Nota

Universidad de Belgrano - Facultad de Ingeniería

06 de Julio de 2020 | 3 ′ 24 ′′

Producción de orquídeas a partir de Internet de la Cosas (IoT)

Desde la Universidad de Belgrano investigadores trabajan en un proyecto para la producción de orquídeas a partir de IoT. Para llevarlo a cabo se interconectaron invernaderos con la nube, donde una aplicación realiza el análisis de los datos generados por los sensores de cada uno para regular parámetros que permitan el desarrollo sustentable de la especie.

Circuito para el monitoreo de parámetros

La producción de orquídeas es siempre un desafío, crecen tanto en el suelo como en los árboles, pero lograr un ambiente adecuado para su producción requiere de un control del ambiente muy preciso. Para ello, lo primero que se debe hacer es generar un ecosistema controlado (temperatura, luz, humedad) tal que la orquídea sea capaz de crecer y pueda desarrollarse satisfactoriamente.

Desde hace ya tres años el ingeniero Ricardo Vecchio trabaja en la Universidad de Belgrano en este proyecto radicado en la Facultad de Ingeniería y Tecnología Informática, cuyo objetivo es interconectar varios invernaderos de orquídeas con la nube, donde una aplicación realiza el análisis de los datos generados por los sensores de cada sitio y luego envía la acción posterior a ser ejecutada en el invernadero.

En primer lugar, para poder analizar los datos hay que sensarlos y adquirirlos. Para ello se utilizaron sensores específicos y una placa programable Arduino UNO para realizar esta tarea. A su vez, se le acopló un accesorio Dragino Yun Shield para lograr la conexión WIFI y, además, con la suficiente capacidad de hacer el sistema escalable.

Los parámetros ambientales se toman localmente de la siguiente manera: la presión es tomada por el sensor BMP-280, la intensidad lumínica es adquirida por el sensor BH-1750 y, por último, la temperatura y la humedad son obtenidas mediante el sensor DTH-22 y se transmiten en una trama única a la web de ThingSpeak (https://thingspeak.com/).

Una vez que los datos han ingresado a la aplicación en la nube de ThingSpeak, estos se almacenan en forma de matrices, donde en una columna se guarda el tiempo y en las columnas siguientes, el valor de las variables medidas.

Una vez que los datos están en la nube (ThingSpeak) se ejecuta un script de Matlab (para cada sitio adquirido y bajo control ambiental, de acuerdo a parámetros específicos previamente cargados) y se ejecuta un análisis para saber si la temperatura, la humedad, la presión y la luminiscencia son adecuadas, generando un comando o “talkback” que se guarda en la página y que luego leerá la placa Arduino (ubicada en el sitio controlado) para llevar a cabo la adecuación necesaria mediante vaporizadores, calentadores, etcétera.

Mediante la carga de distintos sets de parámetros en la nube (un set por cada sitio), es también posible controlar distintos cultivos (cada uno seguramente requerirá una adecuación ambiental diferente).

Es necesario que cada sitio disponga mínimamente de conectividad WiFi, que puede obtenerse incluso de una tablet o celular.

Si bien en este desarrollo sólo se adquieren cuatro variables (temperatura, presión, humedad e intensidad de luz), es posible agregar y transmitir a la nube muchos parámetros más como, por ejemplo, sensores de seguridad (para control de la integridad del invernadero).

María Claudia Degrossi
Universidad de Belgrano

Departamento de Prensa
info@ub.edu.ar
www.ub.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Modelos matemáticos: desde lo abstracto hasta su aplicabilidad
Durante la última década crecieron los episodios de consumo excesivo de alcohol en la Argentina
Hacia un uso sustentable de las tierras en la producción agrícola
NOVEDADES
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Desarrollan nanopartículas para el tratamiento de enfermedades genéticas
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados