Nota

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Médicas

13 de Mayo de 2013 | 6 ′ 43 ′′

Tratan enfermedades oculares con células madre

Alergias, ojo seco severo, erosiones de córnea, úlceras de córnea infecciosa y no infecciosa, entre otras enfermedades, podrán ser tratadas con implantes de células madre. Un equipo de investigadores trabaja en la extracción de células madre adultas de la mucosa bucal para injertarlas en el ojo enfermo y en el desarrollo de un suero elaborado con sangre del propio paciente para el tratamiento de las distintas enfermedades de la visión.

Alejo Vercesi es titular de la Cátedra de Oftalmología de la Facultad de Medicina de la UNR

Científicos realizan terapia celular para tratar enfermedades de la superficie ocular. El doctor Alejo Vercesi y un grupo de investigadores son pioneros en utilizar la terapia celular en el tratamiento de las enfermedades de la visión. El trabajo consiste en utilizar las células madre adultas que se encuentran en la mucosa bucal para injertarlas en un ojo enfermo. De esta manera, se crea un puente sobre la membrana amniótica que facilita la migración de las nuevas células que producen las células madres de ese órgano. También utilizan la sangre del paciente para obtener un suero, un plasma rico en plaquetas y un gel plaquetario que mejorará las intervenciones en el campo de la visión.

Las enfermedades que involucran a la córnea y a la conjuntiva pueden afectar a la visión. Alergias, ojo seco severo, erosiones de córnea, úlceras de córnea infecciosa y no infecciosa, entre otras, son tratadas en la actualidad con lágrimas artificiales, colirios, y diversas sustancias químicas destinadas a restaurar la integridad de la superficie ocular. Sin embargo, muchos pacientes no responden a estos tratamientos. Los últimos descubrimientos de la función de las células madre, situadas en el limbo esclero-corneal, permitieron que muchas de estas patologías tengan posibilidad de tratamiento.

“La terapia celular es aquella en la que se utilizan células madre como tratamiento ante una enfermedad determinada. Estas células restituyen la integridad de la superficie de la córnea a través de la formación de su epitelio anterior”, explicó Vercesi a Argentina Investiga. En este sentido, detalló que es posible extraer del ojo sano del paciente las células madre, pero trae aparejado un riesgo muy grande.

“Después de muchos años de investigaciones, comprobamos que se pueden extraer las células madre adultas de la mucosa bucal para injertarlas en el ojo enfermo y, de esta manera, crear un puente sobre la membrana amniótica”. Y agregó: “La utilización de la mucosa bucal se debe a que su epitelio es muy parecido al epitelio de la córnea y tiene células madres. La membrana amniótica actúa como un puente biológico, es decir, facilita la migración de las nuevas células que producen las células madres de ese órgano”.

Este trabajo tiene como antecedente a un investigador japonés que trabajó con injerto de mucosa bucal en ojos quemados. “El aporte novedoso que realizamos es que, en vez de realizar suturas para adherir la membrana, utilizamos un gel plaquetario de la propia sangre del paciente y usamos una especie de gotita que adhiere la membrana y la mucosa bucal sin suturas. Así, no hay irritación y nada externo, sino del propio paciente”, detalló Vercesi.

Esta innovadora contribución de los investigadores permite utilizar la propia sangre del paciente, la cual tiene inmunoglobulina y da defensas para obtener un suero autólogo, que puede usarse como lágrima artificial; un plasma rico en factores de crecimiento que favorece la curación de úlceras corneales, y un gel plaquetario autólogo, como bioadhesivo en las operaciones. Este último tiene una gran importancia ya que permite reemplazar, en algunos casos, las suturas convencionales y no genera rechazo por usarse sangre propia.

El oftalmólogo repasó estos aportes y la importancia que tiene cada uno. El caso del suero autólogo es de gran utilidad en el tratamiento del ojo seco severo que no responde al tratamiento con colirios artificiales. “Para obtener suero autólogo se extraen 20 o 30 cm de sangre del paciente, la que es sometida a una centrifugación y otros procesos químicos y se obtiene el suero que se da al paciente en pequeños frascos para que pueda ser usado en su casa. En muchos de los casos tratados desaparecieron los síntomas; los pacientes referían que sentían el ojo más húmedo y más suave”.

Asimismo, el investigador aclaró que se puede intentar este tratamiento con suero autólogo cuando el ojo seco severo no responde al tratamiento con métodos convencionales y luego volver a los sustitutos lagrimales. “Esto mejora la calidad de vida de las personas ya que el ojo seco genera un displacer, es una enfermedad de la modernidad, de pasar horas frente a la pantalla de la computadora”, señaló Vercesi.

En referencia al plasma rico en plaquetas contó que, a través de un trabajo de investigación experimental en sangre de conejos, realizada junto a Guillermo Grande y colaboradores, de la Universidad Nacional del Litoral y la colaboración de Gustavo Echavarría y Ariel Naves, se demostró estadísticamente y con la anatomía patológica, el mejoramiento en úlceras de córnea provocadas quirúrgicamente. “La utilización de plasma rico en factores de crecimiento favoreció y aceleró la curación de las úlceras corneales e influyó en el mantenimiento de la transparencia corneal”, indicó el oftalmólogo.

Primera intervención

El primer injerto de membrana amniótica se realizó en el año 2000, a un paciente con un ojo quemado. Dicha operación fue la primera cirugía que se considera como terapia celular y que utilizó membrana amniótica para restituir la integridad de la superficie de la córnea a través de la formación del epitelio anterior de la córnea. Fue la primera operación realizada en un hospital público, el Hospital Centenario, con el equipo de médicos residentes que allí trabajan.

Por otra parte, en 2006 se realizó un transplante autólogo de células madre de un ojo al otro del mismo paciente y fue el primero del país que utilizó gel plaquetario autólogo, en reemplazo de las suturas convencionales. Éste se realizó a una persona de 71 años que presentaba un ojo quemado con cal; se tomó tejido del limbo esclero-corneal, que provee de las células madre que producen el epitelio que recubre la córnea, del ojo cuya superficie ocular no estaba afectada pero estaba ciego por glaucoma y se transplantó en el ojo quemado.

Producción Periodística:
Silvana Di Stefano

Responsable Institucional:
Victoria Arrabal
Universidad Nacional de Rosario

Secretaría de Comunicación y medios Dirección de Prensa
varrabal@gmail.com
www.unr.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Un test para detectar genes que desarrollan la celiaquía
Investigadoras estudian un nexo entre esterilidad masculina y VPH
Evaluará aerogeneradores a escala para optimizar la producción de energía eólica
Mejor prevenir que curar: cuidando nuestros suelos
Bacterias resistentes a antibióticos en peces del río Paraná
Una gelatina vegetal contribuye a descontaminar aguas industriales
NOVEDADES
Estudian la “coreografía cósmica” que forman las órbitas de un particular sistema exoplanetario
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
Laboratorio de bioseguridad en el ámbito universitario
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Evalúan la mejora de la producción de paltas a partir de la abundancia de polinizadores
Analizan la capacidad de plantas nativas para remediar la toxicidad en vegetales agrícolas
El poder del viento: parque eólico experimental medirá el potencial productivo de energías limpias en el sector austral
Producción de carne vacuna a nivel regional: un aporte a la calidad de producto final
Diplomatura en Acompañamiento Terapéutico 2024-UMSA.
NOTAS ACADÉMICAS
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad

PALABRAS CLAVES
ojo seco severo
logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X