Nota

Universidad de Buenos Aires - Facultad de Agronomía

20 de Febrero de 2012 | 4 ′ 2 ′′

Biocombustibles en rellenos sanitarios

Generar biocombustibles a partir de cultivos sembrados en rellenos sanitarios es el objetivo de un trabajo conjunto de la Universidad y el CEAMSE. El empleo de estos sitios permitiría la producción de bioetanol sin usar granos, que podrían utilizarse en alimentos. El proyecto ya produjo un compost para comercializar e involucra la implantación de césped en los rellenos para regenerar el ambiente. Además, prevé expandirse a especies forestales y arbustivas.
Biocombustibles en rellenos sanitarios

Desde hace tres años, y a partir de un convenio con el CEAMSE, investigadores de la Facultad de Agronomía siembran cultivos que se adaptan a sitios marginales para la agricultura y que permitirán producir bioetanol.

Durante la primera etapa, los científicos procesaron 2.000 toneladas mensuales de residuos orgánicos provenientes de podas del conurbano bonaerense, con los cuales hicieron compost, generaron fertilizantes y sustratos para la floricultura y la horticultura, además de recuperar suelos degradados.

Estos trabajos sentaron las bases para avanzar en una segunda etapa, que incluye la siembra de cultivos no tradicionales para producir bioetanol en áreas cerradas del relleno sanitario de Villa Domínico (partido de Avellaneda, Buenos Aires) que no pueden ser usadas con especies destinadas a la alimentación.

Según indicó a InfoUniversidades Marta Zubillaga, responsable del proyecto junto a Silvia Ratto, “lo importante es pasar del biodiesel generado con granos (que podían servir como alimentos), a la utilización de la celulosa, la parte verde de la planta, que no es comestible. Así, la iniciativa permite aprovechar un área que no se utiliza para la producción de alimentos, como es el relleno sanitario, y destinarla a un cultivo proveedor de energía, que no implica riesgos para la salud humana. Al mismo tiempo, la planta que crece en ese sitio también ayuda a regenerar el ambiente”.

“Avanzamos con el estudio de dos cultivos ligno-celulósicos (Panicum virgatum y Pennisetum purpureum Schum), que se caracterizan por su adaptación a diversas condiciones edáficas y climáticas, su alta capacidad fotosintética y su resistencia a sequías. Además, tienen excelentes índices de conversión de materia seca a etanol (250-400 l mg-1)”, continuó a Zubillaga.

También se gestiona la importación de la especie Miscanthus x giganteus, que ya mostró respuestas muy favorables en diversos países y que se adaptaría a las condiciones de los rellenos. “La dificultad es que no se comercializa en Sudamérica y se importa en volúmenes que superan en mucho las demandas del ensayo de la facultad”, agregó la docente.

“Después de varias averiguaciones, logramos contactarnos con un proveedor que accedió a donarnos tres rizomas de Miscanthus. Estamos haciendo todos los trámites en el SENASA para introducirlas al país, multiplicarlas con la técnica de micro propagación y sembrarlas en parcelas experimentales. Estamos interesados en trabajar con esta planta porque, con más de dos metros de altura, produce mucha biomasa”, apuntó Ratto.

Otra alternativa para la utilización de áreas de relleno sanitario es el desarrollo de paquetes tecnológicos para la implantación de especies forestales, arbustivas y cespitosas en aéreas de recreación. “Comenzamos a hacer ensayos in situ, implantamos especies cespitosas tropicales para estudiar su adaptación al medio y la posibilidad de uso del relleno cerrado para canchas de golf. Esta opción ya fue probada y se difunde en el sudeste asiático”, dijo Zubillaga.

En estos tres años de trabajo con el CEAMSE también se avanzó con la tarea de compostaje de residuos orgánicos y se generó un producto de calidad, probado en distintos ensayos, que se inscribió en el SENASA para su comercialización. “Este compost es utilizado en numerosas investigaciones para la formulación de sustratos para la floricultura y horticultura, recuperación de suelos degradados y como enmienda. Seguirán realizándose pruebas para certificarlo, lo cual favorecerá su llegada a distintos mercados”, concluyó la docente.

Producción Periodística:


Responsable Institucional:
Martín Cagliani
Universidad de Buenos Aires

Subsecretaría de Prensa y Protocolo - Área de Comunicación Científica
mcagliani@uba.ar
www.uba.ar


NOTAS DESTACADAS
Un test para detectar genes que desarrollan la celiaquía
Investigadoras estudian un nexo entre esterilidad masculina y VPH
Evaluará aerogeneradores a escala para optimizar la producción de energía eólica
Mejor prevenir que curar: cuidando nuestros suelos
Bacterias resistentes a antibióticos en peces del río Paraná
Una gelatina vegetal contribuye a descontaminar aguas industriales
NOVEDADES
Estudian la “coreografía cósmica” que forman las órbitas de un particular sistema exoplanetario
Leche de Búfala: una investigación podría impulsar la industria y el comercio de lácteos
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Evalúan la mejora de la producción de paltas a partir de la abundancia de polinizadores
Analizan la capacidad de plantas nativas para remediar la toxicidad en vegetales agrícolas
El poder del viento: parque eólico experimental medirá el potencial productivo de energías limpias en el sector austral
Producción de carne vacuna a nivel regional: un aporte a la calidad de producto final
Abierta la inscripción a la Maestría en Enfermería-UNDAV.
NOTAS ACADÉMICAS
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad

PALABRAS CLAVES
bioetanol
logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X