Nota

Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Médicas

10 de Agosto de 2009 |

Inédito avance científico contra el mal de Chagas

Investigadores desarrollaron una trampa que extermina a las vinchucas, incluso a aquellas resistentes a los insecticidas tradicionales. Más del 50 por ciento de de los insectos detectados en viviendas rurales de la frontera argentino-boliviana murieron por efecto del novedoso “vinchuquicida”, que además de ser ecológicamente aceptable, tiene bajo costo y resulta de fácil manipulación. La enfermedad mata a 10 personas por semana en nuestro país. Estas trampas, denomimnadas de atracción-infección, tienen otras ventajas comparativas: bajo costo de producción y de aplicación; la colocación no requiere personal especializado ni indumentaria especial, y tampoco es necesario desocupar las viviendas a tratar.

Un invento barato y de fácil aplicación para combatir al insecto.

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y del Conicet diseñó una trampa para atraer, infectar y matar vinchucas, insecto vector del mal de Chagas-Mazza, la enfermedad parasitaria más importante en Latinoamérica y que en Argentina ocasiona más de 10 muertes por semana, según datos del ministerio de Salud. Se trata de un desarrollo inédito en el país creado en base a hongos, enemigos naturales de los insectos.

La trampa para vinchucas que se llevó a cabo en la UNLP puede ser colocada en las viviendas infestadas sin ningún riesgo para la población, y funciona como sustituto o complemento de técnicas tradicionales que se usan para combatirla, como el rociado domiciliario con insecticidas químicos. Los investigadores trabajaron con insectos resistentes a estos productos. Es por eso que las trampas fueron elaboradas con hongos entomopatógenos, es decir que tienen capacidad bioinsecticida, combinados con atractantes específicos para las vinchucas. Estos hongos son microorganismos capaces de parasitar a diferentes tipos de insectos y ácaros y se encuentran en hábitats naturales, terrestres o acuáticos. Logró demostrarse que el hongo es realmente efectivo a la hora de controlar las poblaciones de vinchucas, ya que las infecta y las mata.

Las trampas de atracción - infección tienen otras ventajas comparativas: bajo costo de producción y de aplicación; la colocación no requiere personal especializado, ni indumentaria especial (sólo guantes) y tampoco es necesario desocupar las viviendas a tratar.

El producto está en proceso de patentamiento en el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual y superó todas las fases de prueba en laboratorio. La doctora Patricia Juárez, investigadora a cargo del proyecto, destacó a InfoUniversidades que “la trampa fue probada con éxito en ensayos de campo en colaboración con la Coordinación de Gestión Epidemiológica de la provincia de Salta”.

Donde se colocaron los “atrapavinchucas” se logró más de un 50% de mortalidad de los insectos detectados en viviendas rurales de la frontera argentino-boliviana, con elevados índices de infestación con vinchucas resistentes a insecticidas químicos piretroides.

Cómo funciona

Las trampas se colocan de 4 a 6 en cada una de las viviendas, en los techos, pisos, y otros lugares de los ranchos. El insecto ingresa a la trampa atraído por los atractantes. Allí, la vinchuca está en contacto con el bioinsecticida y regresa al nido infectada con el hongo. El insecto infectado puede contagiar a otros por contacto, potenciando así el efecto letal.

Juárez contó que la trampa para insectos hematófagos -que chupan sangre y son frecuentemente vectores de enfermedades infecciosas- tiene su origen luego de décadas de investigación. Y agregó: “El Mal de Chagas es una grave enfermedad, que puede ser mortal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que afecta a entre 16 y 18 millones de personas, y que cerca del 25% de la población de Latinoamérica se encontraría en situación de riesgo de contraer la enfermedad. En la Argentina se calcula que hay 2 millones de infectados y que mueren 10 personas por semana”.

Las experimentaciones científicas de los expertos del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de La Plata, Inibiolp, lograron determinar que la cubierta exterior -cutícula- de las vinchucas resistentes a insecticidas tradicionales o piretroides es significativamente más gruesa que la de insectos susceptibles a estos químicos. La barrera cuticular aumentada es uno de los mecanismos de resistencia desarrollado por estos insectos.

Los científicos evaluaron en laboratorio y en pruebas de campo la capacidad bioinsecticida del hongo Beauveria bassiana contra el insecto y lograron aumentar la virulencia del hongo al favorecer la penetración a través de la cutícula, tanto de insectos susceptibles como de los resistentes a piretroides. Con estas pruebas los expertos diseñaron la trampa de atracción - infección con atractantes específicos para vinchucas, combinados con una formulación de éste hongo.

La directora de la investigación concluyó que “este método sería una alternativa efectiva para la eliminación de los vectores de la enfermedad de Chagas resistentes a insecticidas químicos. Es, además, ecológicamente aceptable, de bajo costo y fácil manipulación, con un alto potencial de transferencia para su aplicación inmediata en programas de control. Para su implementación, se requiere previamente contar con la aprobación de la autoridad sanitaria correspondiente, para lo que es imprescindible que el ministerio de Salud de la Nación verifique la eficacia y bioseguridad del producto y su utilización”. Dada la población afectada y las características socioeconómicas de esas regiones, sólo la intervención activa de la autoridad sanitaria podría definir la utilización masiva de este “vinchuquicida”.

El desarrollo del proyecto fue realizado por investigadores pertenecientes al Inibiolp, que funciona en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP, bajo la dirección de la doctora Patricia Juárez y con la colaboración de los investigadores Nicolás Pedrini, Sergio Mijailovsky y Juan Girotti. El proyecto contó con la colaboración de los profesionales Raúl Stariolo, de la Coordinación Nacional de Control de Vectores, Santa María de Punilla, Córdoba; Rubén Cardozo, del Instituto de Patología Experimental de la Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad Nacional de Salta y Alberto Gentile, de la Coordinación de Gestión Epidemiológica del ministerio de Salud Pública, Salta.

Eduardo Spinola
Universidad Nacional de La Plata

Dirección General de Comunicación y Medios
betina.rolfi@presi.unlp.edu.ar
www.unlp.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Nanopartículas de óxido para el tratamiento de enfermedades genéticas
Semillas ancestrales en panes más sanos y nutritivos
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
NOVEDADES
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
EcoCiencia
Cuidar el agua es clave

Cuidar el agua es clave

A raíz de la bajante extraordinaria del río Paraná, un equipo de investigadoras de la UNR realizó un informe sobre el consumo responsable de agua en ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados