Nota

Universidad Nacional del Litoral - Escuela Superior de Sanidad “Ramón Carrillo”

21 de Noviembre de 2016 | 5 ′ 46 ′′

Cómo hace su nido un yacaré overo

Hasta hace un tiempo no se conocía en detalle cómo se comportaban esos reptiles argentinos para incubar sus huevos. Ahora, gracias a una paciente vigilancia y miles de horas de video, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral develan los detalles. Conocer los patrones de actividad de la especie resulta fundamental para el desarrollo de programas de manejo y uso sustentable.

Hay un aspecto de la vida de los yacarés overos que hasta hace poco era un misterio: la forma en que se comportan a la hora de traer su progenie al mundo. Sin embargo, gracias a miles de horas de video registrados durante varios meses, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) pudieron observar comportamientos de nidificación, un trabajo que no se había realizado hasta el momento.

El estudio fue posible gracias a que en la Estación Zoológica Granja La Esmeralda, ubicada en la ciudad de Santa Fe, existe una población estable de yacarés a cargo de investigadores del Laboratorio de Zoología de Vertebrados de la Facultad de Humanidades y Ciencias (FHUC) de la UNL, y del ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente. En el lugar hay dos cámaras con sensores infrarrojos que graban las 24 horas.

Conocer los patrones de actividad de las hembras de yacaré overo cuando hacen sus nidos resulta de gran importancia para los programas de manejo y uso sustentable de la especie. “Fue una posibilidad importante porque el comportamiento de las hembras no ha sido un aspecto muy estudiado hasta el momento. Además el trabajo brinda información útil para conocer los momentos del día en los que hay menos posibilidades de encontrar una hembra en el nido, lo que contribuye a las tareas de campo de los pobladores locales, pero también a las tareas de investigación relacionadas”, explicó a Argentina Investiga Sofía Pierini, cientibecaria que realizó el trabajo dirigido por los investigadores Alba Imhof y Alejandro Larriera.

En este sentido, agregó que la idea consistió en estudiar las imágenes, registrar y cronometrar acciones que repiten los animales. “En los videos se ve todo lo que hacen las hembras en torno a los nidos. Hay comportamientos que son sociales y compartidos. Vemos, por ejemplo, al momento de la postura, por los pozos que cavan, cómo mantienen los nidos, el control de la humedad y la forma en que los defienden”, detalló Pierini.

La observación se llevó a cabo sobre dos nidos durante toda la temporada reproductiva de los yacarés y hasta que los pichones nacieron: desde septiembre de 2014 hasta marzo de 2015.

Las rutinas de los yacarés

A pesar de que fueron 197 días los registrados, para el análisis de datos tomaron sólo el período de nidificación comprendido entre el 1° de diciembre y el 3 de marzo de 2015, lo cual representa un total de 93 días. Significa también un registro de nada más y nada menos que 2.232 horas de video (4.464 grabaciones de 30 minutos) para cada una de las dos cámaras. En esos videos identificaron patrones de actividad que se describieron según un método denominado etograma de Tinbergen, una herramienta muy útil para analizar conductas.

El etograma indicó que los yacarés son animales de hábitos muy concretos. Por ejemplo, el cavar para fabricar los nidos, pero también para controlar la humedad y para remover y agregar material. “Se alejan un poco del nido y con las patas traseras arrastran los elementos. Además, compactan el material girando sobre el nido y con la cola lo moldean. También, notamos comportamientos de vigilancia, ya que pasan muchas horas en el nido y en los alrededores. Tienen actitudes sociales agresivas hacia las hembras que se acercan: las persiguen y las muerden”, continuó Pierini.

Tiempo

Una buena forma de graficar cuántas horas invierten las hembras en cada actividad es cuantificar por medio de porcentajes. Según la investigación, las hembras invierten el 21% de su tiempo en vigilar el nido y el 27% en supervisar los alrededores. En cuanto al mantenimiento del lugar, el tiempo está repartido entre excavar el nido (el 18% del tiempo), agregar material (24,6%) y en compactar el material (5%). En contraste, se registra el menor porcentaje de tiempo invertido en comportamientos sociales agresivos, que implican enfrentamientos (3%), persecuciones (0,23%) y agresiones por disputas territoriales (0,33%).

Por otro lado, observaron que varias hembras utilizan el mismo nido, un hecho también observado en ambientes naturales. La postura múltiple fue registrada para ambos nidos bajo estudio. Respecto de las variables ambientales, Pierini apuntó que la actividad de nidificación se intensificaba antes y después de eventos de lluvias.

Por otro lado, se constató la presencia de la hembra en las cercanías del nido a lo largo del día, aunque con mayor frecuencia en horarios de la noche y madrugada, momentos en que la temperatura bajaba. En horarios del mediodía y la tarde, cuando se registraban las temperaturas más altas, la presencia de la hembra en el nido disminuía.

Pierini dijo por último que los resultados permiten afirmar que la actividad global del yacaré overo se intensifica luego de cada postura. Sin embargo, entre las 7 y 15 es más probable que las hembras no se encuentren en el nido, horario de temperatura elevada, por lo que tienden a volver a los cuerpos de agua.

Producción Periodística:
Fernando López

Responsable Institucional:
Andrea Vittori
Universidad Nacional del Litoral

Comunicación - Universidad Nacional del Litoral
avittori@unl.edu.ar
www.unl.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Un test para detectar genes que desarrollan la celiaquía
Investigadoras estudian un nexo entre esterilidad masculina y VPH
Evaluará aerogeneradores a escala para optimizar la producción de energía eólica
Mejor prevenir que curar: cuidando nuestros suelos
Bacterias resistentes a antibióticos en peces del río Paraná
Una gelatina vegetal contribuye a descontaminar aguas industriales
NOVEDADES
Estudian la “coreografía cósmica” que forman las órbitas de un particular sistema exoplanetario
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
Laboratorio de bioseguridad en el ámbito universitario
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Evalúan la mejora de la producción de paltas a partir de la abundancia de polinizadores
Analizan la capacidad de plantas nativas para remediar la toxicidad en vegetales agrícolas
El poder del viento: parque eólico experimental medirá el potencial productivo de energías limpias en el sector austral
Producción de carne vacuna a nivel regional: un aporte a la calidad de producto final
Diplomatura en Acompañamiento Terapéutico 2024-UMSA.
NOTAS ACADÉMICAS
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad

logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X