Nota

Universidad Nacional del Sur - Departamento de Agronomía

19 de Julio de 2010 |

Trigo doble propósito: más dinero para el productor

Una investigación llevada a cabo en el sudoeste bonaerense demostró que la siembra anticipada de trigo y su utilización como forraje en zonas semiáridas generan beneficios económicos directos para los productores. Las claves de la técnica residen en adelantar la siembra de trigo para que el pasto se acumule y sea aprovechado por los animales y en complementar con sorgo ensilado, lo que mejora en forma cualitativa la producción de carne por hectárea y los ingresos netos.

A pesar de ser una técnica conocida desde hace 70 años, la siembra anticipada del trigo y su uso como forraje no ha logrado imponerse entre los productores agropecuarios argentinos. “El cultivo de trigo con doble propósito es una práctica antigua y común en otras regiones del mundo, pero de poca difusión en nuestro país. La costumbre o el desagrado de que las vacas estén en el trigo llevaron a la falta de interés por su utilización. Sin embargo, en la llanura pampeana la existencia de explotaciones mixtas favorece su utilidad”, cuentan los ingenieros agrónomos Martín Arzadún -de la Chacra Experimental Coronel Suárez, del ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense- María Coria, del INTA, y Hugo Laborde y Rodrigo Bravo, de la UNS.

Según los investigadores, considerar ciertos aspectos claves del cultivo y su aprovechamiento, como son la fecha de siembra, el manejo del pastoreo o la fertilización nitrogenada, pueden hacerlo beneficioso y generar ingresos por hectárea comparables a los de los mejores cultivos de cosecha de grano. “Los ingresos netos por hectárea calculados para el trigo doble propósito resultan similares a los de un alto rendimiento de grano. Incluso, las comparaciones realizadas favorecieron en la mayoría de los casos al doble propósito”, afirman.

“Nuestra zona -el sudoeste bonaerense- es difícil, y estos cuatro años nos han perjudicado por la falta de lluvias, pero pudieron verse resultados muy positivos que interesan a los productores de la región”, explica a InfoUniversidades Laborde. “Décadas atrás las que pastoreaban los trigos eran las ovejas, pero ahora cambió el escenario a causa del empuje de la ganadería, y esta posibilidad quedó en desuso”, agrega el ingeniero Rubén Miranda, del departamento de Agronomía de la UNS.

“La técnica posibilita un mejor aprovechamiento del suelo en términos del doble propósito: para el forraje y el grano. En los últimos años se pensaba que no valía la pena pastorear trigos, ya que el objetivo principal era la producción de grano, que es lo que más vale. Con esta experiencia se demuestra que si se toman precauciones y se siembra en forma anticipada, los trigos pueden brindar más o menos pasto, a la vez que pueden ser utilizados en la cadena ganadera. Si se retiran los animales a tiempo, la producción de grano no se resiente”, señala Miranda.

En Argentina se siembran entre 5 y 6 millones de hectáreas de trigo cada año. Una parte importante corresponde a explotaciones mixtas, en las que la ganadería ha sufrido el desplazamiento de los mejores suelos. En el sudoeste bonaerense el corrimiento de la ganadería tuvo peores consecuencias ecológicas, sociales y económicas que en otras regiones. Los investigadores señalan que “demostrar la conveniencia de mantener las explotaciones mixtas con recursos forrajeros adecuados, y reducir la competencia por el uso de la tierra entre ganadería y producción de granos, es parte de lo que se puede hacer en favor de esas explotaciones”.

“El ingeniero Arzadún transformó todos los kilos de materia seca que se le extrajeron al cultivo de trigo en más kilos de carne y, por lo tanto, en más dinero”, sintetiza Miranda y agrega que “si a eso se le suma el grano, la ecuación es muy favorable al productor”.

La técnica consiste en adelantar la siembra de trigo, que se hace en los meses de invierno, a marzo y/o abril, cuando todavía hace calor, lo que provoca que se acumule pasto, aprovechado por los animales. “Si bien a muchos productores no les gusta ver a las vacas en el trigo, tienen que pensar que después eso se convierte en kilos de carne”, dice Laborde y añade que “si se le agrega otro cultivo difundido en la zona como es el sorgo, la situación mejora de manera sustancial en producción de carne por hectárea y en ingresos netos. Además, permite mayor estabilidad del sistema mixto en su conjunto, lo que reduce la incertidumbre sobre si se tendrá pasto suficiente para el ganado”.

Los trabajos científicos realizados indican que en las explotaciones, el hecho de que la alimentación invernal no dependa sólo del verdeo sino de la combinación de éste con otros alimentos -como el silaje-, puede hacer que el aprovechamiento intenso no conduzca necesariamente a una menor producción individual. Es por esto que el pastoreo intenso se muestra como la opción más conveniente para aprovechar el cultivo doble propósito, cuando se lo complementa con otros alimentos, como ocurre con el tambo o la invernada intensiva.

La fecha de siembra es el factor de mayor incidencia en los resultados, si se hace variar la producción de forraje y de grano en sentido opuesto. Además, se demostró que las variaciones en el rendimiento y la buena respuesta a la fertilización están vinculadas con la mayor utilización del agua y el nitrógeno que en un cultivo de cosecha de grano.

Los interesados pueden averiguar más sobre esta técnica y sus resultados, así como obtener los trabajos realizados por los investigadores, en la secretaría de Extensión del departamento de Agronomía de la UNS, escribiendo al correo electrónico: seagro@uns.edu.ar.

Marcelo C. Tedesco
Universidad Nacional del Sur

Dirección de Prensa y Ceremonial
prensa@uns.edu.ar
www.uns.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Nanopartículas de óxido para el tratamiento de enfermedades genéticas
Semillas ancestrales en panes más sanos y nutritivos
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
NOVEDADES
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
EcoCiencia
Cuidar el agua es clave

Cuidar el agua es clave

A raíz de la bajante extraordinaria del río Paraná, un equipo de investigadoras de la UNR realizó un informe sobre el consumo responsable de agua en ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?

PALABRAS CLAVES
forrajesorgosilaje
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados