En las características del suelo buscan el origen de las inundaciones rurales en Córdoba

Universidad Nacional de Villa María - Instituto de Ciencias Básicas

26 de Junio de 2017 | 4 ′ 28 ′′


En las características del suelo buscan el origen de las inundaciones rurales en Córdoba


Una investigación sobre cómo afecta a la producción la presencia de suelos sódicos propone comprender el motivo de las últimas anegaciones en terrenos rurales de la Provincia. El trabajo, dirigido por Elena Bonadeo, permitirá tomar decisiones sobre qué cultivar en estas zonas y cómo aumentar la productividad.

En cerca de 3 millones de hectáreas de la provincia de Córdoba se halló la presencia de suelos sódicos. Esta situación, que se manifiesta a distintas profundidades y presenta problemáticas a partir de los 25 centímetros, tiene una marcada presencia en las zonas del centro y el este provincial, donde están ubicadas Villa María y Villa Nueva. En este sector, este tipo de suelo es el que mayor superficie ocupa entremezclado con los terrenos más cultivables. En efecto, en el Departamento General San Martín se relevaron alrededor de 90 hectáreas con este panorama.

Los datos forman parte del marco general de un trabajo que realizan investigadores de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) en busca de caracterizar los suelos sódicos, y a través del cual analizar cómo se da la exploración de raíces en estas tierras. Esta temática, que es indagada en distintos lugares del mundo, tiene como objetivo generar información y proponer con los resultados “una ayuda para quienes deben tomar decisiones sobre la producción y el uso adecuado del suelo, los sectores agropecuarios, ganaderos, municipios e, incluso, el gobierno provincial”, adelantó la directora del proyecto, Elena Bonadeo.

La importancia de dar respuestas al sector productivo regional está relacionada a que, si bien en otros lugares del mundo hay suelos con estas características e investigaciones sobre el tema, la extrapolación de información no siempre se puede hacer “tal cual se hizo” en el lugar de origen. “Para solucionar nuestros problemas debemos estudiar nuestros suelos, con sus climas, sus cultivos y los sistemas de producción. De ahí surge la necesidad de generar información local, porque esta investigación busca comprender cómo funcionan estos suelos, y aconsejar el uso más correcto del mismo”, aseguró la investigadora.

Suelos sódicos

Los suelos, en general, tienen determinadas características. Entre ellas, algunos poseen exceso de sales o de sodio. Aquellos que en su solución tienen exceso de sales producen mucho daño porque afectan la disponibilidad de agua y puede haber toxicidad o una alteración del ciclo de nutrientes. En tanto, los considerados sódicos son los que tuvieron un exceso de sal y, a través de un proceso de génesis, fueron perdiéndolas. Entonces, las sales con gran cantidad de sodio, al estar disueltas en el suelo son arrastradas por el agua, “pero la materia orgánica que tiene la capacidad de retener a los nutrientes retuvo el sodio en ciertos sectores del terreno”, explicó Bonadeo.

Según la investigadora, un suelo es considerado “normal” en sodio cuando éste no llega al 1 por ciento: “Pero, cuando el porcentaje supera el 15 por ciento estamos en presencia de un suelo sódico, no salino, porque la sal ya no está. Eso tiene un gran impacto en el comportamiento del terreno, ya que el sodio tiene la capacidad de hidratarse y hace que se altere toda la estructura formando microporos”.

Uno de los efectos que pueden generar los microporos es que el agua penetra muy despacio en la tierra y el suelo se anega. “Los campos de esta zona se inundan porque, de por sí, los suelos tienen esta característica de la baja porosidad y son suelos mal drenados. Eso genera, además de la anegación del terreno, que el agua se evapore en vez de servir para los cultivos y, en los años secos lo que sucede es que el suelo se pone excesivamente duro y restringe la exploración de raíces”, detalló.

Además, Bonadeo afirmó que “este tipo de suelos no son aptos para ciertos cultivos y son de bajo rendimiento, como por ejemplo para la producción de soja o maíz, pero sí son óptimos para producir pasturas como alfalfa o sorgo para silo, que sirven para la producción lechera”.

Rodrigo Duarte
duarte.rod@gmail.com
Prensa IAPCByA


Semillas de girasol, mejoran su producción a partir de desecantes

Semillas de girasol, mejoran su producción a partir de desecantes

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias estudian nuevas tecnologías que permitan utilizar los desecantes de manera responsable. El trabajo, que se centra en el girasol, tiene como objetivo aumentar la capacidad de realizar cultivos en contraestación y partió de la inquietud de pequeños productores semilleros quienes le plantearon a la Facultad la posibilidad del uso de químicos para aumentar la producción.

Desarrollan un aceite saludable único en el país

Desarrollan un aceite saludable único en el país

Investigadores santafesinos diseñaron óleos de girasol y de soja similares en aspecto y sabor a los demás, pero con una gran diferencia: contienen menos triglicéridos y, por lo tanto, engordan menos. Para su obtención, los especialistas sometieron los aceites a un tratamiento llamado Glicerólisis, a partir del cual se emplea glicerina que convierte en forma parcial al triglicérido original en un diglicérido.

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Control biológico, cómo atacar las plagas sin dañar el medio ambiente

Investigadores analizan la introducción de enemigos naturales de las plagas para reducir los daños que estos organismos ocasionan en los cultivos. El conocimiento generado permitiría disminuir el uso de pesticidas empleados por parte de los productores agropecuarios y, de esta manera, contribuir a resguardar los sistemas agrícolas.

Radiactividad en alimentos, hallan un nuevo método para determinarla

Radiactividad en alimentos, hallan un nuevo método para determinarla

El licenciado Alberto Jech, de la Universidad Nacional de Luján, reveló los avances en el proyecto llevado adelante para determinar la cantidad de radiactividad que poseen los alimentos. El especialista destacó que se trata de un método alejado de los químicos que emplea técnicas como el traspaso de la física nuclear a los alimentos. En la actualidad se evalúa la materia prima producida en Argentina, como los granos y la leche, pero de cara al futuro analizarán otros elementos.

Con plantas nativas, ensayan insecticidas naturales que combaten plagas del maíz

Con plantas nativas, ensayan insecticidas naturales que combaten plagas del maíz

Científicas hallaron compuestos activos en plantas nativas como la santa rosa, la sombra de toro y la yerba lucera, y probaron su eficacia contra plagas como el gusano cogollero en el laboratorio. Entre otras ventajas de la investigación, se cuenta la posibilidad de producir maíz, algodón y soja orgánicos, sin agroquímicos, aspecto muy valorado en los mercados de exportación de granos.

Hipertensión arterial, premian a investigadores por su trabajo en un modelo experimental

Hipertensión arterial, premian a investigadores por su trabajo en un modelo experimental

La hipertensión arterial afecta a cerca de mil millones de personas a nivel mundial. Investigadores, a partir de un modelo experimental, aportaron inédita evidencia acerca de que la hipertensión esencial humana se traduciría como consecuencia de la enfermedad renal. Por este motivo el Consejo Argentino de Hipertensión Arterial reconoció a los especialistas del Laboratorio de Farmacología vascular y renal de la Facultad de Ciencias Médicas y al IMBECU-Conicet con el premio “Dr. Luis Moledo”.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103