Nota

Universidad Nacional de Quilmes - Departamento de Ciencia y Tecnología

08 de Mayo de 2017 | 2 ′ 40 ′′

Bacterias, las principales aliadas para descontaminar los suelos

Una investigación liderada por Adolfo Iribarren analiza el modo en que los microorganismos podrían degradar insecticidas tóxicos.
Bacterias, las principales aliadas para descontaminar los suelos

Adolfo Iribarren, docente investigador de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) y director del Laboratorio de Biocatálisis y Biotranformaciones, encabeza un estudio que se propone como una estrategia novedosa para descontaminar espacios acuáticos y terrestres modificados por el uso de pesticidas. Mediante el empleo de bacterias (de las especies Nocardia asteroides y Stremtomyces setonii) se pretende lograr la degradación de los tóxicos y la inactivación de compuestos organofosforados.

Sin embargo, ¿qué son los organofosforados? Son compuestos químicos que emergieron durante la Segunda Guerra Mundial al sintetizarse como armas químicas. En la actualidad, grupos terroristas y ejércitos nacionales los utilizan como insumos por sus cualidades para atacar de modo directo el sistema nervioso central de sus víctimas. Del mismo modo, participan de fórmulas para pesticidas, cuya aplicación contamina espacios naturales que luego cuesta décadas restablecer.

En este marco, a partir de los mecanismos de biorremediación, examinan el potencial de los microorganismos para biodegradar contaminantes tóxicos. “Observamos que había bacterias cuya actividad era no-patógena y ello abría la puerta para ser utilizadas en la descontaminación de aguas con importantes grados de polución”, señala.

Además, como se trata de microorganismos que presentan mucha actividad en altas temperaturas, son susceptibles de ser empleados en la recuperación de suelos. “Es cierto que se trata de un desafío más complicado pero sobre el que también se puede avanzar. Contamos con una temperatura superficial de la tierra muy elevada, por los fenómenos de la irradiación solar. Por lo tanto, pensamos que podrían funcionar en este tipo de climas”, apunta al respecto.

¿De qué manera los hallazgos podrían traducirse en buenas noticias? “La aplicación se encuentra un poco más lejana, pero es un horizonte posible. La idea es fabricar un reactor que contenga una columna en la que estén atrapadas las bacterias identificadas, para funcionar como purificador de aguas contaminadas”, concluye.

El equipo de investigación conducido por Iribarren concentra sus esfuerzos, por un lado, en las biotransformaciones a partir de la utilización de enzimas y bacterias para catalizar reacciones químicas; y por otra parte, en la síntesis de oligonucleótidos -fragmentos de ADN o ARN- modificados químicamente con el objetivo de investigar acerca de las terapias génicas y el desarrollo de antivirales y fármacos empleados para tratamientos en virus y cáncer.

Bacterias, las principales aliadas para descontaminar los suelos

Adolfo Iribarren (Foto: Agencia CyTA)

Leticia Spinelli
Universidad Nacional de Quilmes

Dirección de Prensa y Comunicación Institucional
prensa@unq.edu.ar
www.unq.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Modelos matemáticos: desde lo abstracto hasta su aplicabilidad
Durante la última década crecieron los episodios de consumo excesivo de alcohol en la Argentina
Hacia un uso sustentable de las tierras en la producción agrícola
NOVEDADES
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
Desarrollan nanopartículas para el tratamiento de enfermedades genéticas
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados