Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura

13 de Febrero de 2012 | 3 ′ 52 ′′


Descubren compuestos bioactivos en frutos regionales

Descubren compuestos bioactivos en frutos regionales


Se trata del primer estudio que logró determinar la capacidad antioxidante y el contenido de los principales compuestos bioactivos presentes en frutos de guayaba, mora y guayibú, tres frutos silvestres de la región cuyo consumo sería favorable para prevenir enfermedades crónicas. Se espera que el trabajo sirva de base para avanzar en el conocimiento de las potencialidades de estos frutos para el consumo masivo y su aprovechamiento industrial en productos derivados de ellos.

El proyecto se enmarca dentro de una línea mayor de investigación que analiza los cambios nutricionales y sensoriales en productos vegetales mínimanente procesados de la región del NEA que dirige la doctora Sonia Sgroppo, directora del laboratorio de Tecnología Química y Bromatología.

El estudio surgió a raíz de que en las provincias del Nordeste se encuentra una gran variedad de frutos silvestres de los que se desconocen sus características nutricionales, así como tampoco hay un estudio sistemático acerca de sus contenidos en sustancias bioactivas y su capacidad antioxidante.

Entre algunos de estos árboles se encuentran la guayaba, el guabiyú y la mora, cuyos frutos silvestres son consumidos por una minoría en la zona y que se destacan por su gusto. Algunos de ellos son muy apreciados en otras regiones del mundo.

Así, en estos tres frutos se buscó determinar la capacidad antioxidante, el contenido en azúcares, polifenoles y pigmentos. En guayaba y guabiyú se cuantificaron los niveles de carotenoides totales y en moras, las antocianinas. Para el estudio se trabajó con frutos de distintas variedades y provenientes de distintos lugares de las provincias de Corrientes y Chaco.

“De acuerdo a los resultados, se puede decir que los frutos de la guayaba, guabiyú y mora de la región son buena fuente de compuestos bioactivos y su consumo sería provechoso para la prevención de enfermedades crónicas” explicaron a InfoUniversidades la doctora Sgroppo y Maida Cedaro, alumna de la carrera de Bioquímica y becaria de pre-grado.

Los compuestos fitoquímicos o bioactivos pueden definirse como compuestos biológicamente activos presentes en alimentos vegetales que tiene un efecto protector frente a enfermedades degenerativas en humanos, por lo que su ingesta es beneficiosa para la salud. Por eso la importancia que reviste poder caracterizar dichos componentes que, además de asegurar la posibilidad del consumo, permite observar sus cualidades beneficiosas para el organismo.

Cedaro explicó que se observaron diferencias en los frutos, sobre todo en la guayaba y la mora, según los lugares de los cuales provenía, lo cual podría estar relacionado con la influencia de variables climáticas y del suelo.

Respecto de los resultados en detalle, el guabiyú presentó mayor valor de azúcares totales, seguido de las moras y guayabas, y entre los frutos de guayabas, las de color rojo son las que tienen un mayor contenido en azúcares que las variedades blancas. También se encontró un mayor porcentaje de azúcares reductores (glucosa y fructosa) en moras comparadas con las guayabas.

El contenido de polifenoles totales fue mayor en mora, a la vez que las guayabas mostraron un contenido superior al guabiyú. Los carotenoides totales presentes en guayabas blancas fueron mayores que en la variedad roja. Los mayores valores de antocianinas fueron para las moras de Corrientes.

Por último, con respecto a la actividad antioxidante el estudio determinó que la más alta actividad la mostraron los frutos de moras, seguidos de guayaba y guabiyú. Se encontró una relación directa entre el contenido de polifenoles y la capacidad antioxidante, es decir que los frutos de mora tuvieron el mayor contenido en polifenoles y la más alta actividad antioxidante.


José Goretta


Incrementan el omega 3 en la carpa herbívora

El omega 3 es un nutriente asociado a mejoras en la salud que se encuentra en alimentos a base de pescado. Desde la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora comprobaron que una estrategia alimentaria basada en pasturas aumenta la presencia de este ácido graso en la carne de la carpa herbívora.

Rescatan del olvido al capuí, una leguminosa de gran calidad nutricional

Una legumbre de larga tradición en los cultivos de la región del Iberá será rescatada del olvido popular por un grupo de científicos, quienes están detrás de su revalorización a partir de la obtención de diversos productos con potencial aplicación en la industria alimentaria y farmacológica.

Buscan extender la vida al brócoli post cosecha con luces Led

Investigadores logran frenar su deterioro exponiendo al vegetal a luces LED. Aunque resistido por muchos, pero reconocido por sus excelentes cualidades nutricionales como fuente de vitamina C, E y fibra, el brócoli logró ganarse, con esfuerzo, un lugar en la mesa de los argentinos. Sin embargo, para mantener ese privilegio, este noble vegetal debe luchar contra un enemigo implacable: su escasa vida post cosecha.

Producen nanocápsulas de origen natural para conservar alimentos

A partir de plantas aromáticas, como el orégano, el laurel, el romero y otras especies, extraen aceites esenciales con propiedades antioxidantes y antimicrobianas que prolongan la vida útil de los alimentos. Bajo la forma de cápsulas diminutas, lograron incorporar esos aditivos naturales en pescados, nueces y leche de soja. Comprobaron que mantienen el producto en buen estado, entre un 30% y 50% más que los conservantes artificiales. El proyecto es desarrollado por un equipo interdisciplinario, en el marco del Programa Institucional y Multidisciplinar (Primar) en Temas Prioritarios, que impulsa la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la UNC.

Investigadoras crearon microcápsulas que previenen la contaminación del maní

Las probaron con éxito tanto en el laboratorio como en plantas acopiadoras de la zona. Sirven para el tipo de maní confitería, el que va a la industria y el que se utiliza como semilla para nuevas siembras.

Leche de burra, una solución para los niños alérgicos

Desde la UNRC impulsan un polo de transferencia tecnológica para pequeños productores de áreas marginales de la zona árida y semiárida de Córdoba, Catamarca y Formosa. Docentes investigadores realizan un trabajo científico para el desarrollo de un modelo de producción de leche de burra para consumo humano, con miras a su comercialización, como paliativo para los niños que sufren de alergia a las proteínas de leche de vaca.

Canal de videos 104