Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura

12 de Julio de 2010 |


Simulan propagación de enfermedades infecciosas con un modelo matemático



El proyecto, realizado por investigadores del departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y del Conicet, fue implementado en un código computacional para estimar la velocidad de propagación del dengue en una ciudad y es adaptable al estudio de diversas enfermedades infecciosas. Entre otros valores, se determinó que con un caso de infección por dengue, el pico de infección máxima se da entre uno y dos meses y en casos de baja densidad de población, la velocidad típica es de dos kilómetros por mes.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNNE y del Instituto de Modelado e Innovación Tecnológica del Conicet desarrollaron un modelo matemático para el análisis de la dinámica de propagación geográfica de enfermedades infecciosas. El modelo puede ser aplicado tanto a enfermedades de transmisión directa como a aquellas mediadas por vectores, como es el caso del dengue y tiene la capacidad de simular la propagación de acuerdo a las variables propias de cada lugar geográfico en el que se registran las enfermedades.

Para su aplicación, se requiere el conocimiento de las condiciones iniciales de desarrollo de la enfermedad, la proporción de la población inicialmente infectada, la distribución geográfica de la población en riesgo de contraer la enfermedad, y su probabilidad de transmisión.

“La iniciativa surgió como una manera de aportar métodos cuantitativos de análisis a problemas estadísticos, como es el caso de la propagación de una enfermedad en una población con herramientas matemáticas y de simulación computacional que son las que en general usamos en nuestra labor de investigación en física básica” explicaron a InfoUniversidades Rodolfo Romero y Sergio Gómez, autores del trabajo junto a Daniel Lovey, Diego Acosta Coden y Juan Rodríguez Aguirre.

De este modo y en vistas de una problemática actual como es el avance de enfermedades infecciosas en los últimos años en el país y en el noreste en particular, el grupo ideó un modelo probabilístico basado en los modelos matemáticos llamados “autómatas celulares”, por el que se puede estudiar la propagación de estas enfermedades en una región urbana.

El sistema funciona como una red o grilla dividida en cuadrículas, en la que cada celda representa una manzana urbana. Para simular la dinámica de propagación de la enfermedad, se consideran dos grillas superpuestas, en las que una representa a la población y estados de los huéspedes de la enfermedad -los humanos- y la otra representa a la población y estados de los vectores transmisores: los mosquitos.

Los humanos pueden estar en uno de tres estados posibles: susceptibles, infectados y recuperados, en tanto que los mosquitos sólo en uno de dos estados posibles: susceptibles o infectados. Para la simulación se trabaja con diversas variables como densidad de población, temperatura, presencia de vectores y el índice de probabilidad de transmisión entre huésped y vector, entre otros factores. La interacción entre las dos poblaciones o grillas -humanos y mosquitos- mediante sucesivas infecciones entre huéspedes y vectores, permite proyectar el avance de la enfermedad en distintas situaciones, considerando la velocidad y dirección de la transmisión.

Los resultados muestran que en los casos en los que la enfermedad alcanza un equilibrio endémico, la infección se propaga a partir de los focos iniciales. Para los valores de probabilidad estudiados, con un solo caso de infección el pico de infección máxima se encuentra entre uno y dos meses. A baja densidad de población, una velocidad típica es de aproximadamente dos kilómetros por mes.

Los autores del trabajo detallaron que la simulación sigue reglas como el rango de desplazamiento de los mosquitos, la infección probabilística a primeros vecinos, y el período de siete días al cabo del que los individuos infectados adquieren inmunidad. Además, cada interacción del modelo corresponde a un intervalo de un día y el número de mosquitos de la red es variable con el tiempo para simular efectos estacionales. “Estas reglas dan la dinámica de propagación de la enfermedad y de las poblaciones huésped y de vectores, que se plasma en mapas computacionales de la evolución de la distribución geográfica de la epidemia”, señalaron Romero y Gómez.

En el proceso, también se analiza cómo influyen en la propagación las migraciones internas de individuos infectados y las estrategias de combate de la enfermedad. Los investigadores comentaron que, entre las perspectivas futuras del proyecto, se encuentra la introducción en la simulación de efectos de migración de huéspedes, la influencia de efectos ambientales, así como estrategias de ataque permanente a la enfermedad y los vectores, lo que influye en el fenómeno de propagación. Además señalaron que el alcance global de diversas epidemias en los últimos años, impulsó el interés en el desarrollo de modelos matemáticos para comprender los factores que afectan la propagación de las enfermedades infecciosas a partir de condiciones dadas en una población.


José Goretta


Dengue, la mascota que nadie quiere tener

Dengue, la mascota que nadie quiere tener

En el verano 2019/2020, se notificaron cerca de 100 mil casos de Dengue en el país. La entomóloga Giselle Rodríguez dialogó con Argentina Investiga y se manifestó sobre los hábitos hogareños del Aedes aegypti. Las condiciones sociosanitarias y la prevención de esta enfermedad.

Emplean optimización combinatoria para diseñar la vuelta a clases

Se estima que próximamente en algunas zonas del país que se encuentren en la fase cinco de la cuarentena, niñas, niños y jóvenes puedan regresar progresivamente a las aulas. Esta vuelta a clase incluye una serie de pautas, como el uso del barbijo, y recomendaciones de horarios escalonados de ingreso y salida, recreos y almuerzo, elaboradas por un investigador docente de la UNGS con herramientas de la matemática y la computación.

Lavado de manos en la pandemia: con la frecuencia adecuada, pero sin la duración suficiente

Una encuesta realizada por investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC detectó que pese a conocer el procedimiento correcto, tres de cada cuatro personas no respeta el tiempo recomendado por la OMS: entre 40 y 60 segundos. Un 42% de los encuestados tiene niños a su cargo, y de ese grupo un tercio no siempre controla que ellos se laven las manos en momentos adecuados.

Con Big data predicen la evolución de la pandemia

Un equipo de físicos, matemáticos y bioquímicos de la Universidad Nacional del Nordeste y el Conicet cuenta con resultados preliminares del procesamiento de datos de casos de COVID-19 y su predicción probabilística. Los resultados del estudio permitirán conocer la proyección que tendrá la pandemia en cada una de las provincias.

El Dengue atraviesa la mayor propagación de su historia

En 2019 se reportaron más de 3 millones de casos de Dengue en América y 1.538 muertes por la enfermedad. En la Argentina ya se cobró 15 vidas y son cerca de 8 mil los casos confirmados. Mientras enfrentamos el Covid-19, el Dengue avanza silenciosamente. Cómo evitar los criaderos del mosquito y cómo se manifiesta el virus.

Zoonosis, una batalla de nunca acabar

Zoonosis, una batalla de nunca acabar

Desde épocas bíblicas se conocen enfermedades transmitidas por animales al ser humano. En la actualidad nuestra especie se enfrenta a amenazas desconocidas como es el caso del nuevo coronavirus. El doctor Roberto Mera y Sierra, de la Universidad Maza, nos abre la puerta del complejo mundo de la zoonosis.

Canal de videos 104

Palabras Claves