El problema del sobrepeso y la obesidad en los niños

Universidad Nacional de Catamarca - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales

26 de Septiembre de 2011 | 6 ′ 3 ′′


El problema del sobrepeso y la obesidad en los niños


Mientras que en la década del ‘80 la patología o el problema prevalente era la desnutrición infantil, a partir de los ‘90 hasta la actualidad el problema es el sobrepeso y la obesidad en los niños. Un análisis del estado nutricional de la población infantil en Catamarca determinó que, en consonancia con la transición global de las formas tradicionales de alimentación y los cambios en los estilos de vida, se asiste a un nuevo paradigma nutricional en los niños de toda la provincia.

En la provincia de Catamarca la aparición de sobrepeso y obesidad en la población infantil y adulta constituye un problema tan alarmante como la existencia de niveles importantes de obesidad en chicos muy pequeños, por ejemplo en edad preescolar. Así lo establece un trabajo de investigación, a cargo de Delia Beatriz Lomaglio, licenciada en Antropología y doctora en Ciencias Naturales, que analizó el crecimiento y estado nutricional en niños de la provincia en las dos últimas décadas.

El análisis evidenció que, respecto de la década del ‘80, en Catamarca bajó el porcentaje de desnutrición y aumentó en forma notable el porcentaje de sobrepeso y obesidad. En aquellos años la obesidad no existía y la cantidad de niños con sobrepeso en la provincia era muy baja. En la actualidad, un 20 por ciento de la población infantil tiene problemas de exceso de peso.

“En este estudio analizamos el estado nutricional, el crecimiento, el peso de nacimiento y cómo varió la desnutrición respecto del sobrepeso y la obesidad. Y, fundamentalmente, quisimos analizar la composición corporal de la población infantil a lo largo de los últimos 30 años a partir del fenómeno de transición nutricional que se da en la provincia”, indicó a InfoUniversidades la directora del proyecto.

Este fenómeno consiste en abandonar de manera paulatina los modos de alimentación tradicionales y adoptar otros nuevos. Por ejemplo, incorporar alimentos con más contenido calórico, graso, frituras, alimentos procesados, comida “chatarra”, golosinas, gaseosas. Es decir que el incremento de estos productos en la dieta cotidiana marca una diferencia en relación a lo que se comía hace 30 años, de tipo más tradicional, natural y elaborado en casa.

De acuerdo con la investigadora, esto responde a un cambio a nivel global en las pautas de alimentación habituales: “Se produce una transición de estilos de alimentación tradicionales para adoptar otros que son foráneos y que se vinculan con la globalización mundial”. Esta transición va acompañada de un cambio en los estilos de vida, puesto que se abandona cada vez más la actividad física, no sólo la deportiva, sino también el hábito de caminar. Estos cambios repercuten en la salud de la población, tanto infantil como adulta.

Para el estudio, se tomaron datos en toda la provincia tanto en zonas urbanas como rurales de todas las clases socioeconómicas y en función de la altitud, poblaciones asentadas hasta los mil metros sobre el nivel del mar, entre mil y tres mil y por sobre tres mil. Por último, se comparó la información recolectada con un estudio realizado en la década del ‘80, también dirigido por Lomaglio. La muestra abarca alrededor de 6.000 niños en edad escolar con 35.000 medidas antropométricas.

Obesidad y pobreza

“Antes se decía que la obesidad era de los ricos y la desnutrición, de los pobres. Ahora tenemos que hablar de la obesidad en la pobreza, porque en los sectores de la población más vulnerables la alimentación se basa en alimentos de menor costo, ricos en hidratos de carbono y calorías vacías. Así, la obesidad es un factor de riesgo para otro tipo de enfermedades como la aparición de la diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, niveles de colesterol altos, entre otros”, detalló Lomaglio.

Tanto la desnutrición como la obesidad infantil son las dos puntas de un mismo problema: una deficiente alimentación, sumada a las condiciones en las que vive la población. Por ello, “se debería poner un alerta en lo que consideramos la educación alimentaria en la población, porque existe la creencia de que es sano que un niño sea gordito y es al contrario. Cuanto antes se ataque ese problema mejor se podrá evitar que desarrolle estas complicaciones en el estado adulto”, subrayó la especialista.

La investigadora consideró que es importante que las madres realicen un monitoreo de sus niños desde el hogar para ver cómo van creciendo, y “si ven que su peso se dispara y puede tender al sobrepeso u obesidad, consultar inmediatamente con el médico. Hay que desterrar la idea de que la gordura en los chicos es saludable”.

Más altos

Los investigadores que llevaron adelante el estudio observaron un cambio en la estatura de la población infantil catamarqueña respecto de 30 años atrás: “Por medio de la comparación de miles de datos obtenidos por el mismo equipo -a lo largo de los últimos treinta años, y para las mismas edades- la estatura aumentó algunos centímetros respecto de generaciones anteriores, como resultado de mejoras en la calidad de vida, que permitieron la manifestación de genotipos ocultos por influencias ambientales ”, comentó Lomaglio.

Y agregó que “los resultados de estas investigaciones deberían servir y ser utilizados para elaborar o rectificar políticas de salud y sociales. Ya que, en la medida que tengamos información que pueda implementarse y servir para tener una buena base de datos que nos permita monitorear a través del tiempo qué es lo que pasa con la población, vamos a poder elaborar políticas que vayan en dirección de los cambios que se dan a nivel poblacional”.

Marco Andrada
cemeu.prensa@unca.edu.ar
Juan Manuel Yadón
Área de Prensa


Picotear ya no será un problema para tu salud

Picotear ya no será un problema para tu salud

La Universidad participa de una investigación que te va a permitir picotear y sentirte satisfecho por más tiempo y sin culpas. Dirigida por Mariana Ugarte, nutricionista y magister en Tecnología de los Alimentos, este desarrollo es novedoso porque implica transferencia hacia la industria y trabaja en el diseño de un snack saludable que se va poder consumir sin impactos negativos en la salud.

Hantavirus: Prevenir lo que no se puede curar

Hantavirus: Prevenir lo que no se puede curar

La Dra. Rosana Toro, de la cátedra de Virología Clínica de la facultad de Ciencias Exactas, explica los alcances del virus y alerta sobre las medidas para evitar el contagio de Hantavirus.

Actividad física y buenos hábitos nutricionales un combo perfecto para el adulto mayor

Actividad física y buenos hábitos nutricionales un combo perfecto para el adulto mayor

Dos trabajos de investigación destacan la importancia de la actividad física y los buenos hábitos nutricionales para garantizar la calidad de vida y disminuir la incidencia de enfermedades en la vejez.

Buscan fomentar la actividad física en estudiantes secundarios a través de las motivaciones de sus docentes

Buscan fomentar la actividad física en estudiantes secundarios a través de las motivaciones de sus docentes

Un proyecto de la Universidad de Flores, en conjunto con la Universidad Politécnica de Madrid, estudia las variables motivacionales de profesores de Educación Física y cómo influyen en el alumno. El objetivo es estimular a los adolescentes a ser físicamente activos.

Alimentos funcionales: investigan las propiedades del amaranto

Alimentos funcionales: investigan las propiedades del amaranto

Los alimentos funcionales son los que además de aportar energía, pueden ejercer una función benéfica en el organismo. La investigadora María Cristina Añón halló que las galletitas de amaranto pueden reducir la presión arterial y disminuir la alergia a la leche. Además, tienen funciones antioxidantes.

La escuela y la mala alimentación de los niños

La escuela y la mala alimentación de los niños

La Facultad de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Juan Agustín Maza desarrolla actualmente dos investigaciones vinculadas a la problemática. Algunos datos son alarmantes y los expertos consideran que deben tomarse medidas con urgencia para evitar que la mala alimentación se agudice.

Canal de videos 103