Nota

Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas

19 de Junio de 2023 | 5 ′ 18 ′′

Revelan un fenómeno generado en la colisión de vientos en los agujeros negros

Los agujeros negros son regiones del espacio tiempo cuya curvatura es tan grande que nada de lo que ingresa puede escapar, ni siquiera la luz que es lo que viaja a mayor velocidad en el Universo. Los agujeros negros estelares también pueden formar sistemas binarios con una estrella. Investigadores de la UNLP demostraron que, en estos últimos, puede darse la colisión entre los vientos expulsados por cada uno de los objetos, y que en este choque las partículas pueden ganar mucha energía.

Se trata de regiones del espacio tiempo, cuya curvatura es tan grande que nada de lo que ingresa puede escapar, ni siquiera la luz que es lo que viaja a mayor velocidad en el Universo. También puede describírselos como objetos astrofísicos que están caracterizados completamente por su masa, carga eléctrica y rotación. Pueden tener masas comparables a la de una estrella (varias veces la masa del Sol), en cuyo caso se trata de agujeros negros de masa estelar. También pueden ser súper masivos y tener una masa equivalente a millones, centenas de millones, o incluso, miles de millones de veces la masa del Sol.

En este sentido, Leandro Abaroa, Gustavo Esteban Romero y Pablo Sotomayor, astrofísicos del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) y de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata, mostraron que en algunos sistemas binarios compuestos por un agujero negro y una estrella puede darse la colisión entre los vientos expulsados por cada uno de los objetos, y que en este choque las partículas pueden ganar mucha energía.

En el trabajo, publicado recientemente en la revista “Astronomy & Astrophysics”, los autores también concluyeron que la energía almacenada puede ser radiada posteriormente produciendo una distribución espectral que va desde las ondas de radio, hasta los rayos gamma.

Vale remarcar que los agujeros negros estelares pueden formar sistemas binarios con una estrella, donde ambos objetos orbitan en torno al centro de masa común. En estos sistemas la estrella puede donarle materia al agujero negro, la cual caerá de manera espiralada formando un disco de acreción (una especie de remolino similar al que se forma cuando el agua cae por un desagüe, ver ilustración Agencia Espacial Europea). Si se transfiere demasiada materia en muy poco tiempo, el disco puede alcanzar temperaturas muy altas, del orden de decenas de millones de grados en su parte más cercana al agujero negro. La enorme presión que se genera en el interior del disco debido a las temperaturas hace que las capas superficiales sean expulsadas a velocidades de miles de kilómetros por segundo, formándose un viento extremo, compuesto esencialmente por protones y electrones.

Leandro Abaroa explicó a Argentina Investiga que “si la estrella es muy masiva tendrá sus propios vientos, también poderosos, aunque no tanto como los del viento del disco de acreción. Estos podrán colisionar en su encuentro, formándose shocks u ondas de choque, en los que las partículas pueden acelerarse alcanzando energías extremadamente altas”.

El esquema representa el perfil de la colisión de vientos en un sistema compuesto por un agujero negro (AN), a la izquierda, y una estrella de gran masa, a la derecha. Los vientos emergen del disco de acreción inflado que rodea al agujero negro y chocan contra los vientos expulsados por la estrella, formándose ondas de choque en donde se aceleran partículas.

Así como los protones y los electrones ganan esa energía pueden perderla mediante distintos mecanismos que son de carácter no térmico. Esto significa que su “enfriamiento” se deberá a sus interacciones con los campos ambientales, sean estos de materia, radiación o magnéticos. Debido a este enfriamiento se producirá radiación en distintos rangos del espectro electromagnético, desde ondas de radio hasta rayos gamma de muy alta energía.

Abaroa sostuvo que es la primera vez que se propone que este fenómeno puede tener lugar en estos sistemas en particular, a los que los autores denominaron Supercritical colliding wind binaries (Binarias súper críticas con colisión de vientos).

En el paper elaborado por los investigadores se exploran distintos escenarios variando el espacio de parámetros físicos de los sistemas y se aplica este modelo a un objeto en particular, la fuente ultraluminosa de rayos X NGC 4190 ULX1. Este es un sistema binario ubicado en una galaxia a tres mega pársec de distancia, lo que serían unos diez millones de años luz, que se piensa que está compuesto por un agujero negro de masa estelar y una estrella joven.

En el trabajo se sugiere que la colisión de vientos puede tener lugar en este sistema y se calcula cuál es la radiación emitida esperada.

El equipo estima que podrían existir fuentes similares a la estudiada, pero más luminosas a bajas energías, cuya emisión podría ser eventualmente detectada con arreglos de radiotelescopios actuales como ALMA, ubicado en Chile.

Producción Periodística:
Dirección General de Comunicación Institucional de la UNLP

Responsable Institucional:
Eduardo Spínola
Universidad Nacional de La Plata

Dirección General de Comunicación Institucional
gonzalo.albina@presi.unlp.edu.ar
www.unlp.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Un test para detectar genes que desarrollan la celiaquía
Investigadoras estudian un nexo entre esterilidad masculina y VPH
Evaluará aerogeneradores a escala para optimizar la producción de energía eólica
Mejor prevenir que curar: cuidando nuestros suelos
Bacterias resistentes a antibióticos en peces del río Paraná
Una gelatina vegetal contribuye a descontaminar aguas industriales
NOVEDADES
Estudian la “coreografía cósmica” que forman las órbitas de un particular sistema exoplanetario
Leche de Búfala: una investigación podría impulsar la industria y el comercio de lácteos
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Evalúan la mejora de la producción de paltas a partir de la abundancia de polinizadores
Analizan la capacidad de plantas nativas para remediar la toxicidad en vegetales agrícolas
El poder del viento: parque eólico experimental medirá el potencial productivo de energías limpias en el sector austral
Producción de carne vacuna a nivel regional: un aporte a la calidad de producto final
Abierta la inscripción a la Maestría en Enfermería-UNDAV.
NOTAS ACADÉMICAS
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad

logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X