Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Psicología

09 de Marzo de 2020 | 5 ′ 48 ′′




Una investigación radicada en el IRICE se dedica a estudiar la forma de interactuar con las pantallas de los pequeños de hasta tres años.

Los niños interactúan con dispositivos tecnológicos cada vez con mayor frecuencia. Tablets, smartphones y computadoras están presentes en su vida cotidiana ya sea como forma de entretenimiento o con fines educativos. Una investigación llevada a cabo por la psicóloga Mariana Sartori, en el marco de su Tesis Doctoral, dirigida por Olga Peralta, indaga sobre la comprensión simbólica y uso de imágenes 3D, digitales e interactivas, por parte de niños pequeños. La misma se realiza en el Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (IRICE), perteneciente al CONICET y a la Universidad Nacional de Rosario.

La línea de investigación, dirigida por Peralta, ha indagado la comprensión y aprendizaje de niños y niñas de diferentes herramientas. Particularmente, Sartori se encarga de investigar la interacción física y social en relación a su influencia en la comprensión simbólica de imágenes digitales por parte de niños pequeños. “Intenté desarrollar mi investigación con el fin de que pueda tener implicaciones en el campo educativo. La comprensión simbólica es un tema muy interesante, ya que es algo propiamente humano. Los niños pequeños interactúan con dispositivos tecnológicos desde muy temprano, pero aún son escasas las investigaciones sobre las posibilidades reales de comprensión y aprendizaje a través de estas herramientas.”, señaló Sartori.

Se afirma que los objetos simbólicos tienen una característica de doble naturaleza: un símbolo representa otra cosa, pero también es un objeto. Éstos son muy usados como recursos educativos en una edad temprana por maestras o padres, como, por ejemplo, para aprender las letras muchas veces se utilizan bloques, imanes, fotos, entre otros. “En la comprensión simbólica de los mismos intervienen diferentes factores y es por eso que, a lo largo de los años, el equipo fue investigando cómo los niños comprenden, a qué edad y en qué condiciones.”, definió la investigadora.

Desde un punto de vista teórico, las pantallas táctiles tienen una particularidad, y es por eso que diferentes estudios señalan que no se pueden generalizar los resultados relativos a las fotos tradicionales porque tienen ciertas características que las hacen únicas como objetos. “El rasgo distintivo principal es la interactividad, ya que responden a la emisión del usuario. Es así que existe cierto interrogante sobre qué pasa con este tipo de interacción con niños pequeños, ya que de forma tradicional el aprendizaje requiere que siempre haya un adulto u otro miembro más experto de la cultura, guiando el encuentro con el contenido. Lo que sucede con las tablets, es que por primera vez un objeto presenta la cualidad de proporcionar una guía sin la necesidad de un otro, y son muchos los estudios que señalan que los niños utilizan en general estos dispositivos en soledad.”

Un proyecto colaborativo

El equipo dirigido por Olga Peralta está conformado, además, por la investigadora Florencia Mareovich y las becarias pos doctorales Daniela Jauck y Gabriela Raynaudo, quienes han trabajado sobre la comprensión y aprendizaje a través de diferentes herramientas, como imágenes impresas, ebooks, fotografías digitales.

En el caso de Sartori, teniendo en cuenta estos antecedentes, puso atención en cómo los chicos comprenden imágenes que son de índole interactivas desde un interrogante muy sencillo: ¿Comprenden los niños ese tipo de imágenes? ¿A qué edad lo hacen?

Pensando en los orígenes del proyecto, Sartori se interesó en hacer coincidir dos puntos: por un lado, interrogarse sobre la capacidad del niño de comprender este objeto. “Es decir, más allá de jugar y entretenerse, si logra entender que una imagen puede estar en representación de otra cosa, interpretando que esto es condición necesaria para aprender”, expresó. Por otro lado, pensar en una acción concreta, social, educativa sobre el uso de dispositivos tecnológicos por parte de niños y niñas, lo cual es un tema controversial para muchos docentes y padres.

Jugando para coleccionar experiencias

Para poder responder a las preguntas teóricas, las profesionales trabajaron con niños de entre dos y tres años; y adaptaron un espacio como lugar para llevar a cabo la experiencia. “Como trabajamos con chicos muy pequeños, tratamos de presentar las tareas a modo de juego. Se utilizó una tarea para indagar la comprensión simbólica y se basó exclusivamente en un juego de escondidas. Construimos una habitación especial con diferentes escondites, con varios objetos a esconder. También, trabajamos con el ingeniero Matías Vivaldi para desarrollar un software que consistía en una representación virtual e interactiva de esa misma habitación”, explicó Sartori.

A través de este juego, se trató de observar si el niño puede utilizar la tablet con fines simbólicos, es decir, si puede entender que la tablet está en representación de la habitación existente. El estudio está en desarrollo, pero hasta el momento se encontró que la mitad de los niños que participaron la pueden utilizar y comprender la simbología, pero la otra mitad no. “Si bien hay que seguir recabando datos, esta proporción es interesante. Lo atractivo para debatir en relación a los antecedentes es que a esta edad los niños ya comprenden fotografías, pero lo que observamos es que, con una imagen digital e interactiva, hasta el momento, resulta más dificultoso para ellos”, puntualizó la especialista.


Gonzalo García


En Tucumán desarrollan huesos artificiales que el cuerpo reabsorbe

El trabajo está en etapa preclínica de estudio y podría evitar que una persona que sufrió pérdida ósea se someta a más de una cirugía para restaurar la zona.

Operan a un joven de 23 años de su columna con la ayuda de un biomodelo 3D

Un biomodelo 3D realizado en la Universidad Nacional Arturo Jauretche permitió concretar con éxito procedimientos quirúrgicos en el “Hospital de Alta Complejidad El Cruce – Dr. Néstor Kirchner”, de Florencio Varela, Pcia. de Buenos Aires. El equipo de traumatología y ortopedia del nosocomio utilizó como referencia una copia exacta en 3D de la columna deformada del paciente para realizar la operación que, por su complejidad, se realizó en dos etapas.

Buscamos mucho más que sólo representar datos

Entrevista a la magíster Carola Dreidemie, directora del Laboratorio de Investigación y Desarrollo en Tecnologías de Visualización, Computación Gráfica y Código Creativo (LVCC-UNRN).

“Juguemos sin pantallas”: una campaña para promover el desarrollo infantil y enriquecer el mundo de niñas y niños

En noviembre de 2018, la Universidad lanzó la primera campaña pública del país que alerta sobre una problemática que afecta a niños menores de dos años: el uso indiscriminado de pantallas digitales pone en jaque el desarrollo infantil ligado con la manifestación de habilidades emocionales, neurológicas, psicológicas y sociales.

De plantillas antihongos a medicamentos personalizados: la tecnología 3D al servicio de la ciencia

Plantillas antihongos y con perfume, un minirreactor, medicamentos personalizados y avances en tecnología de salud son algunas de las iniciativas que llevan adelante científicos bahienses aprovechando las posibilidades de la impresión 3D.

Desarrollan una mano ortopédica de bajo costo que responde las órdenes del cerebro

Fue probada con éxito en personas voluntarias. Es para quienes sufren la ausencia de miembros superiores por amputación o malformación congénita. Se trata de una tecnología creada por investigadores de la Facultad de Ingeniería. Permite que una mano artificial capte y ejecute las señales nerviosas que accionan los músculos del antebrazo. También tiene sensores que le devuelven al paciente la percepción del tacto. No hay en el mercado una prótesis de este tipo de origen nacional. Las importadas cuestan alrededor de 20 mil dólares, unas 45 veces más que este dispositivo diseñado aquí.

Canal de videos 103

Palabras Claves