Descontaminar el laboratorio: analizan muestras contaminantes con una técnica ecológica

Universidad Nacional de Cuyo - Instituto de Ciencias Básicas

02 de Agosto de 2010 |


Descontaminar el laboratorio: analizan muestras contaminantes con una técnica ecológica


A partir del empleo de solventes biodegradables, un grupo de científicos desarrolló una técnica para detectar los bromados retardadores del fuego, un compuesto tóxico muy común en el medioambiente que se emplea en numerosos productos como carcazas de computadoras y alfombras, entre otros. Dado que estos tóxicos permanecen en la naturaleza, son comunes los análisis para medir su presencia, pero para hacerlo se usan otros solventes contaminantes que la nueva técnica diseñada reemplaza por productos ecológicos.

¿Puede suceder que un científico que analiza factores contaminantes en un laboratorio también esté contaminando? La respuesta es sí, y para evitarlo, el bioquímico Ariel Fontana trabaja en el desarrollo de una nueva metodología que descubre contaminantes ambientales persistentes, con una técnica ecológica.

Su objeto de estudio son los bromados retardadores del fuego (o éteres difenilos policromados, PBDEs), compuestos contaminantes nuevos, empleados a nivel industrial como aditivos en una gran variedad de polímeros, como telas, alfombras, partes electrónicas, automotores y carcazas de computadoras, entre otros.

“Como su nombre lo indica, los PBDEs son agregados a estos polímeros, que se usan para incrementar la resistencia a iniciar y propagar el fuego y, por lo tanto, reducir su inflamabilidad -explica Fontana a InfoUniversidades-. Estos compuestos muestran similar toxicidad y comportamiento químico que los ya conocidos bifenilos policlorados (PCBs)”.

Según los especialistas, los PBDEs tienen estabilidad y persistencia en la naturaleza, es decir, que se acumulan en el ambiente y en organismos vivos. Por lo que son muy comunes los estudios para medir su presencia en el ambiente. Sin embargo, estos análisis suelen emplear grandes cantidades de solventes orgánicos tóxicos que el grupo de investigación en Química Analítica, integrado por Fontana junto a los doctores Rodolfo Wuilloud, Jorgelina Altamirano y María Silva, intenta superar.

“La tendencia de nuestra investigación es desarrollar metodologías analíticas que consuman la menor cantidad posible de solventes orgánicos volátiles, un problema que se da tanto a nivel ambiental como operativo. Usamos solventes alternativos poco contaminantes, como tensoactivos o detergentes capaces de biodegradarse, por eso puede considerarse ecológico”, especifica el bioquímico.

El método

Los ensayos de los investigadores se centraron en muestras de agua de lagos y ríos de Mendoza. “En la naturaleza, específicamente en el agua, los PBDEs se encuentran en concentraciones muy bajas; es por eso que resulta indispensable el uso de técnicas rápidas y eficientes para su detección. Y en esto nosotros siempre buscamos minimizar el uso de otras metodologías que emplean grandes cantidades de solventes orgánicos tóxicos”, especifica Fontana.

Para analizar las muestras utilizaron la técnica de la cromatografía gaseosa (CG), que requiere, primero, extraer estos compuestos de la muestra: esto es, sacarlos de la muestra a un medio que permita analizarlos; en este caso, un equipo cromatógrafo de gases. Así comienza un proceso en el que se le agrega el tensoactivo o detergente no contaminante para aislar y extraer los PBDEs y, por último, se determina y cuantifica la presencia de los compuestos de forma confiable y precisa.

Los resultados obtenidos en los espejos de agua mendocinos mostraron que el nivel de contaminación con PBDEs es relativamente bajo. Pero esto no fue una sorpresa para el grupo, sabedor de que este tipo de contaminantes tiene tendencia a depositarse en mayor medida en sedimentos. “En este momento nuestro grupo de investigación desarrolla nuevas técnicas aplicables a muestras de sedimentos o barros de ríos y lagos de la provincia. Por lo que, una vez obtenidos los resultados, se podrá llegar a una conclusión más confiable del grado de contaminación con PBDEs”, completa Fontana.

Prensa UNCuyo
mily_martinv@hotmail.com
Área de Divulgación científica


Un estudiante creó la primera parrilla descartable del mundo

Un estudiante creó la primera parrilla descartable del mundo

Dicen que no existe nada más argentino que disfrutar de un asado con amigos, y desde ahora ese ritual es posible en cualquier lugar y de manera práctica, económica y ecológica. Emmanuel Scianca, un joven estudiante de la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, creó “Tu Punto”, la primera parrilla portátil, descartable y biodegradable del mundo.

Biomimética: la naturaleza como fuente de inspiración para el desarrollo científico

Biomimética: la naturaleza como fuente de inspiración para el desarrollo científico

Una investigación llevada adelante en el Instituto de Física del Litoral imita una reacción química que se produce en el ADN y la incorpora a polímeros de etireno -el plástico que encontramos en los juguetes y en los electrodomésticos-. El polímero desarrollado, además de tener muchas aplicaciones es biodegradable y se puede volver a utilizar, otro proceso que imita de la naturaleza.

Energías alternativas y captura de contaminantes para preservar el medio ambiente

Energías alternativas y captura de contaminantes para preservar el medio ambiente

Investigadores llevan a cabo un trabajo destinado a desarrollar energías alternativas sustentables para su aplicación en diversos soportes tecnológicos. La investigación también se aboca a capturar los contaminantes que se encuentran dispersos en el ambiente y a remediar los lugares que ya se encuentran afectados.

Novedoso tratamiento de efluentes cloacales

Novedoso tratamiento de efluentes cloacales

En una experiencia única a nivel mundial, investigadores desarrollaron un tratamiento biotecnológico para los efluentes cloacales que permite aumentar la biomasa y depurar el agua. En el avance del proyecto se prevé generar ácido láctico, principal insumo de la producción de plásticos biodegradables, lo cual transformaría a Rosario en la primera sede de una fábrica de biomasa.

Un inoculante que aumenta la producción de girasol

Un inoculante que aumenta la producción de girasol

Es económico, ambientalmente amigable, de muy buen comportamiento en condiciones de sequía y no tiene sustitutos en el mercado mundial de inoculantes. El desarrollo consiste en un concentrado de bacterias con especificidad sobre el cultivo de girasol y los primeros resultados en su aplicación a campo arrojaron incrementos en el rendimiento de granos por hectárea de hasta el 21.50%.

Aceite para transformadores biodegradable y sin PCB

Aceite para transformadores biodegradable y sin PCB

El objetivo de los investigadores es reemplazar un derivado del petróleo por un aceite vegetal que presente las mismas características de aislación eléctrica y disipación de calor. A diferencia de los tradicionales, no requiere de aditivos peligrosos y está elaborado a base de aceite de soja. Los investigadores trabajan, además, en el diseño de una planta piloto para procesar distintos tipos de aceites vegetales.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y VoluntariadoConvocatoria Agregando ValorConvocatoria Cultura y Sociedad

Canal de videos 103