Nota

Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Medicina

09 de Febrero de 2015 | 4 ′ 14 ′′

Presión ocular: detectan su aumento por acción del Sildenafil

Una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste comprobó, primero en ovejas y luego en humanos, un aumento de la presión ocular por la ingestión de Sildenafil, fármaco empleado en el tratamiento de la disfunción eréctil, pese a que en los prospectos no se indica como posible efecto secundario. Los especialistas también advirtieron acerca del descenso de la presión arterial como consecuencia de la administración de este medicamento.

El Sildenafil es un fármaco de uso cada vez mayor en todas las franjas de edad y que despertó el interés médico y científico justamente por el incremento marcado en su consumo. Este fármaco es inhibidor de una enzima, la fosfodiesterasa 5, que degrada a su vez un nucleótido cíclico, el guanosín monofosfato cíclico (GMPc), responsable de la vasodilatación en diferentes sectores del cuerpo, aquellos donde existe la Fosfodiesterasa 5. De esa manera, incrementa el flujo de sangre en el interior del pene, siendo un fármaco de elección para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista de la Asociación Internacional de Investigación Ocular (ISER), una de las más destacadas instituciones de oftalmología a nivel mundial.

Atento a la presencia de fosfodiesterasa 5 en el ojo, un grupo de investigadores, en colaboración con la Escuela de Medicina del Monte Siani de Nueva York (USA) cuyo campo de trabajo es la oftalmología, se cuestionó la acción del Sildenafil en la visión.

“Si en la formación del humor acuoso, que determina la presión intraocular, está implicada esta enzima y el efecto del fármaco es la vasodilatación, considerábamos que podría modificarla” expresaron a Argentina Investiga el doctor Oscar Candia y la doctora Rosana Gerometta, directores del proyecto.

Explicaron que para el estudio se hicieron, primero, pruebas en ovejas y ante los resultados encontrados se resolvió probarlos en voluntarios humanos. En las pruebas en ovejas se administraron 100 miligramos por vía oral de Sildenafil y se midió la presión ocular antes y después de la administración del fármaco. Según lo observado, contrario al protocolo del prospecto, la presión ocular aumentaba en los animales por un término de hasta seis y ocho horas, que es el tiempo aproximado de duración del efecto del medicamento.

Observados los efectos en las ovejas, se diseñó un estudio con voluntarios humanos de distintas edades, previo consentimiento informado. Se les realizaron controles anteriores de la presión intraocular y, al mismo grupo de estudio, se le suministró Sildenafil 100 mg vía oral en una sesión y un placebo en otra.

“Comprobamos un incremento importante de la presión ocular en el grupo al que se le administró el fármaco” señaló Pablo Augusto Ramírez, becario de investigación a cargo de las pruebas en los voluntarios humanos. Detalló que la presión ocular pasó de 13.1 a 16.5 mm Hg a los ochenta minutos, siendo el pico más elevado registrado.

El aumento detectado en la presión ocular fue considerado estadísticamente relevante por los investigadores, quienes señalaron que la duración del aumento de la presión ocular coincidió con la duración del efecto farmacológico.

Los cambios hallados sobre la presión intraocular después de tomar Sildenafil no se presentaron cuando a los pacientes se les suministró placebo.

La doctora Gerometta señaló que, si bien no fue un objetivo central del estudio, en la investigación se observó, además, una baja en la presión arterial después del suministro del fármaco. Señaló que un descenso de la presión arterial sumado al incremento de la presión intraocular “no constituyen un indicador alentador”.

Explicó que los resultados indican la necesidad de avanzar en estudios más específicos para determinar el real impacto del Sildenafil en el aumento de la presión ocular. Es importante controlar la presión ocular en pacientes de edad avanzada que toman crónicamente Sildenafil como tratamiento de la hipertensión pulmonar, precisamente porque aumenta el flujo sanguíneo pulmonar.

Producción Periodística:


Responsable Institucional:
Juan Monzón Gramajo
José Goretta
Universidad Nacional del Nordeste

Departamento de Comunicación Institucional
monzongramajo@gmail.com
www.unne.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Ensayan la eficacia antiinflamatoria y anticancerígena de especies autóctonas del Iberá
Un test para detectar genes que desarrollan la celiaquía
Investigadoras estudian un nexo entre esterilidad masculina y VPH
Evaluará aerogeneradores a escala para optimizar la producción de energía eólica
Mejor prevenir que curar: cuidando nuestros suelos
Bacterias resistentes a antibióticos en peces del río Paraná
NOVEDADES
Trabajan en crear un dispositivo para identificar Clamidia y Gonorrea
El lagarto cordobés que cambia de color para mostrar sus habilidades de competencia
Estudian la “coreografía cósmica” que forman las órbitas de un particular sistema exoplanetario
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Bioimpresión 3D para heridas crónicas
Único estudio en el país: La virtualidad en pandemia empeoró el rendimiento en los ingresantes universitarios y ayudó a los avanzados
“En la inteligencia artificial hubo una revolución”
Estudian las posibles parasitosis que se transmiten en plazas públicas
Cursos y talleres para 2024-UNT.
NOTAS ACADÉMICAS
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad

logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X