Nota

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Médicas

23 de Junio de 2014 | 4 ′ 43 ′′

El desempeño verbal de estudiantes universitarios

Una investigación de la Escuela de Fonoaudiología mostró que el 70% de los estudiantes de primer año prefiere el examen escrito al oral, para no poner en juego sus competencias lingüístico -comunicativas. La velocidad y fluidez del habla, los recursos para la continuidad y el diálogo, la pronunciación y el uso de gestos complementarios, fueron algunos de los aspectos del habla de los estudiantes analizados en el estudio.

La Fonoaudióloga Lía Bloj dirige la investigación.

La investigación fue realizada con alumnos ingresantes de Medicina, Enfermería, Fonoaudiología y Comunicación Social de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) a través de una encuesta que permitió conocer la percepción que tienen estos jóvenes sobre su propio desempeño verbal y fluidez en diversas situaciones comunicativas y comparar los resultados de las distintas carreras.

En relación a la pronunciación, los porcentajes más bajos de dificultad se encontraron en alumnos de Fonoaudiología y Comunicación Social; en cambio, en Medicina y Enfermería cerca de la mitad presenta algún problema al hablar. Sobre velocidad y fluidez, los mayores inconvenientes fueron que no se les entiende, deben repetir y que se traban al hablar. En menor medida, cortan palabras y no terminan las frases.

En Comunicación Social un 50% manifestó tener habla muy lenta, considerándola adecuada para la expresión oral. “La velocidad rápida lleva, en general, a una inadecuación en el uso de las pausas, lo cual genera un discurso acelerado, difícil de seguir y comprender, que también puede interferir con los tiempos de coordinación y dar lugar a una articulación imprecisa y quiebres en la fluidez”, explicó a Argentina Investiga Lía Bloj, titular de la cátedra “Patologías y terapéutica fonoaudiológica del habla” y agregó: “Lentificar la velocidad permite adecuar otros parámetros del habla para hacer más efectiva la comunicación”.

En relación a la percepción sobre la continuidad del habla y la fluidez también se vieron diferencias significativas entre el área salud y comunicación social; en la organización de frases adecuadas según la intención comunicativa, la espera de turnos para hablar y el sostén de la mirada, los de ciencias médicas se mostraron más vulnerables. En el diálogo, los recursos mayormente utilizados son las muletillas, los gestos y los silencios. Otros aspectos reconocidos, en menor medida, son la repetición de sílabas o palabras y el alargamiento de sonidos.

El uso de los gestos complementarios, en tanto recurso no verbal que completa la comunicación, se presentó en un 60% de todos los jóvenes. Y los gestos suplementarios, en tanto recursos de sustitución de palabras o de contenidos lingüísticos, son utilizados por un 50% aproximadamente.

Los futuros comunicadores marcan la gestualidad como un acompañante de la palabra pero, en las otras carreras, más de la mitad manifiesta usar gestos en lugar de una palabra o cuando no se acuerdan de ella.

“Las diferencias significativas que muestran los porcentajes respecto de la velocidad del habla, los recursos para la continuidad y el diálogo entre los alumnos de Comunicación Social y los del área Salud, pueden pensarse en relación al conocimiento y uso óptimo del lenguaje vinculado al campo disciplinar”, afirmó la investigadora.

Debido a las dificultades percibidas, alrededor del 70% de los jóvenes encuestados manifiesta tener mejor desempeño en los exámenes escritos que en los orales. “Los profesores vemos déficits para argumentar, tanto en los exámenes orales como en las exposiciones de trabajos en clase, que no sólo se deben al aspecto emocional, sino a la falta de recursos lingüísticos”, comentó Bloj.

La fonoaudióloga sostuvo que el pasaje por la Universidad expone a los jóvenes a la necesidad de poner en juego sus competencias lingüístico - comunicativas, tanto orales como escritas, las cuales pueden verse limitadas o no ser reconocidas por el propio sujeto. “Cobra, así, importancia la reflexión metadiscursiva y el reconocimiento acerca de cómo los fenómenos de la oralidad pueden incidir, en forma positiva o negativa, en la calidad de lo dicho según el contexto, la intencionalidad o el objetivo, y el efecto sobre el interlocutor”.

Las observaciones de este trabajo sobre las prácticas discursivas orales, con restricciones y descuido por los aspectos formales del lenguaje, llevaron al equipo de investigación a continuar explorando la temática entre los universitarios, dado que “el grado de compromiso de los jóvenes con el lenguaje tendrá su proyección tanto en la vida cotidiana como en el futuro desempeño profesional”, concluyen.

Victoria Arrabal
Universidad Nacional de Rosario

Secretaría de Comunicación y medios Dirección de Prensa
vicarrabal@hotmail.com
www.unr.edu.ar

Descarque el archivo de audio haciendo click aquí.


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados