Aeromicología: monitorean hongos en el aire de ambientes cerrados

Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Medicina

13 de Diciembre de 2010 |


Aeromicología: monitorean hongos en el aire de ambientes cerrados


La adaptación de una técnica de parámetros metodológicos para medir la presencia de hongos aéreos en ambientes cerrados, a fin de contar con protocolos para el control de estos agentes, fue el logro de un grupo de investigadores de la UNNE. El avance en la técnica apunta a la posibilidad de hacer monitoreos periódicos de posibles cambios en la biota de hongos, o presencia de éstos que conlleve riesgo sanitario en lugares críticos, como salas de internación.

El estudio de los hongos aéreos se denomina “aeromicología”, y sólo en determinados países existen protocolos establecidos para el desarrollo de la técnica que permite su control y medición. Un equipo de investigadores de la UNNE realizó estudios locales en busca de parámetros metodológicos para el análisis de hongos en el aire, especialmente en ambientes cerrados que pueden llegar a implicar situaciones de riesgo.

En todo lugar hay en forma permanente hongos aéreos que, en general, no afectan a las personas, pero que pueden generar afecciones. Esta es la causa de la necesidad de hacer controles periódicos que permitan monitorear posibles cambios en la biota de hongos, o presencia de algunos de ellos que revistan riesgo sanitario. Es por esto que los especialistas trabajan en la adaptación de la técnica de medición que, aunque fue pensada para la determinación de hongos aéreos, también es útil para medir la presencia de otros microorganismos como las bacterias.

“En general, los protocolos de medición se determinan en Europa o en países en los que tienen distintos climas y diversos ecosistemas naturales y cuentan con ambientes cerrados con sistemas de filtración excelentes que limitan el ingreso de hongos aéreos” señaló a InfoUniversidades la licenciada Magdalena Mangiaterra, investigadora del Instituto de Medicina Regional e integrante del equipo de investigación. Por esto, respetando los protocolos más reconocidos, se decidió adaptarlos para que posibiliten una mejor medición, teniendo en cuenta variables como la humedad, el horario, la época del año, la altura de aspiración y demás características que influyen en esta zona subtropical.

El grupo de investigadores llevó a cabo una recolección de la biota de hongos en la Unidad de Terapia Intensiva y en Unidad de Quemados del Hospital Pediátrico “Juan Pablo II” de Corrientes. El muestreo se realizó con un colector que tiene rangos variables de aspiración de flujo de 100 a 1.000 litros de aire, en un tiempo determinado, y que lo dirige hacia la superficie de una cápsula con un medio de cultivo para permitir el crecimiento de los hongos y su posterior medición y estudio.

Para elegir el horario más adecuado y determinar la altura más conveniente para colocar el colector, se tomaron muestras en varios momentos y se realizaron muestreos a 0,50 metros y 1,50 metros del suelo. Luego de recolectar aire en distintos horarios, alturas, épocas, periodicidad y cantidad, se determinó que el mediodía era el horario adecuado para la toma de muestras, dado que en ese momento la concentración fúngica es mayor. La altura más conveniente fue la de 1,50 metros del suelo, ya que a esta distancia no se levantaban las conidias de los hongos depositadas en el piso.

El muestreo se llevó a cabo en otoño y en primavera porque, en esta región, son los períodos más y menos lluviosos respectivamente. Las muestras se tomaron cada 15 días y el volumen eficiente de aspiración fue de 200 litros, porque en todos los muestreos realizados con 400 y 300 litros resultó imposible el recuento de las colonias, debido a su alta concentración. “Los resultados nos permitirán comparar los valores obtenidos en una zona subtropical como la ciudad de Corrientes con aquellos datos generados en una región biogeográfica y climática diferente” expresó Mangiaterra respecto al avance de la investigación.

No obstante, la investigadora aclaró que la interpretación de los resultados en los muestreos de aire es problemática, debido a que el nivel de hongos aéreos varía por las fluctuaciones de temperatura, humedad relativa y corrientes de aire y resaltó la importancia de trabajar en la adaptación de los parámetros de medición. La trascendencia de fijar protocolos de medición de la biota fúngica se vincula en forma directa con la posibilidad de hacer monitoreos periódicos de la presencia de hongos en lugares cerrados, especialmente en aquellos sitios críticos como salas de internación, y que los resultados tengan garantía de eficiencia.

Juan Monzón Gramajo
monzongramajo@hotmail.com
José Goretta
Departamento de Comunicación Institucional


Tuberculosis: los argentinos son más resistentes

Tuberculosis: los argentinos son más resistentes

Una variante genética que está presente en el 85% de nuestra población brinda mayor protección contra la bacteria Mycobacterium tuberculosis. El hallazgo, efectuado por un equipo multidisciplinario de investigadores, también muestra que esa variación genética protectora no discrimina por sexo o por etnia.

Aportes de la ciencia en la fabricación de cerveza artesanal

Aportes de la ciencia en la fabricación de cerveza artesanal

Un grupo de investigadores desarrolla un proyecto para la reutilización de los desechos en la elaboración de la cerveza artesanal y evitar la presencia de organismos contaminantes en el medio ambiente.

Un kit sencillo y portable para detectar mercurio en el agua

Un kit sencillo y portable para detectar mercurio en el agua

Investigadores de la Fundación UADE transforman bacterias genéticamente para detectar este metal peligroso para la salud en el agua. El dispositivo es del tamaño de la palma de una mano para simplificar su transporte y puede ser operado con facilidad. Su método es más rápido que los basados en reacciones químicas.

Bacterias vs. plaguicidas

Bacterias vs. plaguicidas

Con el propósito de recuperar los suelos utilizados para explotación hortícola, de uso intensivo y contaminados con distintas mezclas de plaguicidas y derivados de hidrocarburos, investigadores analizan qué bacterias autóctonas pueden ser utilizadas para el desarrollo de biofertilizantes.

“El desafío es realizar una agricultura intensiva sin destruir el suelo”

“El desafío es realizar una agricultura intensiva sin destruir el suelo”

Entrevista a Luis Wall, director del Laboratorio de Biología de Suelos. "Se debe impulsar una agricultura basada en un mayor desarrollo de la biología del suelo. Ello implicaría, entre otras cosas, reducir la emisión de gases de efecto invernadero, porque el problema de la agricultura sólo se soluciona con mejor agricultura", afirma.

Científicos rosarinos descubren cómo enfrentar a las superbacterias

Científicos rosarinos descubren cómo enfrentar a las superbacterias

Un equipo de investigadores reveló cómo hacen las bacterias para inactivar antibióticos de última generación. Esto permitirá diseñar nuevos fármacos que frenen el avance de infecciones letales.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Palabras Claves