Avance de la contaminación en el Riachuelo

Universidad de Buenos Aires - Facultad de Agronomía

04 de Junio de 2012 | 4 ′ 37 ′′


Avance de la contaminación en el Riachuelo


La situación actual de la cuenca Matanza-Riachuelo es preocupante y afecta cada vez con mayor gravedad al Río de la Plata que abastece de agua potable a los porteños. Así lo reveló una investigación de la Facultad de Agronomía que en un muestreo del agua halló materia orgánica y metales pesados. La docente a cargo del trabajo habló con Argentina Investiga sobre el proyecto y la propuesta de algunas soluciones.

La cuenca del río Matanza-Riachuelo es considerada la de mayor relevancia regional, por su intensa relación con el crecimiento urbano ocurrido durante el siglo XX. Como consecuencia, registra la mayor cantidad de problemas ambientales debido al vertido de aguas residuales (con o sin tratamiento) provenientes de la industria, efluentes cloacales, desechos domésticos y contaminantes asociados al escurrimiento superficial de aguas pluviales.

Desde 1998, en la Facultad de Agronomía, se investigan las formas de mejorar la situación actual de la cuenca Matanza Riachuelo. La docente Martha Bargiela, de la cátedra de Química Analítica, dialogó con Argentina Investiga acerca de su trabajo de investigación que revela el grado de contaminación, las causas y las posibles soluciones.

-¿Cómo surgió el trabajo de investigación?
-La idea surge cuando vimos que, con el plan de saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo, se limpiaba el agua y no el sedimento, que está debajo y tiene mucha materia orgánica y metal. La relación entre ellos hace que los metales que estaban instalados en un lugar se puedan movilizar hacia otro.

-¿Cuáles fueron los pasos que siguieron para investigar la contaminación?
-En primer lugar, fuimos al Riachuelo en lancha con Prefectura y tomamos muestras. El muestreo de este trabajo abarca toda la cuenca. En algunos casos, las tomamos del fondo y, en otras, en zonas de fácil acceso (como pueden ser la Cuenca Alta y Media y la zona del Riachuelo). Nos pusimos un traje, guantes y máscara para tomar las muestras con tubos especiales. El aroma es terrible, el olor es igual al de un huevo podrido, porque es sulfuro y eso es lo que retiene a los metales en el sedimento.

-¿Qué contaminantes encontraron?
-Los más importantes que encontramos en la cuenca fueron materia orgánica y metales pesados.

-¿Qué hicieron con las muestras?
-Las llevamos al laboratorio y simulamos el contacto con agua no contaminada para ver si el sedimento que estaba altamente deteriorado se quedaba abajo o si se disolvía y vimos que para los metales contaminantes, como el plomo por ejemplo, en los sedimentos controlaban su pasaje hacia el agua y se disolvían, entonces, el agua se deterioraba más. Si limpiamos el agua y tratamos de sacar los sedimentos del fondo le damos oxígeno y los metales, por el movimiento, se liberan y se vuelve a contaminar.

-Entonces, ¿cuál es la situación actual de la cuenca Matanza Riachuelo?
-Es preocupante. En nuestros sistemas de incubación las muestras no se mueven. En el Riachuelo sí y se va al Río de la Plata. El problema con el Río de la Plata es que, aunque sea ancho y tenga mucha agua, es el que nos da de tomar a nosotros. Por ahora está contaminado pero se diluye en el montón, no sé cuánto más va a aguantar.

-¿Cuál sería la solución a corto plazo?
-Cuando navegamos el Riachuelo para tomar muestras con la Prefectura, vimos que las casitas de la gente que vivía alrededor tenían el caño directo al río. Es decir, no sólo se contamina por la industria sino también por la gente. En la actualidad se trabaja con un plan de saneamiento. Otra solución estaría en no quitar las plantas de la ribera porque, como están adaptadas, pueden fijar los metales (ya observado en otros trabajos de la cátedra). Sería una forma de retener los metales que vienen con el agua.

-¿Las personas conocen la gravedad de la problemática?
-La red de procesos en los sedimentos que tiene el Riachuelo es muy complicada. Tiene un historial muy antiguo de contaminación: empezó con los saladeros que tiraban todos los restos de animales al río. Hay poco conocimiento de lo que es el Riachuelo en sí, tanto a nivel local como mundial. Pese a que su contaminación es peculiar en el mundo, no se conoce la problemática.



Calidad biótica, la importancia de los invertebrados en los arroyos bonaerenses

Calidad biótica, la importancia de los invertebrados en los arroyos bonaerenses

Un equipo de investigadores estudia si los cambios ocurridos en el uso del suelo de las riberas de arroyos bonaerenses se expresan en modificaciones de su calidad biótica. “Trabajamos en un proyecto en el que analizamos la comunidad de invertebrados acuáticos de varios arroyos de la provincia de Buenos Aires, evaluamos la calidad biótica y la comparamos con lo analizado hace diez años en los mismos sitios” señaló Andrea Casset, la directora del proyecto.

Análisis de los sedimentos, la otra forma de conocer los ríos

Análisis de los sedimentos, la otra forma de conocer los ríos

Ríos, riachos, arroyos, lagunas, esteros, distintos espejos de agua son parte del paisaje con el que convive un habitante de la región del NEA. Este vínculo natural entre el hombre y el escenario donde habita pareciera no estar acompañado de un adecuado conocimiento del recurso más importante que tiene para su vida. El doctor Oscar Orfeo, quien durante más de 35 años investigó la cuenca del Paraná y enfocó sus estudios en la dinámica y el proceso de transporte de los sedimentos que se desarrollan en las llanuras de inundación, dialogó con Argentina Investiga sobre el tema.

Delta del Paraná, un sistema sensible al cambio climático

Delta del Paraná, un sistema sensible al cambio climático

Investigadores de la Universidad Nacional del Litoral y de la Universidad Nacional de San Juan publicaron en los reportes científicos de acceso abierto de la prestigiosa revista “Nature”, los resultados de sus estudios sobre el Delta del Paraná. La zona constituye un archivo de los últimos miles de años de historia de la región. La investigación aporta, además, una mirada a largo plazo sobre los cambios climáticos, opuesta a la que sostiene el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

Cultivar sin suelo, las ventajas del sistema hidropónico

Cultivar sin suelo, las ventajas del sistema hidropónico

Un investigador de la Universidad Nacional de Misiones trabaja desde 2012 en las técnicas de cultivo sin suelo que componen la hidroponía. Recientemente culminó su investigación que consiste en aplicar técnicas de control difuso a las variables intervinientes en los sistemas hidropónicos. Esta forma de cultivo consume menos agua y, debido a que no hay contacto con el suelo, disminuye la posibilidad de contaminación.

Con técnicas no convencionales medirán contaminación de industria textil

Con técnicas no convencionales medirán contaminación de industria textil

Un proyecto trabaja en encontrar y ajustar técnicas no convencionales para la identificación de contaminación de cursos de agua por efluentes de la industria textil. Para determinar los componentes en el agua se trabaja con la metodología de “propiedades fluorescentes”. El objetivo es hallar propuestas de remediación ambiental.

“Pez robot”, un novedoso dispositivo submarino permitirá investigar la plataforma marina

“Pez robot”, un novedoso dispositivo submarino permitirá investigar la plataforma marina

Investigadores de la Facultad de Ingeniería trabajan en un “pez robot”, un submarino que permitirá navegar y aportar datos sobre la plataforma marina argentina hoy inexistentes precisamente por la ausencia de esa tecnología aplicada. La plataforma continental argentina se extiende a lo largo de 2.300 kilómetros, incluido el entorno de las Islas Malvinas, área donde se estima que se halla la respuesta a las necesidades energéticas del país.

Canal de videos 103