Rendimiento de la producción de biodiesel

Universidad Nacional de La Rioja - Sede La Rioja

26 de Diciembre de 2011 | 4 ′ 6 ′′


Rendimiento de la producción de biodiesel


Investigadores del Instituto de Tecnología Agroindustrial analizan el rendimiento en la producción de biodiesel a partir de aceites comestibles y no comestibles de La Rioja. La producción de combustibles renovables para vehículos, la protección del medio ambiente y el mejoramiento del autoabastecimiento de energías renovables para zonas rurales forman parte de los objetivos de esta investigación.

El biodiesel es un combustible líquido sustituto del gasoil para motores diesel o petro-diesel, que se produce a partir de materias primas agrícolas (aceites vegetales y/o grasas animales), aceites o grasas de fritura usados, aceites no comestibles y metanol o etanol. Posee las mismas propiedades del combustible diesel empleado en automóviles, camiones, colectivos y máquinas agrícolas, y puede ser mezclado en cualquier proporción con el diesel obtenido de la refinación del petróleo. Para utilizarlo no es necesario efectuar ninguna modificación en los motores.

Este biocombustible (ésteres metílicos de ácidos grasos) es un carburante ecológico que posee grandes ventajas, dado que su origen vegetal 100% puro resulta biodegradable, no tóxico y libre de azufre y compuestos aromáticos, por lo que es inocuo para el medio ambiente. Se obtiene por la transesterificación de triglicéridos (aceite). Puede usarse en su forma pura 100% (B100) o mezclado en cualquier proporción con diesel regular para su uso en motores de ignición a compresión.

El director del proyecto indicó a InfoUniversidades que, para producirlo, los investigadores parten de que “el biodiesel elaborado con aceites comestibles y no comestibles, utilizando tanto metanol como etanol, no tiene diferencias en su calidad y rendimiento obtenido, según estándares nacionales e internacionales”.

Los científicos refinan el aceite y luego lo someten a una transesterificación, donde los triglicéridos se transforman en ésteres de ácidos grasos y glicerina como subproducto. En este proceso, el hidróxido de sodio o soda cáustica (catalizador) y el metanol se unen para formar metóxido de sodio (Na+ CH3O-). Cuando se mezcla el metóxido con aceite, rompe las uniones de la molécula de aceite y libera glicerina y ácidos grasos. Estos últimos se unen al metanol y forman el biodiesel. Si se utiliza metanol, el producto final se llama metilester, y si se emplea etanol, se denomina etilester. También se suele usar como catalizador el hidróxido de potasio. El proceso continúa con la separación de la glicerina del biodiesel por diferencia de densidad. Un posterior lavado con agua o resinas purifica el combustible para su utilización.

De este modo, se ensayan dos tipos de catalizadores en la reacción de transesterificación, tales como hidróxido de sodio e hidróxido de potasio, se mide el rendimiento de biodiesel producido y la glicerina como subproducto en las distintas condiciones de reacción según el diseño experimental. Los científicos procuran adecuar la utilización de los distintos reactivos y catalizadores según el tipo de aceites recolectados, y evalúan la calidad del biodiesel producido de acuerdo a los estándares nacionales e internacionales. Para una última etapa, se prevé realizar el escalado a planta piloto para producción en reactor batch de 40 litros de biodiesel por lote.

Como materia prima se utilizan distintos tipos de aceites, tales como aceites usados para frituras de distintos restaurantes y comedores, aceites no aptos para consumo de fábricas y aceites nuevos de semillas de cultivos no tradicionales que se encuentran en experimentación en La Rioja (jatropha).

Luego de tres años de desarrollo, esta investigación está en su etapa final y su aporte también brindará servicios a productores y empresas de La Rioja en producción y control de calidad de biocombustible a través de la planta piloto. El proyecto, desarrollado a través del Instituto de Tecnología Agroindustrial, está a cargo de un equipo de trabajo compuesto por el director, ingeniero Sergio Manuel Moreno, codirector, ingeniero Gerardo Calvo, y un equipo de investigadores.

Carmen Rizzo


Investigadores lograron producir biocombustible con suero de queso

Investigadores lograron producir biocombustible con suero de queso

Este desarrollo tecnológico traerá beneficios económicos y aportará a la sustentabilidad del medioambiente. El principal insumo es uno de los desechos más contaminantes de la industria alimentaria. El lactosuero posee un elevado contenido de materia orgánica y, en la actualidad, requiere ser tratado para no contaminar suelos, napas, ríos o lagunas.

ECOBONDI: una propuesta sustentable que traería grandes beneficios a Tucumán

ECOBONDI: una propuesta sustentable que traería grandes beneficios a Tucumán

Especialistas realizaron una investigación sobre la viabilidad técnica, económica y ambiental de implementar -en el municipio de Yerba Buena- una línea de autobuses que utilice bioetanol como recurso. Este biocombustible permitiría disminuir las altas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en las áreas urbanas.

Aportes para optimizar la producción de bioetanol

Aportes para optimizar la producción de bioetanol

Un estudio demuestra que a partir del empleo de enzimas y levaduras inmovilizadas se generan múltiples mejoras en la generación de bioetanol, lo que posibilita reducir costos sin tener que generar cambios radicales en el proceso de producción.

Estudian cómo desarrollar híbridos de maíz con mayor aptitud para el bioetanol

Estudian cómo desarrollar híbridos de maíz con mayor aptitud para el bioetanol

En la actualidad, los híbridos que se utilizan no fueron seleccionados para rendimiento de etanol sino de grano. “Tenemos la necesidad de producir una mayor cantidad de bioenergía para reducir la importación de naftas”, planteó Guillermo Eyherabide, director del Proyecto de Desarrollo Tecnológico y Social.

Desarrollan un biosensor electroquímico para análisis clínicos

Desarrollan un biosensor electroquímico para análisis clínicos

Investigadores argentinos y mexicanos desarrollaron un biosensor electroquímico que, entre otras aplicaciones, puede ser empleado en la industria de energéticos y en análisis clínicos. Los biosensores son herramientas analíticas de bajo costo, que permiten realizar medidas rápidas y simples de manipular.

Chlorella, alternativa a los biocombustibles convencionales

Chlorella, alternativa a los biocombustibles convencionales

Investigadores santafesinos estudian el metabolismo de una microalga que podría usarse para generar biodiesel y bioetanol. De este modo, se podrían dejar de utilizar productos alimenticios como la soja, la caña de azúcar o el maíz.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103