Nota

Universidad de Flores - Facultad de Planeamiento

07 de Enero de 2019 | 8 ′ 44 ′′

Claves para pisar firme en el ciclo terciario

Con base en arquitectura pero también aplicable a otras carreras, una red interuniversitaria propone métodos para suplir las carencias que los alumnos ingresantes acarrean desde la escuela media.
Claves para pisar firme en el ciclo terciario

Todo cambio lleva consigo un proceso de adaptación. En el caso de la transmisión y construcción de saberes durante los ciclos lectivos, si bien no suele haber mayores inconvenientes en el paso del jardín de infantes a la escuela primaria y, posteriormente, de ésta a la secundaria, es en el ingreso a la universidad donde puede quedar expuesta la ausencia de un sustrato, un background como suele decirse, para asimilar nuevos conocimientos. Según un grupo de investigadores encabezados por el arquitecto Edelmiro Speranza, vicedecano de la Facultad de Planeamiento Socio Ambiental de la Universidad de Flores, los alumnos llegan a la educación superior, en términos generales, sin una profunda y acabada capacidad de conceptualización y síntesis previamente adquiridas.

Atentos a estas carencias, y en virtud de investigaciones que se desarrollan desde años atrás en la Universidad de Buenos Aires y replicadas en diversas universidades del país y el extranjero, los especialistas formaron la Red Interuniversitaria Internacional Revitalizadora del Currículo Universitario (UnivRed), cuyo objetivo es acompañar a los estudiantes y docentes universitarios en ese periodo de transición. Si bien su campo de acción es la arquitectura, sus técnicas de trabajo tienden a generar metodologías aplicables a otras disciplinas. La UnivRed es dirigida desde UFLO y representada por integrantes de las universidades nacionales como UBA, La Rioja, Mar del Plata, junto a la Universidad de Mendoza, por el lado local; y las de Asunción (Paraguay), Técnico Federico Santa María de Valparaíso (Chile), Federativa de Rio Grande do Sul (Brasil) y originalmente de Porto-Portugal y Politécnica de Valencia (España), por el lado internacional (aunque posteriormente estas dos últimas han discontinuado su participación).

Según Speranza, líder de la red, profesor de la Carrera Docente de FADU-UBA y profesor titular del Área Proyectual del CBC, estas falencias provienen de una “estructura educativa enciclopedista” característica de varios colegios. “Los alumnos –afirma– egresan sin una conceptualización de la problemática planteada, con cierta carencia en abstracción, simbolismo y síntesis. Esto deriva en inconvenientes al momento de pensar el proyecto. No me refiero exclusivamente a un proyecto de arquitectura sino a todos los niveles de la vida, puesto que el hombre proyecta todo. Si uno no tiene una capacidad de abstracción adquirida en los estratos anteriores de su formación, toda esa responsabilidad luego es asumida por la universidad, lo cual no es lo correcto, ya que se dedica tiempo que va en desmedro de la producción en asignaturas para las especificidades de la disciplina universitaria que el alumno cursa”, señala.

Para identificar estas grietas, y como aplicación del método que el grupo de investigadores propone, Speranza suele sorprender a sus alumnos de arquitectura con preguntas extrapoladas de las disciplinas más diversas como la música, las matemáticas o la historia. “En el caso de la música, utilizar un monumento histórico como la quinta sinfonía de Beethoven es un ejemplo maravilloso para explicar conceptos tan importantes como la utilización de la ‘célula temática’ o el de ‘repetición’, al momento de volcar ideas al proyectar. O en el caso de la historia, yo les decía: ‘Ustedes van a ser arquitectos o urbanistas, ¿pero saben por qué se fundó Buenos Aires?’. Se acordaban de que en la escuela escucharon hablar del mercado de mulas de Salta o de la aduana seca de Córdoba, pero no sabían qué significaban. Entonces, una forma de mostrar análisis crítico relacional sería aclarar que se generaron por el recorrido del tráfico de metales preciosos del Potosí y sacarlos por un puerto seguro, por lo que surgió la necesidad de una ciudad que lo contuviera, que fue Buenos Aires”.

La tarea de la UnivRed pretende poner en crisis el sistema tradicional de enseñanza, aplicando consideraciones como el desarrollo de la práctica previa a toda teorización (práctica-teoría-práctica) e invirtiendo los esquemas. En las pedagogías y didácticas a desarrollar, el grupo pone en juego distintas dimensiones según procedencia del estudiante (social, económica, geográfica, sin agotarse en ellas), como así también planteos de la “dialéctica entre lo deseado y lo posible”, donde el concepto de error es suplido por un reconocimiento de “experiencia realizada”.

En función de esto, el grupo realiza múltiples seminarios y talleres por instituciones educativas, destinados tanto a docentes como alumnos. En esos encuentros, el grupo hace hincapié en tres ejes pedagógicos. Uno de ellos es la transposición de la objetivación a la subjetivación. “No nos interesa tanto el objeto que produce el alumno como el sujeto productor; ver qué pasa por su mente y no corregir solamente el trabajo. Claro que el trabajo es evaluado, lo corregimos, pero en ese momento vemos lo que está haciendo. Y escuchando sus palabras también estoy leyendo su mensaje, sus conceptos”, sostiene el investigador.

“Entonces –señala Speranza–, el segundo paso tiene que ver con la lingüística, es decir, que el alumno sepa armar un discurso explicativo del planteo que hace. En general leen poco, lo que genera una reducción lingüística-terminológica muy grande. Y un tercer elemento es la evaluación: si yo pienso lo de la trasposición de la objetivación a la subjetivación, cuando evalúo a un estudiante trabajamos sobre el concepto de juzgar. El docente se convierte en juez”. Pone, como ejemplo, el caso de la materia Diseño, en la carrera de Arquitectura, que es práctica y anual, donde el alumno tiene una entrega final. “Esto es enciclopedismo puro: los alumnos entregan una pila de carpetas, el docente se las lleva y les da la nota después de un proceso, a solas, de evaluación. Eso es analizar el objeto. A nosotros nos interesa que el proceso de corrección se dé durante todo el año”, agrega el arquitecto. La Red propone que la evaluación comience con el análisis de la consigna y se haga un seguimiento permanente (por ejemplo, con “colgatinas” de trabajos todos los días), permitiendo el intercambio de ideas entre docente y alumnos.

Si bien el proyecto hace pie en la arquitectura, su finalidad es trabajar en pos de la multidisciplinaridad, aunque el investigador reconoce que encontró algunas reticencias al intentar aplicar su metodología en otras áreas. “En un congreso en la UBA donde se discutía la enseñanza en la escuela media, presentamos nuestra ponencia ante profesores universitarios y secundarios. Cuando planteé la problemática, me decían: ‘¿Qué sabes vos de lo que yo hago en mi escuela?’. Y en realidad no estaba criticando a nadie en particular, sólo me estaba refiriendo al material humano que recibía, ya que el cien por ciento de los ingresantes a la universidad es producto de la escuela media. Lo que planteamos es generar apertura mental, pensamiento dialéctico, aptitud crítica”, dice Speranza. Según el investigador, estas falencias no son exclusivas de Argentina: “En Europa la escuela media es de muy buen nivel, aunque con características tecnocráticas: son muy fuertes en matemática y en historia, pero en términos de pensamiento dialéctico no superan nuestros niveles”.

Los recientes encuentros de la UnivRed abordaron los siguientes ejes: la aplicación de nuevas tecnologías en los análisis morfológicos durante el ciclo introductorio al área proyectual; la importancia del concepto de abstracción y su aplicación en la gestación de símbolos generadores de pregnancia en los proceso proyectuales; la aplicación del criterio de conceptualización en el proceso de diseño; y, por último, se introdujo el meta-proceso como análisis de su propio proceso. En la última jornada, realizada en la Universidad de Mendoza, se llevó a cabo un workshop con estudiantes de 2º y 5º curso, en el que hubo un ejercicio de cruces de trabajos entre estos dos niveles y posteriormente un trabajo colectivo donde se aplicaron las propuestas pedagógicas de la Red.

Alejadas del rigor metodológico de la didáctica y la pedagogía tradicionales, se trata, en definitiva, de claves para que el estudiante pueda navegar en ese océano, a veces turbulento, que es la universidad.

Hernán Cortés
Universidad de Flores

Departamento de Prensa
hernan.cortes@uflo.edu.ar
www.uflo.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
Arquitectura de la pospandemia

Arquitectura de la pospandemia

Miguel Ángel Vecino, docente e investigador de la UNNOBA, explica las nuevas prioridades para el diseño de espacios compartidos a partir de las ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados