Nota

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura

01 de Octubre de 2008 |

La basura y el orden

La problemática de los residuos evolucionó con el crecimiento de los grupos y el florecimiento de los grandes centros urbanos, constituyendo un panorama de conflictos ambientales, económicos y sociales. Desde hace 20 años, investigadores de la UNR estudian los desechos sólidos urbanos y proponen soluciones económicas y con resultados comprobados.
La basura y el orden

Basurales a cielo abierto.

Los especialistas del Grupo de Análisis Energético y miembros del Instituto de Fisiografía y Geología de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la UNR, Carlos Barbieri y Eduardo Venini, desde hace más de veinte años se encargan de investigar la problemática de los residuos urbanos, ya sean domiciliarios, hospitalarios o peligrosos.

La normal actividad que se realiza con respecto a la basura es desecharla sin control en un sitio alejado de nuestras viviendas. Como resultado, se contribuye de forma creciente a la contaminación del suelo, del agua y del aire, y además se propicia la creación de entornos desagradables, en donde abundan los malos olores y las zonas marginales. De esta manera existe en el país un porcentaje altísimo de basurales a cielo abierto: más del 90%.

Venini y Barbieri proponen a los municipios algunas soluciones con respecto a la actitud a tomar en cuanto a la disposición final de los residuos sólidos urbanos, ya que la mayor parte de las poblaciones santafesinas cuentan con los tradicionales basurales al aire libre, de grandes dimensiones y consecuencias desfavorables.

“Nos iniciamos en la búsqueda de fuentes alternativas de energía, hace más de veinte años, con un análisis en el área de la energía renovable, y allí fue cuando encontramos que la única posibilidad era utilizar la biomasa de la pampa húmeda, y entre la biomasa están los residuos domiciliarios, que son los residuos sólidos urbanos. En ese momento no había mucha gente que supiera del tema, y por otro lado había alternativas demasiado costosas. Entonces decidimos estudiar la manera de resolver los problemas a muy bajo costo, en función de las posibilidades económicas de los municipios y las comunas, que son los más implicados en esta temática”, explicó Carlos Barbieri.

Cabe mencionar que sus proyectos se implementaron en muchas ciudades, en algunos casos de forma independiente porque la legislación vigente no permitía que ingrese la universidad. Por ejemplo, el Plan de Gestión de Residuos de la provincia de Neuquén, financiado por el Instituto Federal de Inversiones. Otro proyecto que pertenece al campo de los residuos hospitalarios es el Plan de Gestión de Residuos Hospitalarios, que se desarrolló para la República de Venezuela.

Las soluciones

En una primera instancia se intenta llevar a cabo lo que se conoce como relleno sanitario”, para el cual se necesita disponer de un lugar que será destinado a la disposición final de basura y en el cual se toman medidas para no contaminar el ambiente. Una de ellas es compactar sucesivamente los desechos que se van depositando y cubrirlos de tierra, hasta que el relleno se da por repleto. En el caso que no se disponga del dinero suficiente, se realiza un vertedero controlado, que consiste en una etapa previa al relleno, con menor costo pero con un buen funcionamiento.

Venini comentó: “El vertedero controlado sirve para dar un orden. Aquellos municipios que económicamente no están en condiciones de hacer un relleno sanitario, que implica tener de arranque un terreno limpio, lo que se hace es tomar el basural que tienen, que está degradado y darle una técnica de ordenamiento. Tenemos varios finalizados, especialmente en la provincia de Buenos Aires”.

“Es importante que se informen y sepan que la UNR, a través de la FCEIA, cuenta con un grupo de especialistas en resolver problemas de gestión de residuos sólidos; no importa si son residuos domiciliarios, hospitalarios o peligrosos, tarea en la cual venimos trabajando desde hace muchísimos años. Y nos interesa que las comunas y los municipios se decidan a resolver el problema de disposición final. En la provincia de Santa Fe hay más de 300 poblaciones, de las cuales, salvo Rosario, Villa Constitución, Santa Fe, Rafaela, no han intentado resolver. Sería más que importante para ellos y para la protección del entorno que nos consulten para conocer los costos que se manejan”, aseguraron los especialistas.

Ana Paradiso


NOTAS DESTACADAS
Por qué fallaron las encuestas en 2019
Las transformaciones sociales que dejó la pandemia
La importancia de la alimentación de los adultos mayores para prevenir enfermedades
El trabajo de la Universidad por la ampliación de derechos
Mi reloj interno: una aplicación para mejorar el sueño
Con la ayuda de un implante cerebral una persona ciega logró ver formas y objetos
NOVEDADES
Son víctimas de la quinta pandemia de cólera los restos humanos hallados en una fosa común del siglo XIX en Córdoba
Ontología crítica del encierro: una obra que aborda la desigualdad desde lo subjetivo
La diversidad de plantas en los techos verdes favorece la variedad de insectos benéficos
Fabricarán snacks de frutas con alto valor nutricional
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
Un sensor electroquímico para la detección de soja transgénica en semillas
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
La presencia de microplásticos en líquenes afecta la salud humana y la biodiversidad
Cultura pop: entre la celebración y la resignificación
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
Erosión hídrica, el enemigo silencioso que ataca el suelo
El panorama a futuro después de la pandemia
NOTAS ACADÉMICAS
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad
Un espacio para que la economía vuelva a ser política y social
El panorama a futuro después de la pandemia
Por un big data más igualitario
Estrés académico: un análisis sobre el miedo a rendir exámenes


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados