Nota

Universidad de Palermo - Facultad de Ingeniería

25 de Abril de 2011 | 2 ′ 20 ′′

Un lenguaje natural para máquinas que hablan

Un grupo de investigadores del AIGroup definió una manera alternativa para que las máquinas “comprendan” el lenguaje natural. A diferencia de las técnicas usuales, está basada en principios morfosintácticos y no tiene en cuenta a la semántica. El nuevo método funciona a partir de mecanismos que podrían llegar a ser equiparables con los que emplea el cerebro humano en el proceso del habla.

Según indicó a InfoUniversidades la doctora Daniela López de Luise, a cargo del grupo de investigación, lograr que una máquina pueda dialogar con los seres humanos a partir del empleo de jerga cotidiana es una tarea ardua y dificultosa. Los sistemas dedicados a emular el lenguaje natural suelen ser muy complejos dado que, en su mayoría, se basan en principios básicos que detectan la estructura de las oraciones y saben cómo confeccionar la respuesta “más natural” para una persona que es parlante nativo del idioma en cuestión.

En este nuevo método de “enseñarle” a la máquina (en el cual la Universidad trabaja desde hace 5 años) se descartan las técnicas actuales que permiten representar el conocimiento semántico y del mundo. La principal hipótesis de los especialistas es que cuando una persona emplea palabras para dialogar, suele crear y modificar en forma dinámica muchas estructuras mentales. Estas estructuras se interrelacionan de manera compleja y permiten que esa persona comprenda lo que se le está diciendo. En virtud de esas mismas estructuras, otras tantas son usadas y/o fabricadas cada vez que se construye una oración con intención de responder.

Reproducir este tipo de comportamiento llevó a los investigadores a crear un sistema de memorias que se auto-estructuran de manera dinámica, pudiendo aliarse, perfeccionarse, o bien destruirse, según la situación concreta del diálogo (adaptaciones inmediatas), el aprendizaje consolidado en los últimos diálogos (adaptaciones a corto plazo), y el grado de conocimientos generales que el sistema haya ido adquiriendo a lo largo del tiempo (aprendizaje).

Los estudios estadísticos llevados a cabo probaron, hasta el momento, que este nuevo mecanismo sería compatible con los procedimientos mentales y fisiológicos del cerebro durante el proceso del habla en términos generales.

Ronith Gitelman
Universidad de Palermo

Departamento de Prensa
rgitel@palermo.edu
www.palermo.edu


NOTAS DESTACADAS
Por qué fallaron las encuestas en 2019
Las transformaciones sociales que dejó la pandemia
La importancia de la alimentación de los adultos mayores para prevenir enfermedades
El trabajo de la Universidad por la ampliación de derechos
Mi reloj interno: una aplicación para mejorar el sueño
Con la ayuda de un implante cerebral una persona ciega logró ver formas y objetos
NOVEDADES
Son víctimas de la quinta pandemia de cólera los restos humanos hallados en una fosa común del siglo XIX en Córdoba
Ontología crítica del encierro: una obra que aborda la desigualdad desde lo subjetivo
La diversidad de plantas en los techos verdes favorece la variedad de insectos benéficos
Fabricarán snacks de frutas con alto valor nutricional
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
Un sensor electroquímico para la detección de soja transgénica en semillas
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
La presencia de microplásticos en líquenes afecta la salud humana y la biodiversidad
Cultura pop: entre la celebración y la resignificación
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
Erosión hídrica, el enemigo silencioso que ataca el suelo
El panorama a futuro después de la pandemia
NOTAS ACADÉMICAS
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad
Un espacio para que la economía vuelva a ser política y social
El panorama a futuro después de la pandemia
Por un big data más igualitario
Estrés académico: un análisis sobre el miedo a rendir exámenes

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados