Nota

Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Medicina

19 de Enero de 2009 |

Elevada oferta y consumo de psicofármacos

Las benzodiacepinas son medicamentos cuyo consumo está en aumento. Según un estudio de la Facultad de Medicina, aunque sólo son útiles en tratamientos a corto plazo porque desarrollan dependencia, estos fármacos presentan una oferta sobreabundante en el mercado nacional. Los científicos concluyeron que el creciente uso indebido deviene en una nociva tendencia hacia la medicalización de los problemas cotidianos y hasta de la vida misma.

El reciente estudio de la UNN pone en evidencia el alto número de presentaciones comerciales de las benzodiacepinas (BZD) que existen en el mercado farmacológico argentino, algo que no se corresponde con el limitado número de patologías para las que son indicadas.

Basado en el concepto de que todas las BZD presentan igual eficacia clínica, diferenciándose sólo en su farmacocinética, “no hay una justificación científica que avale la presencia de 20 benzodiacepinas y 642 presentaciones comerciales”, concluye el informe realizado por la cátedra de Farmacología de la Facultad de Medicina. Se revela además que en el año 2007 aparecieron en el mercado argentino 55 presentaciones comerciales.

La investigación advierte que las benzodiacepinas son fármacos sintomáticos que no modifican ni el curso ni el pronóstico de la enfermedad, no poseen efectos curativos propiamente dichos y sólo son útiles en tratamientos a corto plazo por su tendencia al desarrollo de dependencia, tanto psíquica como física, y tolerancia farmacológica.

Los investigadores César Ricardo Cucho Landauro, María Cruz y Mabel Valsecia explicaron a InfoUniversidades que se demuestra una “sobreindicación” de estos psicofármacos para pacientes que no lo requieren: “Se están medicalizando mucho los problemas cotidianos y hasta la vida misma, angustias y malestares que antes no pasaban de allí, hoy se medican. Ante la mínima molestia, la respuesta inmediata es tomarse un psicofármaco. Esto indica que el creciente uso indebido en Argentina se enmarca en un preocupante fenómeno actual de medicalización de la vida cotidiana”.

El informe también analizó las indicaciones terapéuticas anunciadas en los prospectos como las combinaciones, a fin de determinar lo que se conoce como “Valor intrínseco terapéutico potencial”. Así, la investigación releva 20 combinaciones encontradas de valor relativo, es decir que estas combinaciones son irracionales desde el punto de vista farmacológico al no tener el efecto adecuado. En tanto, 17 presentaciones fueron catalogadas como de “valor inaceptable” por carecer de estudios que demuestren eficacia. Los profesionales aclararon que en la actualidad existen recomendaciones, tanto de la OMS como de la Anmat, de no mezclar BZD con fármacos anoréxigenos, pero tal combinación es muy común en el mercado.

Las BZD conforman un grupo de psicofármacos cuya utilización en el mercado farmacológico mundial fue en aumento, comenzando en los años ‘50 y ‘60 al reemplazar a los barbitúricos en el tratamiento de la ansiedad y los trastornos del sueño. Gozaron su momento de gran esplendor debido a sus múltiples indicaciones y a las ventajas innegables que poseían para la abrumadora demanda de pacientes aquejados de trastornos de ansiedad que solicitaban en los centros de asistencia primaria un tratamiento eficaz, rápido y barato.

A partir de la primera BZD comercializada (el clordiazepóxido), se introdujo una BZD tras otra, como sustitutos “seguros”, que no producían adicción, pero, después de 30 años de prescripción abundante, su uso se redujo en países como Alemania, Inglaterra y Francia en la última década. La razón de este freno fue la demostración de efectos adversos debido a su extendida prescripción, así como a su uso prolongado.

“Actualmente, las BZD sólo deberían ser utilizadas para tratamientos de corta duración en casos psicopatológicos bien definidos y diagnosticados como la ansiedad severa generalizada, tratamiento del insomnio pertinaz patológico, ansiedad traumática generalizada o crisis de pánico, incapacitantes en este caso como opción de segunda línea”, consideran los investigadores, quienes forman parte de un proyecto de uso racional de medicamentos.

Producción Periodística:
José Goretta

Responsable Institucional:
Juan Monzón Gramajo
José Goretta
Universidad Nacional del Nordeste

Departamento de Comunicación Institucional
monzongramajo@gmail.com
www.unne.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Lesiones hepáticas inducidas por fármacos en Latinoamérica
Microplásticos en suelos de huertas
Dengue: La UNSL suma equipamiento para diagnósticos rápidos y de bajo costo
Químicos desarrollan prototipo de batería avanzada que podría usarse en el sector automotriz
Investigadoras estudian un nexo entre esterilidad masculina y VPH
Ensayan la eficacia antiinflamatoria y anticancerígena de especies autóctonas del Iberá
NOVEDADES
Pelos de vacas argentinas para crear baterías más sustentables
Trabajan en crear un dispositivo para identificar Clamidia y Gonorrea
El lagarto cordobés que cambia de color para mostrar sus habilidades de competencia
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS

La Salud como mercancía

En la salud, o en el campo de la salud, como prefieren llamarlo en el Instituto de Salud Colectiva (ISCO), hay intereses económicos en juego. “Uno de ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
Cursos 2024-UNR.
Curso de Asistente Administrativo de Farmacia-UNVM.
Diplomatura Universitaria en Secretariado Administrativo-UNVM.
Convocatoria abierta a las Becas Manuel Belgrano-UNSL.
Evento Conectando Talento Tech 2024-UAI.
NOTAS ACADÉMICAS
De máquinas de escribir a procesadores de textos
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad


logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X