Universidad Nacional de Córdoba - Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales

30 de Abril de 2012 | 3 ′ 53 ′′


La mayor base de datos sobre plantas del mundo

La mayor base de datos sobre plantas del mundo


Ideada para investigar la biodiversidad y el cambio climático, la base de datos sobre plantas contiene unos 3 millones de datos individuales de 69 mil especies. Su creación fue posible gracias a la colaboración internacional de científicos de 106 instituciones. La iniciativa, inédita no sólo por la cantidad de información sino también por su estilo colaborativo global, es manejada por un comité coordinador del que forma parte Sandra Díaz, investigadora de la UNC.

Los caracteres funcionales de las plantas determinan cuán rápido pueden crecer y cómo pueden reaccionar ante factores climáticos. También influyen sobre las propiedades de los ecosistemas, como la velocidad a la que se procesan los nutrientes, la cantidad de agua del suelo que regresa a la atmósfera, o la cantidad de carbono que se puede capturar de ella. La falta de datos sobre las características funcionales de un número alto de especies ha significado un cuello de botella en la construcción de modelos de los efectos del cambio ambiental global sobre los ecosistemas a gran escala.

La nueva base de datos, llamada TRY, promete superar este obstáculo, ya que posibilitará una representación más realista de la diversidad en los modelos integrados de ecología terrestre. Otro aspecto fundamental de la ecología al que TRY contribuye es la comprensión de los mecanismos más locales, ya que muestra cómo las plantas afectan los procesos de los ecosistemas y los beneficios que las sociedades obtienen de ellos.

Sandra Díaz, investigadora del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal, participa del comité coordinador y señaló a InfoUniversidades que “la base se organizó como una iniciativa cooperativa o comunitaria; se solicitaba a los participantes que contribuyeran con sus datos para el bien de toda la comunidad científica y también se les ofrecían beneficios por su participación, como la estandarización y pulido de sus datos y el derecho de acceder a la información de otros. Al momento de contribuir, los autores deciden qué opciones de accesibilidad quieren tener para sus datos y estas opciones se pueden actualizar a medida que ellos lo decidan. La escala de los desafíos que enfrentamos requiere nuevos modos de hacer ciencia; hacen falta bases de datos y redes de investigadores de una magnitud y grado de integración mayores de los que son familiares a gran parte de la comunidad científica”.

En este sentido, TRY no es sólo un gran repositorio de información sino una iniciativa sin precedentes dentro de la ecología, desde el punto de vista del estilo comunal y global de colaboración.

“Las reglas de acceso a los datos dependen de si los interesados ya han depositado información en la base, del tipo de objetivo y también de las restricciones que ponga cada autor. Pero en todos los casos es totalmente gratuita y el espíritu general es avanzar progresivamente hacia el acceso libre para todos”, explica la investigadora.

La base está alojada en el Instituto Max Planck de Biogeoquímica de Jena, en Alemania. Otras instituciones que lideran la iniciativa son el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), las universidades de París–Sud de Francia, Leipgzig y Macquarie de Australia.

La iniciativa es auspiciada por el Programa Global de la Geosfera y la Biosfera (IGBP) y DIVERSITAS (el Programa Internacional de la Ciencia de la Biodiversidad, del cual participa Argentina) y ha provisto datos de base a unos 70 proyectos de investigación. La contribución de caracteres funcionales de plantas de Argentina y América Latina es coordinada por el Núcleo DiverSus, con el apoyo del Instituto Interamericano sobre el Cambio Global (IAI).


Eliana Piemonte


Hallan microplásticos en los peces de la costa porteña del Río de la Plata

Un equipo de investigadores analiza la contaminación con microplásticos hallados en el tracto digestivo de los peces de la costa porteña del Río de la Plata. Entre los ejemplares estudiados se encuentran el bagre blanco, el bagre porteñito y la boga, especies con hábitos alimenticios variados.

Este verano aumentan las chances de contraer Dengue

Este verano aumentan las chances de contraer Dengue

Desde el Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores de la UNLP lo asocian al cambio climático y las migraciones. Atentos a las consecuencias del cambio climático y al incremento de los movimientos migratorios de una región del mundo a otra, investigadores advierten sobre la posibilidad de que el mosquito Aedes aegypti, el agente transmisor de los virus de Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre amarilla, tenga mayor presencia en nuestra región.

Hay 350 especies de flora y fauna que viven en el riocuartense lago de Villa Dalcar

Hay 350 especies de flora y fauna que viven en el riocuartense lago de Villa Dalcar

Especialistas participaron en el proceso de saneamiento de este espejo de agua, que volvió a convertirse en el reservorio de biodiversidad más importante de la ciudad de Río Cuarto, después de su río.

¿Cómo se vincula el cambio climático con el uso de la tierra y los alimentos?

Este es uno de los principales interrogantes que intentó responder el informe especial sobre cambio climático y tierra que el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) presentó en Suiza. Del reporte participaron 107 expertos de 52 países del mundo.

Descubrieron que el zorro pampeano dispersa más de 40 especies de semillas en la zona

Propaga especies autóctonas como el tala, el moradillo y el chañar. Come en un lugar y defeca en otro. Así, facilita la colonización de árboles, arbustos y herbáceas, tanto en ambientes de bosques serranos como en agroecosistemas. Los datos surgen de un estudio de campo hecho en Alpa Corral y Las Acequias. Además, estos mamíferos contribuyen al control natural de plagas de insectos y roedores.

Desarrollan técnicas basadas en inteligencia artificial para estudiar el cambio climático

El doctor Manuel Pulido desarrolla lo que se denomina ‘técnicas de asimilación de datos’. Se trata de herramientas que permiten combinar y relacionar la abundante cantidad de datos que se dispone e incrementa diariamente, relacionadas con las mediciones de la atmósfera terrestre.

Canal de videos 103