algunos de los puntos centrales de su tesis de maestría en Economía Agroalimentaria.

El estudio se realizó en la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Estación Experimental del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de la localidad bonaerense.

Paso a paso

“Adoptamos una metodología que nos permitió explorar todo el sistema; desde la producción primaria, hasta su comercialización, a través de las tres cadenas alimentarias”, explica Iturrioz. Su enfoque analiza desde la problemática del chacarero, pasando por los intermediarios -las industrias de primera y segunda transformación, los sectores mayoristas y minoristas- hasta llegar al consumidor. En cada nivel fue necesario hacer un relevamiento documental, una cuantificación de los actores que intervienen y localizar el espacio geográfico de la actividad. De un escalón a otro, el producto gana valor agregado y se da un flujo informativo y económico.

Antes de sentarse a trabajar, fue necesario reunir los datos y, en la mayoría de los casos, generarlos, porque no había estudios previos sobre el tema o respondían a variables nacionales. Los esfuerzos no se limitaron a La Pampa, también hubo que salir a buscar la información correspondiente a las provincias con las que se iba a comparar el posicionamiento competitivo de la carne, la leche y el trigo: Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos y Corrientes. Luego, se armaron indicadores para poder contrastar los datos de cada lugar y se chequearon los factores críticos detectados en cada uno. Estos referentes permitieron establecer un ordenamiento de acuerdo a su importancia.

Los perfiles

De este modo se conocieron las desventajas que tenía cada circuito productivo. La carne resultó ser la cadena mejor posicionada en el nivel primario, pero su industria presenta una alta capacidad ociosa. De los ocho frigoríficos del territorio pampeano, sólo uno accede a la exportación. La leche se encuentra en una situación intermedia. “Hay muchos planes gubernamentales para promover la actividad porque se sabe que en ninguno de sus eslabones le resulta fácil competir: se le paga muy poco al productor y su ganancia es mínima”.

La cuenca lechera se halla en la periferia del país. En la provincia hay 23 industrias lácteas, con buena parte de sus recursos tecnológicos desaprovechados. “Muchas de ellas producen quesos para la Patagonia, donde han dado con un mercado específico; es decir, encontraron una salida a una situación negativa inicial”. La sorpresa de este estudio fue el trigo, que aparece como el menos favorecido en esta tabla de posiciones. “Nadie lo imaginaba”, dice Iturrioz. La idea de que la agricultura está muy desarrollada y de que “para qué la vamos a apoyar” está muy instalada, advierte la investigadora. “La realidad es que el productor triguero no adopta algunas tecnologías y, al estar en zonas bastante marginales, los rendimientos varían muchísimo, con indicadores negativos y positivos alternativamente, y no es bueno”.

A nivel primario, el balance exhibe números rojos. Lo mismo sucede cuando se pasa a la instancia de industrialización porque no se adoptan fertilizantes y la harina es de baja calidad y de escaso mercado. La conclusión es significativa si se toma en cuenta que, de acuerdo al último censo nacional agropecuario, hay 2.766 productores trigueros en La Pampa.

Sentarse a conversar

Los resultados son, en general, negativos porque la comparación se estableció con las provincias más fuertes en cada cadena. Iturrioz advierte: “Cuando se analiza la inserción en nuevos mercados, la ubicación geográfica no es importante porque muchas industrias supieron generar sus nichos, que les permitieron salir de la coyuntura del ‘estar lejos’”. Más preocupante que la distancia resulta el despliegue de las oleaginosas sobre los campos, ya que las tres cadenas se ven desplazadas hacia el oeste, que es la zona menos productiva. Al chacarero, que trabaja con girasol o maní, le dan más rédito, pero cuando se cosecha soja la tierra no sirve para pastoreo y no se puede tener vacas.

Este enfoque constituye un aporte para la detección de esos “cuellos de botella”, así como para el diseño de políticas públicas y privadas. “Falta mucho trabajo y sentar en la mesa a todos, algo que es muy difícil y en algunas cadenas más que en otras”, concluye la investigadora.

Carne, leche y trigo desplazados hacia el oeste provincial

Cadenas alimentarias en La Pampa

Producción Periodística:
Carolina Andreotti

Responsable Institucional:
Mariano Pineda
Universidad Nacional de La Pampa

Departamento de Comunicación Científica - Prosecretaría de Comunicación Institucional
comcientifica@unlpam.edu.ar
www.unlpam.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Trazabilidad agropecuaria: tecnologías digitales basadas en la eficiencia de costos bajo un enfoque económico financiero
Graduados de Sistemas diseñan una app para ubicar tortugas atrapadas en redes de pesca
Crean una herramienta que visualiza evidencia delictiva de WhatsApp
Enfermedades transmitidas por vectores: qué hacen los investigadores mendocinos frente a ese desafío
Microplásticos en suelos de huertas
Publicación sobre terapia ocupacional y salud mental: Memorias de una profesión feminizada
NOVEDADES
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
Peróxido: logran sintetizar una de las sustancias más usadas en explosivos
Laboratorio de bioseguridad en el ámbito universitario
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
El árbol autóctono “sangre de drago” tendría propiedades antimicrobianas
Investigadores de la UNLP avanzan con la exploración de la tumba de Amenmose en Egipto
Un viaje al centro de la Tierra
Cine "Lazos de vida"-UNCuyo.
Becas Progresar Nivel Superior y Progresar Enfermería-UNDAV.
NOTAS ACADÉMICAS
“Hacer ciencia desde Quilmes es una propuesta rebelde frente al estigma de los medios”
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad


logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X