Nota

Universidad Argentina de la Empresa - Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales

01 de Enero de 2018 | 4 ′ 9 ′′

Los porteños y los bonaerenses prefieren leer en papel

Nueve de cada diez personas leyeron al menos un libro en papel en el último año. Tres más de los que lo hicieron en formato digital, asegura una investigación de la Fundación UADE. A pesar de ser más económico, los e-books no son los más elegidos por los vecinos de Capital Federal y el Conurbano que se aferran a lo clásico.

Lo tradicional derrota a lo innovador, al menos en la literatura. Un estudio del Instituto de Ciencias Sociales y Disciplinas Proyectuales (INSOD) de la Fundación UADE determinó que los porteños prefieren leer libros en papel antes que en formato digital. Inmersos en una actualidad en la que los avances tecnológicos modificaron muchos de los hábitos de la sociedad, nueve de cada diez personas aseguraron que leyeron al menos un libro en papel en el último año. Tres personas más de las que lo hicieron en digital. Resultados que demuestran que la aplicación de la tecnología no logró modificar del todo la antigua costumbre de pasar la hojas del papel.

Si en algo se diferencian los libros electrónicos de los físicos es en su precio. A pesar de que el formato en papel es más caro que el digital, esta realidad no parece ser un impedimento en la decisión de compra de las personas. “It”, la reconocida novela de terror escrita por Stephen King que recientemente se estrenó en el cine, cuesta cerca de $450 en papel en las principales librerías. Mientras que en formato digital la editorial lo vende por $100 y puede conseguirse por no menos de $20 en las páginas más conocidas de comercio electrónico o incluso gratis. “Se evidencia una gran tendencia a descargar los libros en lugar de comprarlos en las tiendas virtuales o a compartirlos entre amigos, según los datos que obtuvimos”, asegura Alejandra Fuentes Cuiñas, investigadora responsable del proyecto.

La baja fidelidad de los porteños y los bonaerenses con los dispositivos digitales diseñados exclusivamente para leer es un punto a tener en cuenta para los desarrolladores de esta tecnología. Los e-reader como Kindle o Sony Reader son las plataformas menos elegidas por los porteños; sólo una de cada 10 personas lo utilizó en el último año. Prefieren inclinarse al smartphone, que es el más elegido de los dispositivos para esta actividad, aunque no sea su principal función pero que otorga la posibilidad de realizar otras tareas al mismo tiempo, como responder mensajes de WhatsApp o monitorear las redes sociales.

Otro de los formatos que cobraron notoriedad en los últimos años con los avances de la tecnología aplicados a la lectura fue el audiobook. Una plataforma que transforma al lector en oyente. “Aunque más de la mitad de los encuestados afirmaron conocerlos, sólo un 5% los utilizó alguna vez. Denota que tampoco es una plataforma con la que se hayan familiarizado los lectores del área Metropolitana de Buenos Aires”, explica Fuentes Cuiñas.

Los más de 500 encuestados, de 18 a 65 años que participaron de este estudio, arrojaron otros datos importantes. “Más de la mitad de las personas que desean leer más libros no pueden hacerlo por falta de tiempo o porque hacen actividades físicas que no les dejan espacio para seguir una lectura”, afirman los investigadores. A la hora de elegir un género, dos de cada tres encuestados prefieren las novelas de distintas temáticas: infantiles y juveniles (26%) en primera medida, generales (25%)y de ciencia ficción (14%). El resto se inclina por obras de autoayuda y de superación, y por las referidas a negocios y ciencias económicas, entre muchas otras. Además, nueve de cada diez personas afirmaron que mientras leen atraviesan por distintas situaciones que los llevan a estar “compenetrados” en el texto y a “olvidarse” de sus problemas.

Leandro Ezequiel Ungaro
Universidad Argentina de la Empresa

Departamento de Prensa
loferraro@uade.edu.ar
www.uade.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Nanopartículas de óxido para el tratamiento de enfermedades genéticas
Semillas ancestrales en panes más sanos y nutritivos
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
NOVEDADES
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?

PALABRAS CLAVES
e-bookdigital
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados