Universidad Nacional de Cuyo - Facultad de Ingeniería

26 de Julio de 2016 | 3 ′ 56 ′′


Creó un robot para usar en Marte y lo probó en la NASA



Un estudiante construyó un “rover” y lo llevó a Estados Unidos. Se trata de un robot que puede instalar instrumental y trasladar cargas livianas en Marte. Lo probó en una base de The Mars Society, una sociedad de la NASA que simula exactamente la vida en el Planeta Rojo. Allí comprobó que es capaz de instalar un GPS en este planeta. El estudiante también participa de un proyecto de la Universidad de Stanford, que consiste en ofrecer microscopios que cuestan un dólar a países en vías de desarrollo.

Marcos Bruno estudia Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional de Cuyo. Tiene veinte años y hace poco volvió de Utah, en Estados Unidos, adonde llevó un robot que crearon él y su amigo Gabriel Caballero. Este robot, del tipo rover –porque tiene ruedas–, tenía la misión de instalar un GPS en Marte. Para esto, el artefacto cuenta con cuatro ruedas y una especie de grúa, además de un motor que permite instalar instrumental y hacer girar un tornillo. También tiene una cámara, que es el celular de Marcos, y un router WiFi que posibilita la comunicación con una computadora.

El joven estudiante estuvo quince días probando el robot y tuvo que enfrentar y solucionar los problemas técnicos del día a día. El trabajo tuvo buenos resultados y todo su proyecto de investigación estará en un journal, un escrito académico que publicará aproximadamente dentro de tres meses The Mars Society.

La importancia de esta iniciativa reside en que, en la actualidad, la gente tiene la posibilidad de incidir en hechos científicos que están muy próximos y que serán históricos. Por ejemplo, la llegada del hombre a Marte, que se estima que sucederá en catorce años, si los avances continúan.

Los acontecimientos futuros pueden asimilarse mucho a cuando el hombre pisó la Luna, hace 47 años, pero en ese caso participaron muy pocas personas. Según Marcos, hoy en día cualquiera puede hacer una investigación e influir en que las cosas salgan bien para cuando el hombre visite Marte.

En lo particular, la finalidad de quienes hacen proyectos de robótica –como es el caso de este mendocino– es que los robots, por ahora, hacen tareas que los humanos no pueden hacer, porque no están en ese planeta. Pero en cuanto puedan viajar, los autómatas podrían ayudar en la tarea humana y sustituirlos en caso de, por ejemplo, una tormenta de arena frente a la cual el hombre no podría sobrevivir, pero el robot sí.

Un microscopio de un dólar

Por otro lado, Bruno también participa de un proyecto de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, que consiste en ofrecer microscopios que cuestan un dólar a países en vías de desarrollo o de escasos recursos. Esta es una iniciativa que podría cambiar radicalmente las prácticas y posibilidades de cualquier persona. El investigador imagina una facultad de Medicina donde cada estudiante pueda tener un microscopio en el bolsillo, centros de salud que puedan agilizar, incluso, los diagnósticos de cáncer o de cualquier otra enfermedad, o hasta cualquier niño curioso, que al encontrar una hoja en el suelo pueda analizarla con el instrumento sin que los padres tengan que desembolsar una fortuna.

El estudiante convoca a todas las personas e instituciones interesadas a que le envíen un email para que él pueda juntar firmas y hacer un pedido de estos “foldoscopios”, que la Universidad de Standford le ha ofrecido en forma gratuita. Para comunicarse con él, sólo hace falta enviar un correo electrónico a marcos.249@hotmail.com y así él podrá realizar el pedido.


Milagros Martín Varela


Estudiantes crearon un sistema para desinfectar colectivos en cinco minutos

Estudiantes crearon un sistema para desinfectar colectivos en cinco minutos

Son ocho jóvenes que, en sólo tres meses se conectaron, idearon, consiguieron los materiales, armaron el prototipo, lo probaron, lo mejoraron, lo patentaron, proyectaron cómo implementarlo en caso de que la demanda sea alta. Hoy están abiertos a la propuesta de proveedores, empresarios y transportistas interesados en el sistema, y confían en que puede transformarse en una oportunidad y fuente de trabajo para muchas personas.

El desafío de recargar combustible alrededor de la Luna

Sonia Botta, ingeniera de la UNLP, fue distinguida por la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, por su tesis sobre análisis de trayectoria y mecánica orbital. Participará del lanzamiento del satélite SAOCOM 1B.

Con una aplicación podrá rastrearse a personas que estuvieron en contacto con infectados de COVID-19

La investigación ya comenzó en la Universidad Nacional de Córdoba y aprovechará las señales de GPS, wifi y bluetooth de los dispositivos móviles. La intención es que este desarrollo pueda eventualmente incorporarse a una aplicación. Permitiría, ante diagnósticos positivos de COVID-19, activar alertas para atender posibles contagios.

Con Big data predicen la evolución de la pandemia

Un equipo de físicos, matemáticos y bioquímicos de la Universidad Nacional del Nordeste y el Conicet cuenta con resultados preliminares del procesamiento de datos de casos de COVID-19 y su predicción probabilística. Los resultados del estudio permitirán conocer la proyección que tendrá la pandemia en cada una de las provincias.

Un robot para el control de cañerías subterráneas

El entramado subterráneo de las tuberías está sujeto a fallas estructurales ocasionadas por fisuras y roturas que ocasionan serios inconvenientes económicos. Es por esto que tres jóvenes ingenieros diseñaron el prototipo de un robot teledirigido para facilitar la inspección en el interior de las tuberías de la ciudad de Resistencia

Investigadores medirán los beneficios de usar trenes eléctricos en el NOA

Construirán una unidad eléctrica móvil para cuantificar el gasto y el ahorro energético generado. Esa información ayudaría a tomar mejores decisiones para invertir en ese medio de transporte.

Canal de videos 104

Palabras Claves