Conservan proteínas de sangre aviar con bacterias

Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Ciencias Veterinarias

21 de Febrero de 2011 |


Conservan proteínas de sangre aviar con bacterias


Investigadores de la UNL estudian cómo conservar la sangre aviar con microorganismos unicelulares que presentan un tamaño de algunos micrómetros de largo (entre 0,5 y 5 μm, por lo general) y diversas formas incluyendo esferas, barras y hélices.">bacterias para poder usarla en la elaboración de alimentos balanceados para animales. Para ello elaboran, a partir del aislamiento de ciertos microorganismos, un cultivo bioprotector que limita la acción sobre la fermentación de bacterias nocivas. Al reutilizar la sangre aviar como materia prima, se reduce su impacto ambiental, dado que es un desecho muy contaminante porque demanda gran cantidad de oxígeno.

Como en otras industrias, los frigoríficos de pollos generan desperdicios que pueden provocar altos niveles de contaminación. En el caso de la producción aviar, la sangre es un subproducto reutilizable pero, para ello, debe procesarse rápidamente; de lo contrario, comienza a deteriorarse, por lo que muchas veces se desecha. Es por esto que investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias ensayan un método para prolongar la vida útil de la sangre a partir del desarrollo de un cultivo bioprotector, esto es, un conjunto de microorganismos que al crecer desarrolla ciertas características que evitan que las bacterias deteriorantes puedan tomar el control de la fermentación y provocar la putrefacción.

“La idea es reutilizar la sangre aviar como producto que pueda incorporarse a la cadena agroalimentaria. Así, se aprovecha algo que de otro modo sería un desecho que, por su alta demanda de oxígeno, es capaz de perjudicar a la flora y la fauna de los ecosistemas acuáticos”, detalló a InfoUniversidades el veterinario Laureano Frizzo. Como materia prima, la sangre aviar es rica en proteínas de alto valor biológico, por lo que, si se procesa en forma adecuada, puede usarse como insumo alimentario en la elaboración de balanceados para consumo animal. La sangre aviar, continuó el investigador, “se deteriora muy pronto, al igual que ocurre con la leche. Pero, en la industria lechera ya hay una infraestructura y una cadena más consolidada que hace posible el procesamiento adecuado”.

En el laboratorio

Para desarrollar el cultivo, en una primera etapa los investigadores seleccionaron los microorganismos con los que iban a trabajar. “Nos orientamos hacia las bacterias acidolácticas que durante su crecimiento producen ácido láctico, un fuerte inhibidor de microorganismos deteriorantes. Podemos agregar otras, pero preferimos usar las que son propias de ese ambiente. Las identificamos, evaluamos cómo crecen en distintas condiciones para luego seleccionar las más adecuadas”, señaló Frizzo.

Los investigadores cuentan con cerca de 150 aislamientos y el próximo paso es reintroducirlos en la sangre para que crezcan. “La sangre, a diferencia de la leche, no tiene azúcares, que es lo que usan los microogranismos para crecer. Necesariamente, hay una segunda etapa, en la que vamos agregar un aditivo que ayude a esta bacteria a crecer”, aclaró Frizzo. La idea es utilizar distintas barreras: unas que ayuden a los microorganismos deseables y otras que eviten el crecimiento de los indeseables.

Proteínas para animales

Entre el 95 y 99 por ciento de la sangre está constituido por proteínas, que pueden ser aprovechadas tanto para consumo humano como animal. “En el caso de la de origen aviar, descartaría el destino de alimentación humana porque las condiciones en que se recoge todavía no son adecuadas. Esto hace que haya una alta carga de microorganismos indeseables desde el momento de la recolección. La manipulación de pollos es más complicada que la de los bovinos. El ambiente está más contaminado y eso repercute en la calidad de la sangre. Existen métodos de higienización que podrían aplicarse, pero en general se apunta a aprovecharla para alimentación animal, en la elaboración de balanceados”, detalló.

El trabajo comenzó en 2009, en el marco de los Cursos de acción para la investigación y el desarrollo, una iniciativa en la que se articulan los sectores académicos y productivos a fin de afrontar los desafíos propios de la región. En esta ocasión, participa un frigorífico entrerriano, “Las Camelias”, que apostó a la investigación como estrategia de innovación.

Esta empresa frigorífica cuenta con la tecnología para secar la sangre que luego será reutilizada. Por eso su interés, al igual que el de los investigadores, es posibilitar condiciones adecuadas de transporte para que la materia prima llegue del frigorífico a la procesadora en buen estado.

Prensa UNL
prensa@unl.edu.ar
Prensa UNL - Dirección de Comunicación Institucional
Dirección de Comunicación


Científicos rosarinos descubren cómo enfrentar a las superbacterias

Científicos rosarinos descubren cómo enfrentar a las superbacterias

Un equipo de investigadores reveló cómo hacen las bacterias para inactivar antibióticos de última generación. Esto permitirá diseñar nuevos fármacos que frenen el avance de infecciones letales.

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

En esta entrevista a Claudio Valverde, docente investigador que examina estrategias naturales para reducir la utilización de pesticidas. “Nuestros esfuerzos se concentran en trabajar con bacterias no modificadas genéticamente que exhiben capacidades para contrarrestar los efectos nocivos de los hongos, que habitualmente se combaten con pesticidas”, explica.

Alimentan pollos con sustancias probióticas para mejorar el rendimiento

Alimentan pollos con sustancias probióticas para mejorar el rendimiento

Una investigación evalúa la inclusión de sustancias probióticas y prebióticas, bacterias y levaduras en la alimentación de pollos, con el objetivo de prevenir el desarrollo de enfermedades y mejorar la asimilación de nutrientes.

Un biofertilizante para mejorar la producción de la yerba mate

Un biofertilizante para mejorar la producción de la yerba mate

Un equipo de investigadores impulsa el desarrollo de un biofertilizante que pueda ser aplicado a la yerba mate y así mejorar el crecimiento de la planta y, en consecuencia, a toda la cadena de producción.

Según un estudio, el 66% de los salmones rosados que se comercializan en la Ciudad de Buenos Aires contienen residuos de antibióticos

Según un estudio, el 66% de los salmones rosados que se comercializan en la Ciudad de Buenos Aires contienen residuos de antibióticos

Una investigación del Instituto de Tecnología (INTEC) de la Fundación UADE determinó que el 66% de los filetes de salmón rosado importados de Chile que se comercializan en las pescaderías de la Ciudad contienen residuos de medicinas. Detectaron la presencia de antibióticos utilizados durante su crianza y que pueden afectar nuestra salud.

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Se trata de organismos que viven en el fondo de grandes masas de agua, están en contacto con el sedimento y se los considera bioindicadores de contaminación acuática. Una investigación de la UNSE se propone analizar las condiciones ambientales a través de la presencia o ausencia de estos seres en el río Dulce. El trabajo busca sentar bases para el desarrollo de herramientas biológicas que resulten de interés en el monitoreo integral de los sistemas fluviales de Santiago del Estero.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103