Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura

26 de Diciembre de 2011 | 4 ′ 10 ′′




Investigadores de Rosario trabajan en un modelo de cabeza en 3D que se activa con la voz de una persona. El desarrollo permitirá que cualquier persona pueda comunicarse con una computadora de la misma manera en que lo hace con otra persona. El alcance de las posibilidades del modelo incluye un amplio abanico que va desde el desarrollo de técnicas para la industria del cine y los videojuegos hasta la asistencia en tratamientos clínicos.

El vertiginoso avance de la informática permite que las computadoras cada vez resuelvan más problemas que, hasta hace poco tiempo, eran impensados. Los equipos con la capacidad de contestar a un saludo o interpretar una orden son cada vez más frecuentes. ¿Quién no soñó alguna vez con que la PC se active al escuchar nuestra voz?

Un grupo de científicos trabaja desde hace años en el procesamiento de señales multimedia. “La idea es copiar la forma en que los humanos se comunican entre sí para comunicarse con la máquina”, contó a InfoUniversidades Juan Carlos Gómez, el director del proyecto.

“El sistema propuesto permite la animación comandado por la señal de voz de una persona, de modelos de cabezas 3D, de manera que el movimiento de los labios y las expresiones faciales estén sincronizados con la señal de habla”, explicó el investigador, y agregó que “el trabajo propone un método sencillo y con equipamiento barato: una cámara web que se emplea para animar un modelo complejo del rostro de una persona, a través de la animación de un modelo más simple que se ajusta, en forma sencilla, al modelo complejo. Las expresiones faciales del modelo simple se mapean sobre el modelo complejo, lo que permite su animación con una carga computacional reducida, de esta manera, se posibilita la implementación en tiempo real”.

Múltiples aplicaciones

Un objetivo en el área de investigación en comunicación humano-computadora es que ésta se asemeje a la comunicación entre humanos, que es de naturaleza multimodal, donde “es importante no sólo la señal acústica del habla sino las expresiones del rostro para la comprensión del mensaje”, señaló el director.

Son muchos y variados los usos de este trabajo, ya que van desde técnicas para la industria del cine y los videojuegos hasta la asistencia en tratamientos clínicos como, por ejemplo, la estimulación de niños con problemas de autismo y aquellos que presentan problemas motrices.

En este sentido, Gómez explicó: “Las personas con dificultades auditivas utilizan la lectura de labios para comunicarse con otras personas; por ello, podría emplearse la información acústica transmitida por teléfono para animar, de manera realista, los labios de un modelo virtual, lo que posibilitaría la comprensión del mensaje mediante lectura de labios”.

Además, resaltó el investigador, “es posible utilizar la computadora a través de comandos audiovisuales, ya sea mediante la voz, como por medio de expresiones faciales de una persona real. De esta forma, las personas discapacitadas que no puedan utilizar un teclado o un mouse, podrían controlar cualquier aplicación a través de un conjunto de comandos audiovisuales”.

Por otra parte, y mediante el uso de “avatars interactivos”, se puede intervenir en el tratamiento y rehabilitación de personas con desórdenes de dicción, utilizando los avatars del paciente hablando correctamente. También, en el trabajo de niños con problemas de autismo (Autism Spectrum Disorder). “Si los chicos se ven a sí mismos hablando, pueden estimularse”, resaltó.

Los investigadores pertenecen al laboratorio de Sistemas Dinámicos y Procesamiento de la Información, de la Facultad de Ciencias. Exactas, Ingeniería y Agrimensura, así como también al CIFASIS (Centro Franco Argentino de Ciencias de la Información y de Sistemas, dependiente del Conicet).

Este trabajo fue presentado en la International Conference on Multimedia & Expo 2011, que se llevó a cabo en Barcelona, España, y ganó el primer premio en el “Technicolor Best Student Paper Award”.


Silvana Di Stefano


En Tucumán desarrollan huesos artificiales que el cuerpo reabsorbe

El trabajo está en etapa preclínica de estudio y podría evitar que una persona que sufrió pérdida ósea se someta a más de una cirugía para restaurar la zona.

Un juego que permite analizar si los niños y niñas comprenden las imágenes cuando usan la tablet

Una investigación radicada en el IRICE se dedica a estudiar la forma de interactuar con las pantallas de los pequeños de hasta tres años.

Operan a un joven de 23 años de su columna con la ayuda de un biomodelo 3D

Un biomodelo 3D realizado en la Universidad Nacional Arturo Jauretche permitió concretar con éxito procedimientos quirúrgicos en el “Hospital de Alta Complejidad El Cruce – Dr. Néstor Kirchner”, de Florencio Varela, Pcia. de Buenos Aires. El equipo de traumatología y ortopedia del nosocomio utilizó como referencia una copia exacta en 3D de la columna deformada del paciente para realizar la operación que, por su complejidad, se realizó en dos etapas.

Buscamos mucho más que sólo representar datos

Entrevista a la magíster Carola Dreidemie, directora del Laboratorio de Investigación y Desarrollo en Tecnologías de Visualización, Computación Gráfica y Código Creativo (LVCC-UNRN).

Una herramienta para detectar enfermedades neurodegenerativas

Una herramienta para detectar enfermedades neurodegenerativas

Investigadores rosarinos diseñaron una aplicación informática que permite la normalización y comparación de imágenes del cerebro obtenidas con diferentes equipos y protocolos. Esta herramienta permite comparar estudios de diferentes centros de salud o a lo largo del tiempo, facilitando la producción de datos estadísticos.

De plantillas antihongos a medicamentos personalizados: la tecnología 3D al servicio de la ciencia

Plantillas antihongos y con perfume, un minirreactor, medicamentos personalizados y avances en tecnología de salud son algunas de las iniciativas que llevan adelante científicos bahienses aprovechando las posibilidades de la impresión 3D.

Palabras Claves