Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Exactas

01 de Julio de 2019 | 3 ′ 10 ′′


Buscan optimizar las técnicas inmunológicas para evitar rechazos en trasplantes de órganos



Un equipo de investigación del Instituto de Estudios Inmunológicos y Fitopatológicos (IIFP) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata - Conicet trabaja, conjuntamente con la Fundación Favaloro, en investigación sobre el trasplante de intestino.

Esta intervención se realiza en muy pocos lugares del mundo ya que requiere de una importante infraestructura pre y pos-operatoria, que incluye muchos equipos de profesionales para el seguimiento y disponibilidad de alimentación parenteral para pacientes, y, en este sentido, la Fundación Favaloro es una de referencia en América Latina y en todo el hemisferio Sur.

El doctor Martín Rumbo, director del IIFP, sostiene que la importancia de estudiar el trasplante del intestino radica en que este órgano contiene una gran cantidad de células inmunes, pudiendo llegar al 50% del sistema inmunológico de una persona.
“Nuestro sistema inmune posee dos tipos de mecanismos de reacción; uno, adaptativo, que genera memoria en el organismo y por lo tanto se puede educar; y otro, de respuesta innata, que, a su vez, instruye al anterior. Las investigaciones, que se llevan adelante en el IIFP, apuntan a conocer el sistema y lograr aprovechar los circuitos que naturalmente emplea el sistema inmune para generar tolerancia inmunológica y controlar la respuesta de rechazo”, explica Rumbo.

Una de las grandes preocupaciones de la medicina cuando se realiza un trasplante de intestino es saber si hay rechazo, en qué parte y qué proporción del órgano la genera.
“A partir de estudios realizados por equipos de investigación del IIFP, se encontraron parámetros en sangre que permiten determinar, a través de un análisis, qué parte del intestino genera rechazo; eso permite saber el tamaño de la superficie que no es aceptada por el organismo y así planificar el tratamiento y la estrategia nutricional”, detalla Rumbo.

El intestino es el único órgano sólido que luego de trasplantarse se puede seguir observando a través de endoscopias. Esto lo convierte en un escenario único para estudiar la reacción inmunológica post-trasplante.

Otra de las líneas de trabajo que se llevan adelante en el IIFP en relación a trasplantes tiene que ver con optimizar la inmunosupresión necesaria en estas prácticas.

La inmunosupresión generalizada que requieren los trasplantes para evitar el rechazo del nuevo órgano trae aparejada complicaciones para el resto del organismo, ya que la persona trasplantada queda con muy bajas defensas en general. Por eso es que investigan estrategias para mejorar la tolerancia inmunológica al injerto.
“Buscamos desarrollar técnicas que eduquen al sistema inmunológico del receptor para que no reaccione ante el injerto pero que siga reaccionando ante otras infecciones que tenga el organismo, e incluso a enteritis que tenga el mismo órgano implantado”, explica Martín Rumbo. Y agregó: “Para esto es necesario estudiar el comportamiento inmunológico ante el trasplante, investigación que actualmente desarrollamos en animales, con la idea de transferir los resultados a pacientes”.


Dirección General de Comunicación Institucional


Nuevo método para analizar los efectos de drogas y tóxicos en humanos

A partir de la introducción de un fármaco en una capa muy fina de tamaño molecular y el cultivo de células humanas, científicos pudieron observar con claridad la efectividad de un medicamento. Ahora, harán pruebas con drogas anticancerígenas con el objetivo de encontrar un tratamiento eficiente que ayude a combatir las células enfermas sin dañar las sanas.

La inmunidad es el gran objetivo

La inmunidad es el gran objetivo

Investigadores de la UNR y el Conicet estudiaron los anticuerpos en personas vacunadas en Rosario con la Sputnik V y detectaron una respuesta en el 90% de los inoculados con una dosis. Recomendaron acompañar el avance de la campaña con las medidas de prevención.

Las personas con síndrome de Down tienen un alto riesgo de padecer enfermedades autoinmunes

Un trabajo del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología de la UNC y Conicet demostró que las personas con síndrome de Down, aunque estén sanas, tienen un sistema inmune hiperreactivo, es decir, que trabaja todo el tiempo como si estuviera combatiendo una infección viral. Esto explicaría por qué, mientras están más protegidas que el resto de la población contra la mayoría de los tumores sólidos, tienen una mayor incidencia de enfermedades autoinmunes.

Tucumanos desarrollaron un test para medir anticuerpos contra el coronavirus

Tucumanos desarrollaron un test para medir anticuerpos contra el coronavirus

El dispositivo local permite estimar la cantidad de anticuerpos generados luego de transitar la enfermedad o de recibir la vacuna contra el SARS-CoV-2. Su empleo posibilita la selección de personas que pueden ser donantes de plasma con fines terapéuticos. El servicio ya está disponible.

Tecnología de pulsos eléctricos para acelerar el proceso de vinificación

Se trata de una técnica que permite extraer polifenoles de las uvas durante el proceso de fermentación de los vinos. Es un desarrollo de investigadores españoles en el que colaboró el ingeniero agrónomo de la UNCUYO, Marcos Maza. Recientemente, la Organización Internacional de la Viña y el Vino autorizó su uso a escala industrial.

Analizan el tratamiento de pacientes diabéticos con COVID-19

Investigadores tucumanos estudian el comportamiento de los glóbulos blancos de la sangre de pacientes con y sin diabetes que padecieron coronavirus, con el objetivo de predecir la evolución de la enfermedad y de anticipar alternativas terapéuticas.

Canal de videos 104