Nota

Universidad Nacional del Sur - Rectorado

04 de Octubre de 2010 |

“Nunca me sentí discriminada, ni sufro injerencias políticas”

Así definió Marta Rovira su trabajo al frente del Conicet. En diálogo con InfoUniversidades, la funcionaria -primera mujer que llega al sillón de Houssay- comentó la tarea y perspectivas de ese organismo. Afirma que Argentina tiene excelentes investigadores que compiten con los más destacados del mundo y que una de las políticas de la institución es evitar que se acentúe la concentración de los investigadores en los centros urbanos.

Durante una visita a la Universidad Nacional del Sur (Bahía Blanca) la doctora Marta Rovira, presidenta del Conicet, explicó a InfoUniversidades la situación del organismo.

“El Conicet está cada vez más cerca de las universidades, porque tenemos objetivos comunes y compartimos gran cantidad de los recursos humanos de ciencia y tecnología del país”, señaló. Acerca de la situación económica de la institución, Rovira precisó que dispone de un presupuesto anual de unos 1.200 millones de pesos y que, desde 2004, se incorporan 500 investigadores y 1.500 becarios por año. “En total, tenemos 7.100 becarios y, como recibimos el dinero prometido por el gobierno, podemos seguir incorporando gente y sosteniendo los institutos. Nuestro país tiene excelentes investigadores que compiten con los más destacados del mundo, prueba de ello son sus constantes publicaciones en revistas especializadas del exterior”, señaló. Y recordó que, hasta hace un par de años, había unos 500 doctores por año, número que ha crecido en forma considerable.

Madre de dos hijos y abuela, la experta en fenómenos solares recibió la herencia del doctor Eduardo Charreau, quien tuvo que recuperar la tarea de ese organismo luego de la crisis de 2001, y de una década de políticas de ajuste. No sólo tiene una larga carrera como investigadora en temas astronómicos, sino que también tiene experiencia de gestión: durante nueve años dirigió el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE, dependiente de la UBA y el Conicet).

Sobre su situación al frente del principal organismo de ciencia y tecnología del país, Rovira expresó: “No sufro injerencias políticas. Nunca estuve en un partido político y la política no es cosa nuestra, sino del Ministerio. Además, nunca me sentí discriminada por ser mujer, y eso que integré numerosas comisiones donde los hombres eran mayoría. Ahora, en el directorio, somos dos mujeres”.

Consultada respecto al primer tópico -la política científica nacional- la directiva indicó a InfoUniversidades que evitar que se acentúe la concentración de los investigadores en los centros urbanos es una de las premisas del Conicet, que cuenta con áreas de vacancias por regiones geográficas (Catamarca, La Pampa, Corrientes, Chaco, Jujuy, Misiones, Chubut y Tierra del Fuego, entre otras) y de disciplinas. “Por otro lado, nuestro país no tiene definido un programa nacional de ciencia y tecnología aplicado a uno de desarrollo, pero las universidades y el Conicet no lo pueden hacer por propia decisión, sino que debe ser definido por el gobierno. La creación de un ministerio para el sector ya es un paso que nadie había dado”, agregó.

Marcelo C. Tedesco
Universidad Nacional del Sur

Dirección de Prensa y Ceremonial
prensa@uns.edu.ar
www.uns.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad

PALABRAS CLAVES
Houssay
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados