Cómo hace su nido un yacaré overo

Universidad Nacional del Litoral - Escuela Superior de Sanidad “Ramón Carrillo”

21 de Noviembre de 2016 | 5 ′ 46 ′′


Cómo hace su nido un yacaré overo


Hasta hace un tiempo no se conocía en detalle cómo se comportaban esos reptiles argentinos para incubar sus huevos. Ahora, gracias a una paciente vigilancia y miles de horas de video, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral develan los detalles. Conocer los patrones de actividad de la especie resulta fundamental para el desarrollo de programas de manejo y uso sustentable.

Hay un aspecto de la vida de los yacarés overos que hasta hace poco era un misterio: la forma en que se comportan a la hora de traer su progenie al mundo. Sin embargo, gracias a miles de horas de video registrados durante varios meses, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) pudieron observar comportamientos de nidificación, un trabajo que no se había realizado hasta el momento.

El estudio fue posible gracias a que en la Estación Zoológica Granja La Esmeralda, ubicada en la ciudad de Santa Fe, existe una población estable de yacarés a cargo de investigadores del Laboratorio de Zoología de Vertebrados de la Facultad de Humanidades y Ciencias (FHUC) de la UNL, y del ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente. En el lugar hay dos cámaras con sensores infrarrojos que graban las 24 horas.

Conocer los patrones de actividad de las hembras de yacaré overo cuando hacen sus nidos resulta de gran importancia para los programas de manejo y uso sustentable de la especie. “Fue una posibilidad importante porque el comportamiento de las hembras no ha sido un aspecto muy estudiado hasta el momento. Además el trabajo brinda información útil para conocer los momentos del día en los que hay menos posibilidades de encontrar una hembra en el nido, lo que contribuye a las tareas de campo de los pobladores locales, pero también a las tareas de investigación relacionadas”, explicó a Argentina Investiga Sofía Pierini, cientibecaria que realizó el trabajo dirigido por los investigadores Alba Imhof y Alejandro Larriera.

En este sentido, agregó que la idea consistió en estudiar las imágenes, registrar y cronometrar acciones que repiten los animales. “En los videos se ve todo lo que hacen las hembras en torno a los nidos. Hay comportamientos que son sociales y compartidos. Vemos, por ejemplo, al momento de la postura, por los pozos que cavan, cómo mantienen los nidos, el control de la humedad y la forma en que los defienden”, detalló Pierini.

La observación se llevó a cabo sobre dos nidos durante toda la temporada reproductiva de los yacarés y hasta que los pichones nacieron: desde septiembre de 2014 hasta marzo de 2015.

Las rutinas de los yacarés

A pesar de que fueron 197 días los registrados, para el análisis de datos tomaron sólo el período de nidificación comprendido entre el 1° de diciembre y el 3 de marzo de 2015, lo cual representa un total de 93 días. Significa también un registro de nada más y nada menos que 2.232 horas de video (4.464 grabaciones de 30 minutos) para cada una de las dos cámaras. En esos videos identificaron patrones de actividad que se describieron según un método denominado etograma de Tinbergen, una herramienta muy útil para analizar conductas.

El etograma indicó que los yacarés son animales de hábitos muy concretos. Por ejemplo, el cavar para fabricar los nidos, pero también para controlar la humedad y para remover y agregar material. “Se alejan un poco del nido y con las patas traseras arrastran los elementos. Además, compactan el material girando sobre el nido y con la cola lo moldean. También, notamos comportamientos de vigilancia, ya que pasan muchas horas en el nido y en los alrededores. Tienen actitudes sociales agresivas hacia las hembras que se acercan: las persiguen y las muerden”, continuó Pierini.

Tiempo

Una buena forma de graficar cuántas horas invierten las hembras en cada actividad es cuantificar por medio de porcentajes. Según la investigación, las hembras invierten el 21% de su tiempo en vigilar el nido y el 27% en supervisar los alrededores. En cuanto al mantenimiento del lugar, el tiempo está repartido entre excavar el nido (el 18% del tiempo), agregar material (24,6%) y en compactar el material (5%). En contraste, se registra el menor porcentaje de tiempo invertido en comportamientos sociales agresivos, que implican enfrentamientos (3%), persecuciones (0,23%) y agresiones por disputas territoriales (0,33%).

Por otro lado, observaron que varias hembras utilizan el mismo nido, un hecho también observado en ambientes naturales. La postura múltiple fue registrada para ambos nidos bajo estudio. Respecto de las variables ambientales, Pierini apuntó que la actividad de nidificación se intensificaba antes y después de eventos de lluvias.

Por otro lado, se constató la presencia de la hembra en las cercanías del nido a lo largo del día, aunque con mayor frecuencia en horarios de la noche y madrugada, momentos en que la temperatura bajaba. En horarios del mediodía y la tarde, cuando se registraban las temperaturas más altas, la presencia de la hembra en el nido disminuía.

Pierini dijo por último que los resultados permiten afirmar que la actividad global del yacaré overo se intensifica luego de cada postura. Sin embargo, entre las 7 y 15 es más probable que las hembras no se encuentren en el nido, horario de temperatura elevada, por lo que tienden a volver a los cuerpos de agua.

Prensa UNL
priscilaf@unl.edu.ar
Fernando López
Comunicación de las ciencias y las artes


Identifican áreas prioritarias para la conservación de especies raras de aves

Identifican áreas prioritarias para la conservación de especies raras de aves

En Entre Ríos, además de áreas actualmente protegidas, científicos de la UNL y el CONICET reconocieron otras que reúnen condiciones ambientales idóneas para 292 especies raras, de las cuales 17 están amenazadas. Lo hicieron a partir de datos georreferenciados, modelos de distribución de especies y algoritmos de optimización de reservas.

Unidad de Herpetología: más de 2.000 reptiles y anfibios para la investigación científica

Unidad de Herpetología: más de 2.000 reptiles y anfibios para la investigación científica

Desde 2008, la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional de San Luis cuenta con una de las colecciones más completas del país de reptiles y anfibios. Los ejemplares son utilizados para investigación científica y se suman a una biblioteca específica compuesta por 11.000 obras, 1.350 fascículos de revistas especializadas y 10.000 diapositivas registradas por el reconocido investigador José Cel.

El avance de la frontera agrícola contra la biodiversidad

El avance de la frontera agrícola contra la biodiversidad

Un grupo de investigadores estudia cuáles serían las áreas de conservación prioritarias para la herpetofauna en la provincia de Córdoba, a partir de la distribución estimada de las especies de anfibios y reptiles. Los científicos afirman que el avance de la frontera agrícola disminuye las posibilidades de conservar la biodiversidad y que las áreas protegidas coinciden, llamativamente, con los terrenos de menor valor.

Los anfibios de Córdoba padecen el deterioro del paisaje

Los anfibios de Córdoba padecen el deterioro del paisaje

El biólogo Julián Lescano espera las lluvias del verano para ir a las lagunas a estudiar las especies de anfibios que las habitan. En las noches posteriores a las lluvias, los adultos de la especie se reproducen y lo hacen cantando. Lescano puede, entonces, observarlos o reconocerlos por su canto y saber así cuántos y de qué especie son. Su investigación señala que, debido a la degradación ambiental, en algunas lagunas donde debiera haber diez especies de anfibios, en la actualidad hay sólo tres.

Los peligros que amenazan a la fauna

Los peligros que amenazan a la fauna

Un informe recientemente difundido analiza la situación de las especies en peligro de la fauna argentina. Su finalidad fue determinar de modo integrado el estado de conservación por región de los anfibios, los reptiles, las aves y los mamíferos del país. La caza para los mamíferos y la transformación del hábitat para la mayoría de las especies son las amenazas que afectan de manera más seria. En un orden menor, se cuenta la introducción de fauna exótica y el tráfico comercial, entre otros.

El árbol genealógico de los ancestros más antiguos de los cocodrilos y las aves

El árbol genealógico de los ancestros más antiguos de los cocodrilos y las aves

Los proterochampsidos fueron reptiles que habitaron en Argentina y Brasil hace más de 220 millones de años, en el período Triásico. Se trata de los ancestros más remotos de los cocodrilos y las aves modernas de los cuales se desconocía su parentesco. Una investigación llevada a cabo en San Luis permitió establecer que la especie era endémica de la zona y que sus ancestros provenían de Sudáfrica y sus descendientes fueron norteamericanos.

Canal de videos 103

Palabras Claves