Metales pesados en muestras de trigo

Universidad Nacional de Córdoba - Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales

02 de Julio de 2012 | 4 ′ 36 ′′


Metales pesados en muestras de trigo


Investigadores realizaron un relevamiento en distintas localidades de la provincia de Córdoba, todas próximas a centros urbanos o industriales. En muchos casos, se detectaron concentraciones superiores a las permitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de metales que pueden producir graves daños a la salud humana, que pueden ir desde vómitos hasta alteraciones en el corazón y el hígado, y al ambiente.

El estudio reveló que existen concentraciones significativas de metales pesados en muestras de granos de trigo, especialmente en zonas cercanas a ciudades e industrias. El muestreo se llevó a cabo en algunas zonas de la provincia, con plantaciones de trigo que están rodeadas por industrias metalúrgicas y metalmecánicas, en los casos de los barrios capitalinos de Ferreyra y San Carlos; en Yocsina, que linda con plantas cementeras y un horno incinerador de residuos industriales; y en Río Tercero, que posee a su alrededor industrias petroquímicas y fabricaciones militares.

Los valores obtenidos fueron expresados en concentración de miligramos por quilogramo (mg/kg). Se midió, particularmente, la presencia de 30 elementos químicos, de los cuales se destacan por su toxicidad el arsénico, cadmio, cobre, níquel, plomo y cinc. Estos metales son tóxicos para el ambiente y para la salud humana y, además, por su estabilidad, no pueden degradarse o destruir, por lo tanto tienden a acumularse en los suelos y a incorporase a algunos cultivos, como el trigo.

En tal sentido, en la investigación se hallaron concentraciones medias de arsénico, cadmio, níquel y plomo, que no superan los límites de tolerancia establecidos. No obstante, sí se encontraron cantidades superiores a lo permitido en metales como el cromo, el cobre, el hierro, el manganeso y el cinc.

La acumulación de estos metales a lo largo del tiempo, por la ingesta de alimentos, produce efectos negativos en la salud humana. El cromo produce muerte celular, el cobre promueve la liberación de radicales libres que desregulan el sistema antioxidante y genera trastornos en el transporte celular de otros metales. El hierro produce daños en el corazón y en el hígado, entre otras alteraciones. El manganeso es neurotóxico e interfiere en el funcionamiento del sistema inmune. Mientras que el cinc disminuye la acción de enzimas antioxidantes y puede producir náuseas y vómitos, entre otros efectos.

La problemática verificada por este estudio cobra especial importancia si se tiene en cuenta que en la Argentina hay una alta tasa de consumo de trigo, superior a 90 kg anuales por habitante.

En la Argentina, es el Código Alimentario el que establece el marco regulatorio a la industria alimentaria y desde donde se fijan las concentraciones de arsénico, plomo y cinc para alimentos, en general, o para cereales y oleaginosas, en particular, que se asemejan a las que establece la división de Alimentos y Agricultura (FAO) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De esta manera, la concentración media de cobre en granos de trigo en la provincia fue de 3,79 mg/kg, lo que representa una cantidad levemente superior a la permitida (3,0/kg). Pero, como en el caso de Río Tercero, hubo valores medios que llegaron a 5,11 mg/kg. La concentración de cinc alcanzó una media de 29,2 mg/kg (lo permitido es 27,4), aunque en zonas como Despeñaderos se encontró el doble de cantidad (52,4). Peores fueron los resultados de concentraciones de manganeso, que fueron casi 25 veces superiores (49,8 mg/kg) al límite establecido tanto en la Argentina y en la mayor parte del mundo (2,0 mg/kg).

Particularmente, el estudio señala que Río Tercero fue la zona donde se detectaron mayores cantidades en muestras de granos de trigo de bromo, cobalto, cobre, níquel y rubidio; en Yocsina el metal más encontrado fue el cadmio; mientras que en la ciudad de Córdoba (barrios Ferreyra y San Carlos), cromo y manganeso. En tanto que en Despeñaderos se destacó la mayor presencia de cinc en el trigo.

En este sentido, en el trabajo, cuyos resultados fueron publicados en la “Journal of Hazardous Materials”, se concluye que es urgente establecer controles de contaminación de los granos de trigo. La investigación es producto de una tesis de doctorado de Gonzalo Bermúdez, docente y científico de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFyN).

Andrés Fernández
comunicacion@rectorado.unc.edu.ar
Lucas Gianre
Prosecretaría de Comunicación Institucional


El NOA fue escenario de la mayor erupción volcánica de los últimos 5000 años

El NOA fue escenario de la mayor erupción volcánica de los últimos 5000 años

Dos científicas tucumanas participaron de un equipo internacional que realizó el descubrimiento. Encontraron cenizas provenientes del Complejo Volcánico Cerro Blanco.

Consenso de expertos sobre micronutrientes en pacientes que reciben nutrición parenteral

Consenso de expertos sobre micronutrientes en pacientes que reciben nutrición parenteral

Un grupo de investigadores y de profesionales de la salud de Latinoamérica, Estados Unidos, Europa y otros países del mundo, publicaron en el Journal of Parenteral and Enteral Nutrition una actualización, luego de llegar a un consenso, sobre los requerimientos en micronutrientes en pacientes que reciben nutrición parenteral. Entre ellos participó la Dra. Ana María Menéndez, Profesora e investigadora de la Universidad de Belgrano a quien entrevistamos.

Desarrollan un prototipo para filtrar en baja escala el arsénico del agua

Desarrollan un prototipo para filtrar en baja escala el arsénico del agua

El sistema diseñado en base a zeolitas naturales modificadas, un mineral que abunda en nuestro país, busca prevenir los problemas que trae aparejado el consumo en baja escala de agua contaminada naturalmente por arsénico. Se trata de una alternativa de bajo costo que utiliza materiales autóctonos.

Más plantas por más suelo: fitorremediación para paliar la contaminación

Más plantas por más suelo: fitorremediación para paliar la contaminación

El 5 de diciembre se celebró el Día Mundial del Suelo, para promover la gestión sostenible de sus recursos y el cuidado medioambiental. Entre los procesos para limpiar los suelos contaminados existe un método conocido como fitorremediación, que permite, a través del uso de plantas y árboles, absorber parte de los contaminantes del suelo y limpiarlo, sin afectar su fertilidad para la agricultura. Además de favorecer al medioambiente, la fitorremediación se caracteriza por su bajo costo y por su fácil operatoria. Un grupo de investigación del Instituto de Tecnología de UADE identifica especies vegetales hortícolas que permiten reducir significativamente la cantidad de plomo acumulado en la tierra, entre otros metales pesados nocivos para la salud que pueden encontrarse acumulados en suelos contaminados.

Aditivos para lubricantes con nuevas prestaciones

Aditivos para lubricantes con nuevas prestaciones

Estudian las ventajas de aditivos para lubricantes en base a bismuto, elaborados por nanosíntesis: sus prestaciones son altamente superiores y su huella ecológica menor que los tradicionales, con base de plomo o estaño.

Estudian la incidencia del factor ambiental en el cáncer

Estudian la incidencia del factor ambiental en el cáncer

Dos proyectos de investigación de la Red Interuniversitaria en Ambiente y Salud de la Región Centro fueron seleccionados y serán financiados por el Instituto Nacional del Cáncer.

Canal de videos 103