Nota

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Humanidades y Artes

27 de Noviembre de 2023 | 6 ′ 49 ′′

Hallan restos arqueológicos en la laguna de Melincué

En varias expediciones realizadas en la laguna de Melincué, al sur de Santa Fe, investigadores de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) hallaron restos arqueológicos. Restos óseos humanos de 2.000 años de antigüedad, restos de un armadillo gigante y de un ajuar funerario de un individuo forman parte de los hallazgos realizados en las expediciones a la laguna.

Un equipo de antropólogos e ingenieros de la UNR encontraron restos óseos de 2.000 años de antigüedad junto a elementos culturales de pueblos originarios, además de estructuras de un fuerte virreinal y su capilla de 1776 en la laguna de Melincué.

Los hallazgos surgieron de varias expediciones realizadas por el Centro de Estudios Interdisciplinarios en Antropología de la Facultad de Humanidades y Artes, junto al Área de Antropología y Paleontología del Museo Provincial de Ciencias Naturales Ángel Gallardo, la Cátedra de Topografía de la Facultad Ciencias Exactas, el Centro de Investigación Científica y de Transferencia Tecnológica a la Producción del Conicet de Diamante, Entre Ríos y la colaboración de las comunas, los vecinos y los representantes de pueblos originarios de Melincué, Elortondo y Labordeboy.

“Muchos sitios arqueológicos se sitúan en los márgenes de los ambientes lagunares y con la bajada de la laguna de Melincué empezaron a visibilizarse”, explica el arqueólogo Juan David Ávila.

En las excavaciones descubrieron restos óseos humanos de 2.000 años de antigüedad. Esta medición surgió de estudios realizados por el Laboratorio de Análisis de Tritio y Radiocarbono de la Universidad Nacional de La Plata. Allí extraen el colágeno de los restos orgánicos, particularmente de los huesos, para obtener el fechado. Los investigadores creen que puede haber restos más antiguos aún porque toman como referencia los hallazgos de 9.000 años de antigüedad en la laguna El Doce, muy cerca de Venado Tuerto, en 2010.

También hallaron restos de un eutatus sp, una variedad de armadillo gigante que llegó hasta los 5.000 años y se extinguió. Y una serie de elementos como un escondrijo que es un reservorio de materia prima lítica para confeccionar instrumentos de piedra. Además, encontraron restos de ajuar funerario de un individuo con unos pendientes hechos sobre bivalvo, una especie de molusco.

En los primeros trabajos de campo visibilizaron la estructura de un fuerte, un rectángulo de 16 metros por 8, con paredes de un metro de ladrillones jesuíticos y un piso. Al cruzar estos hallazgos con datos históricos, los investigadores concluyeron que este fue parte de una línea de fortines hacia Mendoza y Córdoba que se formaron con la división del Virreinato del Río de la Plata y el Alto Perú. Asimismo comprobaron que la ciudad de Santa Fe había enviado materialidad para construir un fuerte y una iglesia, y Buenos Aires, ejércitos y un cura franciscano para empezar a poblar el lugar.

Recuperar la historia

Ávila le contó a Argentina Investiga que en los últimos años se dieron las condiciones ambientales para realizar estas campañas porque bajó la laguna de Melincué y llegó a estar con la misma cantidad de agua que en la década del ‘20. Y destaca que con estos hallazgos se están abriendo varias ventanas al pasado.

En el mismo lugar donde apareció el fuerte, en la década del ‘60, antes de la gran inundación en Melincué, hubo tres balnearios, uno del club atlético Elortondo, otro del club Peñarol y el clásico del Hotel Melincué. Allí estaban las casitas, el club, un círculo de baile.

Esto permite “pensar la historia como proceso y no como fragmento”. Y explica que allí habitaron los pueblos originarios, los inmigrantes de finales del siglo XIX que se asentaron cuando era “San Urbano”, antes de llamarse Melincué, y las poblaciones hispano criollas que se configuraron en ese lugar.

“La laguna abre ventanas del pasado que nos permiten ir viendo esos procesos de construcción de la historia”, dice y considera que estos ambientes lagunares son lugares de memoria y presencia de los pueblos originarios. Muchos de sus descendientes continúan viviendo allí.

De hecho, las comunidades originarias mocoví, querandí y ranqueles participaron de estas expediciones. Antes de empezar las excavaciones, los arqueólogos pidieron permiso y por respeto a lo que van encontrando, especialmente restos humanos, hacen una ceremonia en la laguna. “Queremos que participen todas las comunidades en la construcción de la memoria histórica”, sostiene Ávila.

Existen distintas versiones acerca del origen del nombre de la laguna de Melincué. Algunos creen que es guaraní, otros mapuche o querandí. Lo que les llama la atención a los arqueólogos es que hubo ocupaciones de los pueblos originarios muy tardías ahí. Durante mucho tiempo se consideró que la población argentina estaba constituida fundamentalmente por descendientes de europeos y que desde las “campañas del desierto”, la de Rosas y la de Roca, la población étnica originaria había desaparecido.

Pero lo cierto es que, de acuerdo a un estudio realizado por el Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, hay un 60% de la población argentina que tiene componentes genéticos amerindios, de los pueblos nativos. “Somos mucho más latinoamericanos de lo que pensamos”, por eso “buscamos recuperar esa otra historia”.

Cabe destacar que el equipo posee una habilitación de la provincia para investigar la zona y esta forma parte de un registro, en el marco de la ley nacional 25.743 sobre protección de los sitios arqueológicos y paleontológicos.

Los materiales que surgen en las excavaciones son rotulados y llevados al Museo Gallardo y al Laboratorio de Arqueología de la Facultad de Humanidades y Artes, donde quedan en resguardo. Aunque la idea final es que los Museos o Espacios de Memoria de cada una de las localidades alberguen este material histórico.

El equipo de UNR está en contacto con otras Universidades e instituciones, como la Universidad de Olavarría o el Instituto Pasteur de París para hacer estudios genéticos, no sólo de poblaciones originarias, sino también europeas para saber cómo se fueron dispersando en América del Sur. También con un instituto alemán realizan trabajos de arqueometría específicos.

Los proyectos “Entornos a Melincué. Construcción de pasados y territorialidades desde la Laguna Melincué” e “Investigaciones arqueológicas de grupos cazadores-recolectores holocénicos en los ambientes lagunares del sur de Santa Fe” son dirigidos por el docente e investigador de la UNR Juan David Ávila.

Producción Periodística:


Responsable Institucional:
Victoria Arrabal
Universidad Nacional de Rosario

Secretaría de Comunicación y medios Dirección de Prensa
varrabal@gmail.com
www.unr.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Yo Cuento: un semillero de narradoras que circulan por la comunidad
Buscan estrategias de manejo sostenible para el control de carnívoros nativos en Mendoza
Un aditivo funcional que “secuestra” las propiedades anti nutritivas de infusiones
Un dispositivo que facilita el entrenamiento de natación para personas ciegas
Hacia una descripción de la flora completa de San Luis
Estorninos, una especie invasora que vino para quedarse
NOVEDADES
Nuevas estrategias terapéuticas contra el cáncer de mama
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
Peróxido: logran sintetizar una de las sustancias más usadas en explosivos
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Cursos de verano 2024-UNL.
Estorninos, una especie invasora que vino para quedarse
Hacia una descripción de la flora completa de San Luis
Internacionalización en la educación: el valor de formar graduados para un mundo global
Cierre del programa de Pre-Incubación de IDEAR 2023-UNL.
NOTAS ACADÉMICAS
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X