Nota

Universidad Nacional de Río Cuarto - Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales

28 de Junio de 2010 |

Nuevos métodos ecológicos de conversión de energía solar a eléctrica

En Río Cuarto, el doctor José Natera, junto a un grupo de investigadores del departamento de Química de la Facultad de Ciencias Exactas, diseñó nuevos materiales y dispositivos para convertir la energía solar en energía eléctrica. Se trata de celdas orgánicas que tienen un muy bajo costo de fabricación y no contaminan el medio ambiente, a diferencia de las celdas de silicio, que son las que se emplean mayormente para llevar a cabo la conversión de energía.

El objetivo de la investigación reside en la búsqueda de nuevos métodos de conversión de la energía solar en energía eléctrica. Para esto, los especialistas utilizan celdas solares orgánicas, es decir, sensibilizadas por colorantes y que no causan daños en el medio ambiente. Estas celdas producen electricidad mediante un principio foto-electro-químico, que cambia la energía luminosa en energía eléctrica.

Según explicó el doctor José Natera a InfoUniversidades, la mayoría de los dispositivos que se emplean para la transformación de energía contienen celdas solares de silicio, que son inorgánicas y para cuya fabricación se requiere la utilización de solventes tóxicos. Además, requieren de procesos de producción muy costosos y es por esto que en los últimos años, adquirieron mayor trascendencia las investigaciones vinculadas a la utilización de celdas solares orgánicas que no perjudican al equilibrio del medio ambiente.

En 1991, se creó la primera celda sensibilizada por colorantes orgánicos, con una eficiencia de conversión de energía del 10%. Fue inventada por Michael Graetzel en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, Suiza, y fue construida con materiales de bajo costo a partir de un proceso de fabricación muy simple. El desafío de este estudio era lograr el diseño y armado de una celda propia y para esto, el grupo de investigadores locales trabajó sobre distintos aspectos referidos al diseño y conformación de la celda, hasta que logró como resultado una celda con un 7,5% de eficiencia.

Para Natera, esto implica un gran avance ya que no hay registro en nuestro país de algún grupo de investigación que haya logrado ese porcentaje de eficiencia. “En el mundo, sólo un grupo reportó el 10%”, destacó el químico y señaló que hay que seguir investigando porque todavía no se ha podido igualar el porcentaje de eficiencia del 15 al 20% que tienen las celdas de silicio inorgánicas.

Otro de los aspectos que abordó la investigación fue el del electrocromismo, es decir, la propiedad que poseen algunas especies químicas para el cambio de color de forma reversible cuando se les aplica una diferencia de carga eléctrica. “Un ejemplo son las ventanas inteligentes, que cambian de color según el potencial aplicado o la intensidad de iluminación”, explicó el científico.

El grupo de investigadores locales desarrolló dos polímeros diferentes que cambian de color de acuerdo al voltaje que se les aplica. Uno, permite el paso de transparente a amarillo y de amarillo a verde, mientras que el otro permite la conversión de transparente a naranja y de naranja a azul, los que pueden ser aplicados para dispositivos electrocrómicos.

Estos estudios se realizaron en el marco de la tesis titulada “Investigación y desarrollo de sistemas y dispositivos optoelectrónicos orgánicos” del doctor José Natera, dirigido por los doctores Luis Otero y Fernando Fungo, del departamento de Química de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

Alberto Ferreyra
Fredy Dutra
Deolinda Abate Daga
Tristán Pérez
Universidad Nacional de Río Cuarto

Departamento de Prensa y Difusión
prensa@rec.unrc.edu.ar
www.unrc.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad

PALABRAS CLAVES
siliciopolímeros
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados