Nota

Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Ingeniería Química

26 de Febrero de 2009 |

Instalan estación de monitoreo remoto del Río Salado

Investigadores de la UNL diseñaron y pusieron en funcionamiento un equipo que mide la conductividad, temperatura del agua y fenómenos de contaminación, sin la necesidad de disponer de personas en el lugar. Vía telefonía celular, lograron reducir los costos y obtener datos cada hora gracias a un sistema que tambén evalúa calidad incluyendo las variaciones de la temperatura.

La estación se encuentra a 10km de la ciudad.

Monitorear un río en forma remota es una manera de obtener datos constantes y estar alerta ante fenómenos de contaminación sin la necesidad de disponer de personas en el lugar. Recolectar esta información se tornó un desafío técnico cuando investigadores de esta facultad se propusieron instalar una estación que monitoree el río Salado, en la zona de Esperanza, con tecnología producida por ellos mismos.

El mayor inconveniente que tuvieron que superar fue cómo diseñar un equipo económico que funcione autónomamente y pueda transmitir mediante un celular en una zona con bajo nivel de señal.

“Desarrollamos electrónica e informática de bajo costo operativo y de instalación. Por 30 pesos de abono a la compañía celular alcanza y sobra crédito, y el consumo eléctrico es mínimo”, comentó el Lic. Hugo Kofman, director del grupo de trabajo.

“Este tipo de dispositivo para medir variables hídricas ya existe, pero normalmente utiliza sensores conectados a satélites. Eso implica importantes inversiones y el pago por el uso de la señal satelital”, aclaró Pablo Lucero, miembro del equipo.

Desarrollos y desafíos

Para concretar la estación, los científicos recurrieron a trabajos anteriores, pero también al ingenio. “Había partes que ya se habían hecho acá, como lo que es el sistema de adquisición de datos, pero se requerían otros dispositivos, como el sensor de conductividad, que solamente podía importarse a precio dólar, inaccesible para el proyecto. Lo reemplazamos con nuestro trabajo. Rastreamos modelos para ver cómo eran y lo hicimos en nuestro laboratorio”, explicó Kofman.

La mala recepción de la señal de telefonía celular en la zona fue otro de los desafíos. Antes de comenzar, los expertos realizaron un estudio de prefactibilidad en el que la calidad de la señal era muy buena; sin embargo, tiempo después el servicio perdió calidad y se enfrentaron a la pérdida de señal, o, incluso, el cambio de configuración de los servidores.

Para hacer frente a los inconvenientes, se diseñó un software de transmisión de datos que logra aprovechar los picos de la fluctuación de la señal, que no es constante. Por lo tanto, intenta enviar la información cada 10 minutos hasta que coincide con un pico de señal y se concreta el envío. Este sistema fue iniciado por el becario Fernán Serralunga y luego se fue perfeccionando.

¿Cómo funciona?

El sistema se instaló a unos 10 km. de la ciudad de Esperanza, en el camping municipal, a orillas del río, en 2007. Los investigadores visitaron regularmente la estación mientras se calibró el mecanismo y desde abril de este año funciona normalmente.

Se trata de un equipo relativamente sencillo, compuesto por una bomba que toma el agua del río, una computadora, una interfaz de adquisición de datos a la que se conectan los sensores, un teléfono celular y una unidad de suministro de energía para cuando se corta la luz. La estación de monitoreo se colocó en una casilla preexistente, y la bomba en una casilla auxiliar.

A cada hora el software se ocupa de operar la bomba, activar los sensores, obtener los datos y transmitirlos vía correo electrónico por una línea de telefonía móvil. “Recibimos los correos y los datos se van acumulando en una planilla. Así podemos mantener un registro de la temperatura y la conductividad del agua durante un tiempo prolongado”, contó Kofman.

El sistema está diseñado para prever problemas comunes (como cuando se tilda la computadora) y la forma de solucionarlo automáticamente sin la intervención de una persona.

Datos obtenidos

En el proyecto participan profesionales de FIQ y de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH, UNL), quienes tenían a su cargo la interpretación de la información recogida.

“Medimos la temperatura del agua y conductividad eléctrica, lo que nos permite medir la salinidad del agua de río. Estos parámetros son importantes, a su vez, para tratar de calcular otros indicadores de calidad de agua”, explicó el Dr. Alfredo Trento, investigador responsable desde FICH.

Los especialistas están en la etapa de experimentación y recolección de información para ensayar modelos numéricos. El objetivo es lograr una representación de la hidrodinámica del Salado que contemple los defectos dinámicos presentes en el escurrimiento, incluyendo las variaciones de temperatura.

De acuerdo con Trento, la estación se instaló en Esperanza porque es un lugar donde ya han trabajado -desde hace años- sobre los contaminantes. “Es un tramo de río que ya conocemos, y sabemos el tipo de sustancias presentes”.

Además, esta ubicación dispone de energía eléctrica -fundamental para llevar a cabo el proyecto-. Y si bien en la actualidad la estación sólo monitorea dos variables, la infraestructura permite ampliar el número de datos a observar.

Romina Kippes
Elizabeth Furlano
Andrea Vittori
Universidad Nacional del Litoral

Comunicación - Universidad Nacional del Litoral
avittori@unl.edu.ar
www.unl.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
Fluoruro en aguas de consumo

Fluoruro en aguas de consumo

Debido a la variedad climática, las poblaciones de las zonas rurales de la provincia de Santiago del Estero están sometidas al consumo de aguas ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados