“La ciencia (nos) habla en español”, un proyecto que reivindica el idioma castellano en la comunicación científica

Universidad Nacional de Córdoba - Facultad de Lenguas

15 de Julio de 2019 | 8 ′ 48 ′′


“La ciencia (nos) habla en español”, un proyecto que reivindica el idioma castellano en la comunicación científica


En el marco del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española CILE 2019, que se llevó a cabo a fines de marzo en la ciudad de Córdoba, la Facultad de Lenguas de la UNC produjo una serie de micros audiovisuales donde investigadores de distintas unidades académicas cuentan sus proyectos más recientes y reflexionan sobre la importancia de comunicar la ciencia en español.

Más de 450 millones de personas en el mundo hablan español como primera o segunda lengua. Sin embargo, la presencia de este idioma en la difusión del conocimiento científico todavía es escasa.

El informe “El español, lengua de comunicación científica”, de la Fundación Telefónica, revela algunos datos. El documento cita, entre otras, la base de datos SCI, que indexa 8.300 revistas especializadas de 150 disciplinas científicas.

Allí observa que el "97% de sus más de siete millones de artículos publicados entre 2005 y 2010 está en inglés. El alemán es el segundo idioma, con un porcentaje inferior al 1% y el español aparece como quinta lengua, con un ínfimo 0,24% de las publicaciones”.

Las principales revistas científicas –Science, Nature, Cell, y TheLancet– y los artículos de divulgación más importantes se escriben en inglés, además de ser el idioma utilizado en los congresos internacionales de relevancia. En los últimos años, sin embargo, hubo un esfuerzo de las comunidades científicas y académicas de habla hispana para fomentar el uso del español.
“El valor de la comunicación de la ciencia en castellano se relaciona directamente con la posibilidad de un acceso más directo a ese conocimiento”, opina Alejandra Nardi, directora de la Oficina de Conocimiento Abierto (OCA) de la Universidad Nacional de Córdoba. En esa línea, no sólo subraya la importancia del uso del castellano, sino también la posibilidad de tener un acceso libre y gratuito a las investigaciones científicas.

En este marco y bajo el lema “La competitividad del español como lengua para la innovación y el emprendimiento”, la UNC presentará el ciclo “La Ciencia (nos) habla en español”, en el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española.

Se trata de cuatro micros audiovisuales, de cinco minutos de duración, donde investigadores de las facultades de Ciencias Agropecuarias, Ciencias Médicas, Odontología, y Arquitectura Urbanismo y Diseño relatan sus estudios, proyectos y desarrollos más recientes, al tiempo que reflexionan sobre el valor del idioma español en la producción científica desde sus propias experiencias.

Débora Amadio, profesora e investigadora en la Facultad de Lenguas, es la coordinadora del proyecto. “El objetivo principal es abrir un espacio a la divulgación científica en el CILE, poniendo énfasis en que se puede producir y difundir ciencia de calidad en español”, explica.
“Sabemos de la preponderancia del inglés en el ámbito científico-tecnológico, pero queremos rescatar el valor de la lengua española y de sus distintas variedades locales dentro del CILE. También nos propusimos resaltar que, si bien en la elección de la lengua para divulgar hallazgos científicos confluyen una multiplicidad de factores, en esta oportunidad queremos rescatar el español como lengua válida para tales fines”, agrega la profesora.

Respecto a las unidades académicas que participan en la iniciativa, Amadio explica que su elección buscó integrar disciplinas cuyo objeto de estudio no fuera el lenguaje, para que tuvieran participación en el CILE y los investigadores "pudieran dar a conocer sus últimos desarrollos científicos teniendo en mente una audiencia no especializada".

¿Camino al bilingüismo?

Consultadas respecto a la importancia del idioma español para la comunicación de la ciencia, Amadio y Nardi coinciden en que no se trata de competir con el inglés y su extendida utilización en ciencia y tecnología, sino de visibilizar el papel esencial del uso del castellano para los colectivos científicos en las comunidades de habla española.
“Es crucial que las investigaciones se den a conocer en español. El castellano es significativo en cuanto a cantidad de hablantes como segunda lengua”, aporta Amadio. Y completa: “La comunicación de los productos científicos en español contribuyen al desarrollo de la región, permite el diálogo entre expertos y posibilita el contacto entre equipos de trabajo multinacionales. Quizás a largo plazo el español logre posicionarse como una lengua alternativa al inglés”.

Para Amadio, son muchas las actividades científicas que se vehiculizan en castellano y la influencia del idioma utilizado toca aspectos como la formación de nuevos investigadores, la adquisición y el mantenimiento de recursos, la iniciación de nuevos proyectos y la obtención de tecnología de punta, entre otros.

Partiendo de este punto, la directora del proyecto plantea un interrogante: “¿Si los subsidios que obtenemos los investigadores provienen del Estado, entonces podría contemplarse la producción de papers en español?”

Por su parte, Nardi articula el acceso abierto a la información científica con la utilización del idioma castellano en la producción de conocimiento.
“Hace más de 15 años hay un nuevo paradigma de comunicación científica: el acceso abierto en contra de los monopolios editoriales. En la Comunidad Europea, esto ya generó la desaparición de la investigación cerrada y sucederá lo mismo en América Latina; allí la producción en castellano tendrá también un gran valor”, anticipa la especialista.

Respecto a los reservorios de producción científica en la UNC, Nardi detalla que la OCA cuenta con dos herramientas: Por un lado, el Repositorio Digital de la UNC, con un total de 6358 documentos entre tesis de grado, tesis de posgrado, libros y ponencias en congresos. De ese total, el 90 por ciento están en castellano. Por otro lado, el Portal de Revistas de la UNC, que cuenta con 76 revistas que representan a las 15 facultades de la Casa de Trejo y en el que también predominan las publicaciones en castellano.

Otro dato singular que resalta Nardi tiene que ver con el paper más consultado en el Repositorio Digital. “El año pasado nos encontramos con una publicación que tiene más de 27 mil visitas; es un número importante que le saca extensa ventaja a los que vienen después y se trata de una tesis de grado de la Facultad de Ciencias Médicas”, detalla Nardi.

Se trata de la tesis “Inspección visual con ácido acético (IVAA) en la detección precoz del cáncer de cuello uterino” de Ana María del Valle Foresi, y lo llamativo del dato reside en que es una publicación en castellano.

Qué nos cuentan los investigadores

Micro 1 – “Regeneración y domesticación de recursos herbáceos de interés ornamental y forrajero nativos de las Sierras Chicas de Córdoba afectadas por incendios”
En el marco de ese proyecto se produjo el libro “Pastos posfuego de las sierras de Córdoba - Guía de campo”. En él se describen las especies que se encuentran en esa zona de Córdoba y ofrecen recursos para que los productores conozcan el comportamiento de los pastos, al tiempo que se promueve la siembra de especies nativas en las zonas afectadas por incendios.
Unidad Académica: Facultad de Ciencias Agropecuarias.
Autoras: Silvia Patricia Gil y Jimena Martinat.

Micro 2 – “Colección de semillas del herbario ACOR de la Facultad de Ciencias Agropecuarias”
El punto de partida de este proyecto es la identificación de las especies vegetales que demanda el desarrollo de destrezas y el conocimiento de herramientas específicas. Así surge el desarrollo de una colección de semillas, como una importante fuente de consulta para la resolución de los problemas de identificación, morfología y fisiología de semillas.
Unidad Académica: Facultad de Ciencias Agropecuarias.
Autoras: María Laura Molinelli y Patricia Perissé.

Micro 3- “Implementación de tecnología de vanguardia como recurso didáctico en la enseñanza superior de la medicina”
El proyecto inició en 2014 y lo lleva a cabo un equipo interdisciplinario de la UNC. Busca incorporar tecnologías biomodelos como recurso didáctico con el objetivo de mejorar la formación del alumno a nivel de grado y posgrado. Unidad Académica: Facultad de Ciencias Médicas y Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño.
Autores: Víctor Defagó y Gabriel Massano

Micro 4 – “Desde la escuela y con el arte. Creando hábitos alimentarios saludables para la prevención del cáncer (libro destinado a niños)” y “Sistema estomatognático. Bases morfo-funcionales aplicadas a la clínica (publicación para especialistas y estudiantes universitarios de grado y posgrado)”.

Andrés Fernández
comunicacion@rectorado.unc.edu.ar
María José Villalba
Prosecretaría de Comunicación Institucional


Otra forma de estudiar el cerebro

Otra forma de estudiar el cerebro

Marcos Cuadrelli es alumno investigador. Hace 2 años, junto a un equipo de cinco investigadores conformado por cuatro profesionales (tres médicos y un biólogo) y dos estudiantes, iniciaron esta investigación que finalizaría con la presentación de un póster en el Congreso Internacional de Diagnóstico por Imágenes en Brasil y que forma parte del material que usará para realizar un atlas.

Jóvenes tucumanos reclaman aprender más sobre ciencia y tecnología

Jóvenes tucumanos reclaman aprender más sobre ciencia y tecnología

Una encuesta indica que casi el 80% de los estudiantes del último año del secundario están interesados en esos temas. Sin embargo, sólo el 13% conoce a un científico y casi la mitad considera que es un trabajo muy difícil. La investigación incluyó una encuesta realizada a 2.040 jóvenes del último año del secundario, de 120 escuelas. La televisión resultó ser el medio más influyente para informarse sobre ciencia.

Los jóvenes desde la ciencia: contra los estereotipos y estigmatizaciones

Los jóvenes desde la ciencia: contra los estereotipos y estigmatizaciones

¿Cuáles son las prácticas políticas y culturales de las juventudes en Mendoza, que revelan un perfil muy diferente de un segmento muchas veces catalogado de ‘violento’ y ‘drogadicto’? Una investigación de la que participaron licenciados en Artes, Sociología y estudiantes, cuyo objetivo es comprender la realidad local y contemporánea, con enfoque en la situación en Mendoza.

Arte y matemática

Arte y matemática

Son numerosos los ejemplos que dan muestra de la relación histórica que mantienen el arte y la ciencia, entre ellos, uno de los más populares es el cine. La física Alejandra Figliola estudia esta interacción con dos ejes: el cambio en la forma de hacer arte a partir de la aparición de nuevas tecnologías y el análisis de objetos de las artes visuales en busca de rasgos científicos, principalmente matemáticos y físicos.

Arte y biología

Arte y biología

Un equipo de investigación en arte y biología indaga en el cruce dado entre estos dos ámbitos y analiza una posible genealogía de estas experiencias en el campo artístico nacional. La fusión entre el arte y la ciencia forma parte de la tendencia a la interdisciplinariedad de las operaciones que se llevan a cabo en el campo del arte. El cruce de estos dos ámbitos llama a la reflexión sobre las consecuencias del avance de la biotecnología y sus implicancias éticas.

El cine, un vínculo entre las ciencias y las artes

El cine, un vínculo entre las ciencias y las artes

Nacido como una invención tecnológica, el cine se ha acercado a las ciencias como una herramienta de registro o de divulgación. Sin embargo, el cine científico es un medio con lenguaje y reglas propias. La ampliación de canales de difusión específicos como la TV digital, el apoyo del Estado a través de políticas públicas y la nueva ley de Medios fueron algunos de los temas que abordaron especialistas que integraron el jurado internacional del Festival de Cine y Video Científico del Mercosur Cinecien, organizado por el IUNA.

Canal de videos 103