Nota

Universidad Nacional de Córdoba - Facultad de Ciencias Económicas

17 de Mayo de 2010 |

Microemprendimientos: los que reciben más ayuda económica tienen el desempeño más bajo

Un estudio desarrollado por la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC demuestra que las políticas públicas destinadas a apoyar a los microemprendedores tienen una orientación que privilegia a quienes ingresaron al sector empujados por el desempleo, fueron menos innovadores y estuvieron localizados preferentemente en la ciudad de Córdoba. Precisamente, se trata del grupo que tuvo los niveles de performance más bajos.

¿Qué efecto tienen las políticas públicas que buscan apoyar a los microemprendimientos? Claramente, al menos no han tenido el impacto esperado: los microemprendedores que recibieron ayuda del Estado son los que se encontraban en situación más débil, quienes, a la vez, presentaron los peores resultados en términos de performance.

Así lo determina un estudio realizado por especialistas de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba, que analiza la orientación de las políticas estatales hacia este sector y evalúa la probabilidad de que un emprendedor reciba o no dinero público en función de determinadas características, como motivación, formalidad/informalidad laboral, sexo y grado de innovación. El trabajo también mide cómo influyen algunas variables -nivel educativo, tiempo dedicado al trabajo y uso de capital propio, entre otros- en el desempeño de la miniempresa.

Para ello, se basaron en datos obtenidos al aplicar casi tres centenares de encuestas, tanto a microempresas de Córdoba capital como del interior provincial, durante el segundo semestre de 2007 y primero de 2008.

De acuerdo al perfil trazado, los microemprendedores varones, impulsados por el desempleo, que actúan en el sector formal de la economía y están localizados en la ciudad de Córdoba cuentan con las mayores probabilidades de ser destinatarios de las políticas públicas enfocadas en la promoción de estas iniciativas, lo que corrobora la orientación pro-pobre de las mismas.

Microemprendimientos encuestados por sector de actividad económica. Los resultados muestran que el rasgo determinante para recibir ayuda económica es el hecho de estar desocupado: este grupo tiene 2,5 veces más chances de ser beneficiario (contra 1) que un microemprendedor que se inició por otros motivos (vocación, experiencia, características personales, entre otras). En este sentido, Roberto Giuliodori, uno de los autores del estudio, opina que es un error alentar a las personas a convertirse en microemprendedores por el hecho de no tener trabajo. "Una microempresa debe ser pensada como una solución a largo plazo, sustentable en el tiempo y con perspectivas de crecimiento, y no como una simple salida coyuntural para resolver una situación transitoria de desocupación que podría ser afrontada con otras alternativas, como el subsidio al desempleo", plantea.

El estudio también halló que la condición de ser mujer y de desempeñarse en la economía informal (trabajo en negro) reduce significativamente (50 por ciento) la probabilidad de obtener ayuda a través las políticas públicas. Además comprobó que, paradójicamente, si el proyecto es innovador -es decir, propone un nuevo producto o servicio, técnica de producción, presentación o sistema alternativo de comercialización- tiene casi un 40 por ciento menos de posibilidades de recibir apoyo.

Para Héctor Gertel, coautor del trabajo, este tipo de iniciativa puede haber representado alguna solución durante la crisis de 2001, ayudando a paliar la pobreza, pero en el contexto actual debería replantearse su efectividad. "Ocho años después, y con tasas de crecimiento oficiales del 7 por ciento anual, se abre un interrogante: ¿hasta qué punto es necesario mantener ese tipo de políticas que surgieron en una situación angustiante?".

Mejor desempeño

De acuerdo a los casos estudiados, se encontraron determinados aspectos que influyen positivamente en la performance del emprendimiento, esto es, que aumentan las posibilidades de que una microempresa sea exitosa.

Entre ellas, el de mayor peso es el grado de dedicación que el titular destina a su proyecto (medido por la cantidad de horas trabajadas), seguido por el grado de innovación aplicado, el uso de capital propio (dinero líquido y otros rubros tales como maquinarias, equipos e inmuebles), y el nivel educativo.

En cambio, impactó negativamente la condición de haber sido desocupado al momento de comenzar la miniempresa, es decir, convertirse en microemprendedor de manera involuntaria, y el haber recibido apoyo institucional insuficiente.

Por otra parte, se determinó que no todos los casos analizados presentan características uniformes; por el contrario, se identificaron cuatro grupos claramente diferenciados, atendiendo al desempeño de la microempresa y a las características personales de su director. Así, se distinguieron dos grupos liderados tanto por hombres como por mujeres, con un muy buen desempeño y cuya motivación para la creación de la empresa no estuvo asociada con la condición de desempleo; y, paralelamente, se registraron otros dos conglomerados también liderados por ambos sexos, pero con una performance muy baja. "De todos, los dos grupos con peor desempeño son los que recibieron más ayuda", apunta Giuliodori.

La investigación también analizó la distribución de las microempresas por sectores (más de la mitad pertenece al sector industrial), así como su grado de innovación y localización, encontrando que la mayoría (85,7 por ciento) de los emprendimientos fueron innovadores, en mayor proporción los asentados en el interior provincial.

Sobre el estudio

Título: "Desempeño de microemprendimientos y políticas públicas en Argentina". Facultad de Ciencias Económicas. UNC. 2008.

Autores: Héctor Gertel, Roberto Giuliodori, Leandra Bernard y Eugenia Meiners.

Trabajo elaborado en el marco del Proyecto Código 961-5, PICTOR II-2004. Director: Fernando Sonnet.

Financiación: Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Córdoba.

Muestra: 294 microemprendimientos distribuidos en la capital de Córdoba (114) y el interior de la provincia (180).

Padrón: 4.100 unidades (microempresas radicadas en la provincia).

Eliana Piemonte
Andrés Fernández
Mariana Mendoza
Universidad Nacional de Córdoba

Prosecretaría de Comunicación Institucional
comunicacion@rectorado.unc.edu.ar
www.unc.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Nanopartículas de óxido para el tratamiento de enfermedades genéticas
Semillas ancestrales en panes más sanos y nutritivos
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
NOVEDADES
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
EcoCiencia
Cuidar el agua es clave

Cuidar el agua es clave

A raíz de la bajante extraordinaria del río Paraná, un equipo de investigadoras de la UNR realizó un informe sobre el consumo responsable de agua en ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados