Nota

Universidad Nacional de Cuyo - Instituto de Ciencias Básicas

20 de Julio de 2009 |

Las huellas de la prehistoria

Más de 200 pisadas de dinosaurios revelaron que hace 70 millones de años el mar bañaba el desierto. El hallazgo se produjo en una formación rocosa de Malargüe, en Mendoza, que en aquellos tiempos no era el desierto actual sino una selva marina habitada por dinosaurios y otros animales. Los investigadores concluyeron que las huellas son de titanosaurios, que habrían tenido unos 14 metros y adaptaciones para caminar en ambientes marinos. El descubrimiento permite además conocer la fauna antes de la gran extinción del Cretácico. Es por esto que se prevé crear el “Parque Cretácico Huellas de Dinosaurios”, un museo a cielo abierto, donde se verán huellas, fósiles y formaciones geológicas.
Las huellas de la prehistoria

Una de las pisadas descubiertas en el yacimiento de Malargüe.

Una huella estampada en una roca. Este simple elemento es la llave para abrir las puertas del pasado de los dinosaurios en esta región de Sudamérica, aseguran los paleontólogos.

Y no es sólo una, sino más de 200 las huellas que se descubrieron en un yacimiento de Malargüe, Mendoza, donde un grupo científico del Ianigla-Conicet y de la UNCuyo trabaja desde hace tres años. El hallazgo se produjo a principios de 2006 y es uno de los más importantes de la paleontología argentina.

Aunque ya realizaron 12 campañas para estudiar el yacimiento, los investigadores no quieren que se dé a conocer su exacta ubicación hasta que el sitio tenga una declaración de protección de la Legislatura de Mendoza. La iniciativa ya tiene media sanción y propone crear el “Parque Cretácico Huellas de Dinosaurios”, que transformará el lugar en un verdadero museo a cielo abierto, donde se podrán ver huellas, fósiles de invertebrados (caracoles, ostras) y distintas formaciones geológicas (Anacleto, Loncoche, Roca) que representan etapas de una historia natural, con faunas y ambientes distintos, según explica a InfoUniversidades Bernardo González Riga, a cargo de las investigaciones junto con el paleontólogo Jorge Calvo.

“En el yacimiento se han localizado más de 200 huellas asociadas con huesos fósiles de dinosaurios y tortugas. Las huellas más abundantes son las de saurópodos titanosaurios, los típicos dinosaurios herbívoros de cuello largo”, explica González Riga, que tiene evidencias de que los dueños de las pisadas fueron animales de dimensiones importantes. “Las huellas traseras tienen entre 40 y 60 cm. de largo. En contraste, las huellas delanteras son más pequeñas. No hay evidencia de falanges manuales ya que estos animales no poseían dedos en las extremidades delanteras. De acuerdo a esto y al registro fósil de la región, se estima que fueron producidas por titanosaurios que habrían tenido unos 14 metros de largo”.

Las huellas están preservadas en rocas de la Formación Loncoche, cuando la zona era una laguna conectada con deltas y estuarios que terminaban en el océano Atlántico, cubría la Patagonia y llegaba al sur de Mendoza, entre 65 y 71 millones de años atrás.

Dinosaurios y tortugas marinas

Las investigaciones ya revelaron algunos datos: “El yacimiento brinda relevante información paleobiológica sobre la fauna de dinosaurios, antes de la gran extinción de fines del Cretácico. Nos permite conocer qué tipos de titanosaurios habitaban esta región de América del Sur, su locomoción, velocidad de marcha, desplazamiento en manada (con probable hábito gregario) y adaptación para caminar en ambientes marino-marginales (deltas, estuarios). También estamos conociendo algunos aspectos sobre los dinosaurios carnívoros -terópodos- que habitaron esos ambientes, a partir del análisis de sus huellas”.

Además, González Riga explica que están estudiando huesos fósiles de otros vertebrados, como tortugas y plesiosaurios, “que nos ofrecen la posibilidad de reconstruir los ambientes y las faunas del pasado”, cuando Malargüe no era el desierto que es hoy sino una cuasi selva marina habitada por dinosaurios y otros animales ya extintos.

Para los científicos, esta maravilla prehistórica habla por sí sola, pero debe ser protegida y acondicionada mediante cierres, guardaparques y accesos especiales antes de dar a conocer su ubicación geográfica, ya que a partir de esta protección patrimonial, se transformará en un parque natural de interés cultural.

Las huellas de la prehistoria

El paleontólogo González Riga (agachado y de sombrero) junto con otros científicos analizando las huellas.

Producción Periodística:


Responsable Institucional:
Rubén Valle
Universidad Nacional de Cuyo

Dirección de Prensa Institucional
ruben.valle@uncuyo.edu.ar
www.uncu.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Un test para detectar genes que desarrollan la celiaquía
Investigadoras estudian un nexo entre esterilidad masculina y VPH
Evaluará aerogeneradores a escala para optimizar la producción de energía eólica
Mejor prevenir que curar: cuidando nuestros suelos
Bacterias resistentes a antibióticos en peces del río Paraná
Una gelatina vegetal contribuye a descontaminar aguas industriales
NOVEDADES
Estudian la “coreografía cósmica” que forman las órbitas de un particular sistema exoplanetario
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
Laboratorio de bioseguridad en el ámbito universitario
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Evalúan la mejora de la producción de paltas a partir de la abundancia de polinizadores
Analizan la capacidad de plantas nativas para remediar la toxicidad en vegetales agrícolas
El poder del viento: parque eólico experimental medirá el potencial productivo de energías limpias en el sector austral
Producción de carne vacuna a nivel regional: un aporte a la calidad de producto final
Diplomatura en Acompañamiento Terapéutico 2024-UMSA.
NOTAS ACADÉMICAS
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad


logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X