Nota

Universidad Nacional Arturo Jauretche - Instituto de Ciencias Sociales y Administración

21 de Junio de 2021 | 6 ′ 17 ′′

Trabajo y pandemia

Un equipo de investigadores llevó adelante un análisis que determinó que a causa de la crisis económica generada por la pandemia, la cantidad de trabajadores y trabajadoras ocupadas en la provincia de Buenos Aires disminuyó en un 23% entre el primer y el segundo trimestre de 2020. Asimismo, los dos grandes DISPOsitivos de contención social y productiva: el IFE y la ATP permitieron cubrir a 11 millones de personas y a más de 250 mil empresas.
Trabajo y pandemia

Estos son algunos de los datos obtenidos a partir de la investigación “COVID-19: Trabajo, Género y Desigualdades en la Provincia de Buenos Aires”, realizada por un equipo de especialistas de la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de José C. Paz, en la cual analizaron una serie de dimensiones que afectaron el nivel de empleo durante el primer y segundo trimestre de 2020.

Los informes de la investigación permiten exponer una de las consecuencias más visibles de los impactos provocados por las medidas de Aislamiento Social Preventivo y Obligatoria (ASPO) que fue la “importante caída de la actividad económica durante el segundo trimestre y, junto a ello, los consecuentes impactos en el mercado de trabajo”.

Durante el segundo trimestre se redujo la cantidad de ocupados/as en la Provincia: de los 5.832.224 de ocupados/as urbanos/as que había en el primer trimestre se pasó a un total de 4.481.421, lo que representa una pérdida cercana a un cuarto de la población total de ocupados/as entre el primer y el segundo trimestre de 2020 (23,2%).

El 73% de quienes pasaron a estar desocupados/as o inactivos/as corresponde a quienes se desempeñaban en actividades no habilitadas para llevar a cabo sus tareas en sus lugares habituales de trabajo. Esta tendencia se profundiza en el caso de las mujeres: la reducción en la cantidad de ocupadas se dio en un 84% en aquellas que se desempeñaban en sectores no habilitados. En el caso de los varones, esta proporción fue del 63%. Por otra parte, quienes tenían menor nivel educativo fueron los/as más afectados/as por la crisis y entre estos, las mujeres fueron las más afectadas.

Trabajo formal e informal

Sobre el tipo de relación laboral, quienes se desempeñaban en trabajos informales pasaron de ser el 33% del total al 18%, es decir que el sector sufrió una reducción de cerca de 15 puntos entre ambos períodos.

En tanto, los sectores de actividad que más se vieron afectados en términos de cantidad de empleos fueron: hoteles y restaurantes, construcción, comercio, servicios comunitarios sociales y personales y servicio doméstico. Estos son, a su vez, aquellos que tenían mayores niveles de informalidad laboral en el período previo a la pandemia.

Políticas de transferencia de recursos y regulación de las condiciones de trabajo

En el marco de este complejo panorama, el Gobierno nacional diseñó dos grandes dispositivos de contención de la cuestión social y productiva: el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE); y la Asistencia de Emergencia Trabajo y Producción (ATP) que cubrieron a 11 millones de personas y a más de 250 mil empresas y una serie de medidas para regular las condiciones de trabajo. Entre las medidas orientadas al sostenimiento de las fuentes de trabajo en la PBA, uno de los informes destaca el Programa “Preservar Trabajo” que destinó recursos a las micro y pequeñas empresas y a las cooperativas.

Uno de los informes destaca las medidas de contención de los despidos y de las suspensiones, la determinación de las actividades esenciales, las regulaciones al teletrabajo y el establecimiento de protocolos marco para los espacios laborales.

Por otra parte, las políticas de “transferencia indirecta” también colaboraron a paliar la situación, a través de la regulación a los servicios públicos (imposibilidad de suspender o cortar los servicios), a los precios y a los contratos de alquiler. Y en la PBA, con medidas de control del abastecimiento y de los precios de los productos esenciales, que tuvieron el objetivo de garantizar a la población el acceso a dichos productos.

Entre las medidas orientadas a los sectores medios, se mencionan las exenciones en el impuesto a las ganancias para las remuneraciones adicionales, las regulaciones a los créditos hipotecarios, y a los pagos en cuotas con tarjetas de crédito.

Por último, en la PBA cumplieron un lugar destacado las medidas de asistencia sanitaria a los sectores vulnerables tales como los Centros de Atención Extrahospitalaria que brindaron la posibilidad de aislarse a aquellas personas con sintomatología leve que no podían cumplir con los criterios de aislamiento en su domicilio.

Los datos se encuentran disponibles en https://unpaz.edu.ar/proyectotrabajoygenero y corresponden a los informes “La situación de los/as trabajadores/as ocupados/as de la Provincia de Buenos Aires ante las medidas de ASPO, Segundo Trimestre de 2020” e “Informe sobre políticas públicas de transferencia de recursos y regulaciones de las condiciones de trabajo a nivel nacional y en la Provincia de Buenos Aires durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio en la pandemia COVID-19” se inscriben en el Proyecto “COVID-19: Trabajo, Género y Desigualdades en la Provincia de Buenos Aires”, coordinado por la doctora Nora Goren e integrado por la doctora Johanna Maldovan, el doctor Nicolás Dzembrowski, la doctora Elena Mingo, el licenciado Guillermo Ferrón, el doctor Diego Álvarez Newman y las licenciadas Florencia Corradi y Yamila Figueroa, todos ellos/as investigadoras e investigadores de la Universidad Nacional de José C. Paz y de la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

El proyecto ha sido acreditado y financiado por el Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19, perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y se lleva a cabo en articulación con el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Producción de la Provincia de Buenos Aires.

Julio Longa @

Andrea Romero. Ilustración de portada: Gretel Flores


NOTAS DESTACADAS
Mi reloj interno: una aplicación para mejorar el sueño
Desarrollan parches para combatir peligrosas bacterias resistentes a los antibióticos
Con la ayuda de un implante cerebral una persona ciega logró ver formas y objetos
El papel que jugaron las vacunas para controlar enfermedades
Una fórmula para hamburguesas veganas con proteínas de alto valor biológico
Una sola ronda con varios mates
NOVEDADES
Son víctimas de la quinta pandemia de cólera los restos humanos hallados en una fosa común del siglo XIX en Córdoba
Ontología crítica del encierro: una obra que aborda la desigualdad desde lo subjetivo
La diversidad de plantas en los techos verdes favorece la variedad de insectos benéficos
Fabricarán snacks de frutas con alto valor nutricional
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
Un sensor electroquímico para la detección de soja transgénica en semillas
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
Arquitectura de la pospandemia

Arquitectura de la pospandemia

Miguel Ángel Vecino, docente e investigador de la UNNOBA, explica las nuevas prioridades para el diseño de espacios compartidos a partir de las ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
Diseñan un parche inteligente para curar heridas crónicas
La presencia de microplásticos en líquenes afecta la salud humana y la biodiversidad
Cultura pop: entre la celebración y la resignificación
Diseñan planta recicladora que dará mezcla asfáltica a partir de neumáticos en desuso
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
NOTAS ACADÉMICAS
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad
Un espacio para que la economía vuelva a ser política y social
El panorama a futuro después de la pandemia
Por un big data más igualitario
Estrés académico: un análisis sobre el miedo a rendir exámenes

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados