Nota

Universidad Nacional del Sur - Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia

13 de Diciembre de 2010 |

Células madre del ojo tendrían potencial para tratar afecciones de la vista

Científicos del Instituto Nacional de Investigaciones Bioquímicas de Bahía Blanca (INIBIBB) buscan tratar afecciones de la vista a partir del empleo del potencial de las células madre. Estas células con capacidad para auto renovarse proliferan en respuesta al daño celular y podrían diseñarse tratamientos que utilicen las propias células del paciente afectado. Hasta el momento, han realizado ensayos con roedores, y no descartan que, en un futuro próximo, puedan replicarse exitosamente en seres humanos.

“Una gran variedad de enfermedades retinales afectan a diferentes estructuras del ojo, como la retinitis pigmentosa y la retinopatía del prematuro. Estas enfermedades provocan la muerte de las neuronas fotorreceptoras -las neuronas sensibles a la luz-, lo que lleva a la pérdida de la visión. Hasta el momento, no hay terapias efectivas disponibles para prevenir o revertir estas degeneraciones”, explica a InfoUniversidades la doctora Lorena German, docente de la UNS e investigadora del Conicet.

Sin embargo, investigaciones recientes demostraron que en la retina de los mamíferos existe un enorme potencial para la regeneración, donde ciertas células funcionan como “células madre”. Éstas, proliferan en respuesta al daño celular y al tratamiento con factores tróficos (moléculas que permiten la supervivencia de las neuronas), sugiriendo que son capaces de sufrir activación por sí mismas. Así, podrían diseñarse tratamientos que utilicen las propias células del paciente afectado.

Una célula madre es aquella que tiene capacidad de auto renovarse mediante divisiones para diferenciarse en distintos tipos celulares. De esta manera se producen células de tejidos funcionales y diferenciados. La mayoría de los tejidos de un individuo adulto posee una población específica propia de células madre, que permiten su renovación periódica o su regeneración cuando se produce algún daño.

“En las enfermedades neurodegenerativas, tanto en el ojo como en todo el sistema nervioso, la muerte neuronal se produce de una manera muy característica, denominada apoptosis, un tipo de muerte celular programada que puede llamarse ‘suicidio celular’”, señala el doctor Luis Politi, director del Laboratorio de Neurobiología de la Retina del INIBIBB. La apoptosis puede ocurrir, por ejemplo, cuando una célula se halla dañada y no tiene posibilidades de ser reparada, o cuando deja de ser útil al organismo. La “decisión” de iniciar la apoptosis puede provenir de la célula misma, del tejido circundante o de una reacción proveniente del sistema inmune.

“Durante los años que llevan nuestras investigaciones, encontramos determinadas moléculas que tienen actividad antiapoptótica, y consideramos que es un aporte interesante al conocimiento en este campo, ya que en la actualidad las enfermedades neurodegenerativas no tienen cura. Por eso, cualquier contribución que se haga para detener la apoptosis, una de las causas esenciales de las enfermedades neurodegenerativas, puede ser importante”, agrega el investigador.

En los últimos años, el equipo de científicos orientó sus esfuerzos a la utilización de agentes antiapoptóticos y células madre para detener la apoptosis y reemplazar las neuronas que murieron. “Lo que buscamos conocer es cómo las células madre pueden participar en la regeneración de neuronas del ojo. En las enfermedades neurodegenerativas del ojo, las terapias utilizadas están dirigidas a evitar que las neuronas mueran por apoptosis. Actualmente, también buscamos las ‘llaves’ que nos permitan reemplazarlas”, cuenta la investigadora.

Un tipo de células con las que trabajan son las llamadas “células del margen ciliar”, que es la zona del ojo ubicada en el borde periférico del iris. Las investigaciones se llevan a cabo con células de roedores in vitro e in vivo. Se busca inducir la proliferación controlada de estas células madre y promover su posterior diferenciación hacia un tipo de neurona en especial, para luego poder utilizarlas como reemplazo en la retina dañada, a través de un autotransplante, o en forma endógena, en el caso de los experimentos in vivo.

Según la científica, “existiría un gran potencial para la regeneración si esta flexibilidad del desarrollo pudiese ser manipulada con fines terapéuticos. Por eso, el proyecto propuso inducir el proceso de regeneración, para restaurar una retina funcional, en grados avanzados de afecciones como la retinitis pigmentosa y la retinopatía del prematuro”.

“Uno de los aspectos más interesantes del proyecto es que podría realizarse la reparación endógena del tejido afectado en el sujeto, por lo que no se realizaría un transplante, sino que las células madre del mismo individuo serían las que migrarían, se diferenciarían y repararían la zona afectada”, agrega la investigadora, quien aclaró que por ahora se trata de ciencia básica, aunque esperan que sus investigaciones puedan contribuir a desarrollar la base de futuros tratamientos.

“El problema de la investigación con células madre es que los científicos aún no tienen muy claro cómo controlarlas; por eso, la fase previa de adquisición de conocimiento sobre la biología de estas células es muy importante. Para aplicarlo en humanos, todavía falta generar más conocimientos y asegurar que no serán células perjudiciales. Cuando eso se logre -y no creo que falte mucho tiempo- será un avance extraordinario”, concluye Politi.

Marcelo C. Tedesco
Universidad Nacional del Sur

Dirección de Prensa y Ceremonial
prensa@uns.edu.ar
www.uns.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Causas y consecuencias del abandono de tierras agrícolas en el Valle Central de La Rioja
Analizan el hierro como material para implantes degradables y nanopartículas antibacterianas
Bacterias beneficiosas para prevenir y combatir enfermedades
El lago más profundo de América y el quinto del mundo está en la Patagonia argentina
Investigadores de la UB diseñan un modelo físico para controlar inundaciones
El cultivo de cobertura, una posible solución para cuidar nuestros suelos
NOVEDADES
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
Laboratorio de bioseguridad en el ámbito universitario
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
Origen y presente del bioarte

Origen y presente del bioarte

La tecnología nos actúa, nos habla, nos construye, y crea un mundo en el cual somos parte de la reproducción de la misma tecnología. Hasta el propio ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
Analizan la calidad alimentaria de embarazadas en barrios carenciados
NOTAS ACADÉMICAS
La participación política femenina en Córdoba, más allá de la historia escrita en masculino
Manejo ambiental y solidaridad

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados