FUNINTEC Lab: el nuevo programa de creación de empresas de base tecnológica

Universidad Nacional de San Martín - Instituto de Investigaciones Biotecnológicas

21 de Diciembre de 2015 | 5 ′ 30 ′′


FUNINTEC Lab: el nuevo programa de creación de empresas de base tecnológica


Abocado a la resolución de problemáticas identificadas en la comunidad, el nuevo programa de creación de empresas de base tecnológica de la Universidad Nacional de San Martín busca personas con ideas y ganas de emprender. En esta nota, el director general de FUNINTEC, Fernando Rassiga, y el coordinador de la iniciativa, Daniel Salvucci, cuentan de qué se trata.

El programa FUNINTEC Lab buscará generar transferencia de tecnología a través de un modelo de company builder, orientado a la creación de equipos de trabajo multidisciplinarios que puedan resolver problemas de la comunidad a partir de la aplicación de soluciones científicas y tecnológicas.

Lo que diferencia a este modelo de otros programas de incubación de empresas es que primero apuntará a identificar problemáticas de la comunidad y, recién en una segunda instancia, generará equipos de trabajo con científicos y emprendedores o empresarios, capaces de llevar adelante una compañía que pueda resolver los desafíos implicados.

El programa promoverá la intersección de tecnologías con importantes avances en el ámbito de investigación -como biotecnología, nanotecnología, sensores, robótica e inteligencia artificial- en las áreas de salud, medio ambiente, energía, accesibilidad, ciudades inteligentes, agrotecnología y alimentos.

Además, el proyecto FUNINTEC Lab centrará su objetivo en la búsqueda de talento, tanto dentro como fuera de la UNSAM y rastreará al mismo tiempo oportunidades de negocio que tengan posibilidad de escalar a nivel regional. Estos dos procesos avanzarán en paralelo hasta tener un proyecto definido y un equipo de, por lo menos, dos integrantes -uno para el aspecto técnico y otro para la gestión-.

En una instancia posterior, la Fundación buscará aportes de capital público y privado para poner en marcha el emprendimiento y vincularlo con una red de mentores de diversas especialidades. Daniel Salvucci, coordinador de FUNINTEC Lab, explica a Argentina Investiga que “es un enfoque boutique, de pocos proyectos al año, dos o tres como máximo. Hay mucho trabajo previo de análisis, selección, armado del equipo y búsqueda de talento, porque la tasa de éxito tiene que ser alta. El objetivo que nos planteamos es que, al menos a dos de los emprendimientos, les vaya bien; crecer y consolidarse como empresas”.

Los proyectos pueden provenir tanto desde la industria como de investigadores y estudiantes. “Nos basamos en que las ideas no valen nada si no se ejecutan. Ideas tenemos todos y muchas, así que el valor está en la ejecución”, sostiene Salvucci. Y agrega que “quienes se acerquen con una idea, que puede estar incompleta, tienen que estar abiertos a que sufra modificaciones, porque usualmente cuesta llegar de las buenas ideas a un negocio rentable”.

Actualmente, FUNINTEC realiza un relevamiento en las empresas del partido de San Martín y provee información sobre las líneas de financiamiento disponibles. Cuenta además con gestores de proyecto que asesoran sobre trámites para solicitar financiamiento a organismos como la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva) y la subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional (SEPYME). También realizan la vinculación con investigadores cercanos a la problemática a resolver.

“El investigador en general está cómodo en su trabajo y no se interesa por formar una nueva empresa, por eso está la ley 23877 (de Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica), que prevé incentivos para los investigadores a partir de los desarrollos que obtengan. En general, el investigador no es emprendedor, y el que lo es no conoce todos los procesos para poner en marcha una empresa (generar los canales de comercialización o hacer la ingeniería legal). Ahí es donde queremos asistirlos y formar equipos multidisciplinarios que acompañen a la empresa en cada una de esas etapas. Pero esto es algo más que una incubadora, porque también queremos asesorarlos en aspectos técnicos y buscarles financiamiento interno”, señala Fernando Rassiga, director general de FUNINTEC.

Antes de fin de año lanzarán un concurso de ideas-proyectos para que integrantes de la comunidad de la UNSAM presenten iniciativas no necesariamente tecnológicas. “Es para encontrar personas con ganas de emprender”, apunta Rassiga. El concurso tendrá un premio de 20.000 pesos que se podrá usar tanto para formular el proyecto como para presentarlo en las líneas de financiamiento disponibles o para empezar con las primeras acciones y prototipos. Además, se incubará dentro del Centro Tecnológico FUNINTEC (CTF), en el campus de la UNSAM.

FUNINTEC también está trabajando en proyectos para mejorar la transferencia tecnológica, como la creación de un área para financiar estudios de patentabilidad y rentabilidad. Además, la Fundación es responsable del CTF, donde se lleva adelante una serie de emprendimientos que atraviesa diversas etapas de consolidación, como Solarmate -un termo para calentar agua con la luz del sol-, un proyecto para medir la calidad de software de equipamiento médico, un acelerómetro para medir el esfuerzo de caballos de carrera y de salto, una alternativa orgánica para sustituir el telgopor y una espuma de aluminio con la misma dureza -pero menor peso- de una aleación común de ese material.

unsamcarga
Matías Alonso - TSS


"La agroecología está creciendo"

"La agroecología está creciendo"

Ante los preocupantes impactos de la agricultura industrial, el ingeniero agrónomo Walter Pengue considera viable implementar un modelo productivo agroecológico en beneficio de la población, los productores y el ambiente.

Biotecnología, la disciplina que promete mejorar la calidad de vida

Biotecnología, la disciplina que promete mejorar la calidad de vida

En la actualidad, se aplica a la regeneración de tejidos en animales para tratar genes alterados y diseñar fármacos más eficaces. Con los avances de este conocimiento se espera tratar otras dolencias como diabetes, artritis y cáncer. Desde el CIBA buscan encontrar mecanismos de progresión de tumores.

Desarrollan un biosensor electroquímico para análisis clínicos

Desarrollan un biosensor electroquímico para análisis clínicos

Investigadores argentinos y mexicanos desarrollaron un biosensor electroquímico que, entre otras aplicaciones, puede ser empleado en la industria de energéticos y en análisis clínicos. Los biosensores son herramientas analíticas de bajo costo, que permiten realizar medidas rápidas y simples de manipular.

Clamidia, estudian en Santa Fe una vacuna contra esta bacteria

Clamidia, estudian en Santa Fe una vacuna contra esta bacteria

En la Universidad Nacional del Litoral trabajan para lograr “memoria inmunológica” contra Chlamydia trachomatis, la bacteria que provoca una de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) más comunes en el mundo, que es asintomática y que puede generar infertilidad. Los investigadores señalaron que esperan lograr resultados favorables para que la vacuna sea una herramienta de prevención que perdure con el paso del tiempo.

Mal de chagas, una endemia desatendida en América latina

Mal de chagas, una endemia desatendida en América latina

La Universidad de la Naciones Unidas, junto a la Universidad Nacional de Rosario, capacitará a investigadores sobre el desarrollo de nuevas drogas, métodos diagnósticos y alternativas inmunoterapéuticas para la enfermedad. En Argentina se calcula que hay 7, 3 millones personas expuestas, 1,6 millones infectadas y más de 300.000 afectadas por cardiopatías de origen chagásico.

Una tucumana desarrolla células para la investigación científica

Una tucumana desarrolla células para la investigación científica

La doctora Clarisa Salado montó una empresa biotecnológica en España, que modifica genéticamente células, para que se prueben nuevos medicamentos. En especial, su producción se orienta a enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer. En entrevista con Argentina Investiga, la científica habló de la especificidad de su trabajo. “Mediante el uso de células, mimetizamos enfermedades para que la industria farmacéutica las utilice y pueda descubrir nuevas terapias” indicó.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103