Nota

Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Ciencias Veterinarias

27 de Noviembre de 2008 | 4 ′ 57 ′′

La información, el principal método para prevenir la hidatidosis

Se trata de una enfermedad parasitaria, que utiliza como hospedador definitivo a los perros y en forma accidental se transmite al hombre. En un informe se detectó que el 10% de los animales faenados en un gran establecimiento agropecuario padecía hidatidosis.

Enfermedad Parasitaria

Un grupo de profesores y estudiantes de la FCV de la UNL está llevando a cabo actividades de información, educación y diagnóstico, destinadas a prevenir las enfermedades parasitarias que afectan a la provincia de Entre Ríos. El objetivo es formar redes sociales, a través de la capacitación, que ayuden a reducir las tasas de zoonosis.

El contagio de las personas se ocasiona por la ingesta de los huevos de los parásitos en aguas contaminadas, alimentos mal lavados o el propio contacto con el perro no desparasitado. Quienes padecen este mal desarrollan quistes en distintas partes del cuerpo que pueden comprometer el funcionamiento de órganos con diversos grados de gravedad.

El proyecto prevé trabajar con escuelas e instituciones de localidades de la provincia de Entre Ríos y con familias en zonas de marginación; proporcionando información relacionada con hábitos de higiene y estrategias a adoptar. A su vez, otro grupo se dedica a la formación de redes con médicos, veterinarios, bomberos y otros integrantes de la comunidad.

“La idea es ir sembrando algo que quede más allá del proyecto y nosotros nos comprometemos a hacer el contacto de apoyo. Ese es el objetivo, ya que no se puede esperar un cambio inmediato. Se trata de una tarea que lleva su tiempo”, explicó Viviana Orcellet, docente e investigadora de la Facultad de Ciencias Veterinarias.

Las actividades de extensión surgen en respuesta al problema detectado en anteriores trabajos de investigación. Por una parte se diagnosticó la echinococcosis en caninos, tanto en zonas periurbanas como rurales. “En áreas rurales de los departamentos Feliciano y Villaguay se muestrearon 16 establecimientos agropecuarios, de los cuales 8 resultaron positivos a echinococcosis canina. Para el caso de los caninos, respondieron a la dosificación 64, de los cuales 19 resultaron positivos”, sostiene un trabajo presentado por el equipo de trabajo de Orcellet en las últimas Jornadas Argentinas de Hidatidosis, llevadas a cabo en septiembre de 2007 por la Filial Argentina de la Asociación Internacional de Hidatidología.

También se relevaron los casos de ganado con quistes hidatídicos en un importante frigorífico del departamento Feliciano que recibe hacienda del centro-sur de la provincia de Corrientes y centro-norte de la provincia de Entre Ríos. Más del 10% de los animales allí faenados presentaron quistes de la enfermedad.

Ante este panorama, y considerando que la provincia de Entre Ríos no cuenta con un programa de control de hidatidosis, surgieron actividades que apuntan tanto a definir la situación como a apostar a la educación para lograr una mejor prevención.

En el marco del actual proyecto, “en Villaguay se trabaja en una escuelita rural que es muy problemática, donde hay casos de chicos operados de hidatidosis. Allí mismo se trabajará con el colegio de médicos veterinarios, con toda el área del hospital (médicos y agentes sanitarios), con la Municipalidad y con una escuela agrotécnica. En Rosario del Tala también hay otra escuela en similares condiciones”, detalló Orcellet.

Ciclo de vida de la hidatidosis

“El ciclo comienza cuando un hombre que faenó una oveja, por ejemplo, le tira las vísceras crudas al perro. Si el ganado tiene quistes hidatídicos en sus visceras, éstos pasan al perro”, explicó Orcellet

El perro, a los 45 días de haber ingerido los quistes, comienza a evacuar huevos de Echinococcus granulosus en su materia fecal. Para dimensionar cómo se propaga, basta saber que un único Echinococcus granulosus puede tener en promedio 800 huevos. Estos diminutos huevos caen en el agua, en huertas y en los patios. Cualquier animal, ya sea oveja, cabra, cerdo, vaca, caballo o incluso el hombre que ingiera agua o alimentos contaminados con estos huevos, desarrolla el quiste hidatídico.

“Este quiste puede ubicarse en cualquier órgano porque ingresa a la circulación. Los lugares principales son: en vaca, el pulmón; en cerdo, el hígado, y en el hombre se han encontrado en el sistema nervioso, tejido óseo, músculos y riñón, entre otros”, contó la investigadora.

El tamaño que pueda desarrollar el quiste depende del espacio disponible, por eso los quistes abdominales son los más graves y “llegaron a desarrollar el tamaño de una pelota de rugby”. A su vez, en cada quiste hay millones de protoescólises. Si el quiste se rompe, estos protoescolises se dispersan y pueden generar un nuevo quiste.

Romina Kippes
Elizabeth Furlano
Andrea Vittori
Universidad Nacional del Litoral

Comunicación - Universidad Nacional del Litoral
avittori@unl.edu.ar
www.unl.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad

PALABRAS CLAVES
hidatidosiszoonosis
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados