Universidad Nacional de Luján - Sede Central Luján

07 de Marzo de 2016 | 5 ′ 39 ′′


Enfermedad de Chagas, desarrollan una vacuna inmunoterapéutica



En forma conjunta, miembros del laboratorio de Inmunología de la Universidad Nacional de Luján y de la Facultad de Bioquímica de la Universidad Nacional de Buenos Aires desarrollaron, a partir de ciencia básica, una vacuna inmunoterapéutica que mejora sustancialmente el tratamiento de la infección causada por Trypanosoma cruzi. Los resultados muestran una destacada reducción del daño causado por el parásito portador de la enfermedad de Chagas.

Argentina Investiga se reunió con la investigadora y miembro del equipo de trabajo, Natacha Cerny, quien destacó algunos de los objetivos propuestos en el inicio del proyecto. “En este trabajo nos propusimos contribuir al desarrollo de estrategias terapéuticas, capaces de inducir una respuesta inmune que contrarreste el daño cardíaco causado por Trypanosoma cruzi. Evaluamos en ratones infectados con el parásito, la administración del ADN que codifica para Cruzipaína, su principal proteína, una cisteín proteasa. Observamos que en los ratones disminuyó la carga de parásitos en sangre, aumentó la sobrevida y se redujo el daño en músculo cardíaco y esquelético característico de la enfermedad; mientras que esto no se observó en los ratones que se usaron como controles, los que no recibieron el tratamiento”.

Las últimas estimaciones de casos de la Organización Panamericana de la Salud indican que en Argentina hay 1.600.000 personas infectadas y más de 300.000 afectadas por cardiopatías de origen chagásico. En la actualidad, existen distintos planes y estrategias para erradicar la vinchuca, el insecto vector que trasmite el parásito, principalmente en la zona norte. Sin embargo, el único tratamiento que existe sólo es efectivo durante la etapa aguda de la enfermedad; en este sentido, Cerny señala que “la investigación y el desarrollo de una vacuna terapéutica es especialmente importante cuando nos referimos a la enfermedad de Chagas, si se considera la característica crónica de esta infección y la cantidad de personas infectadas con este parásito desde hace décadas en América”. Además, “los agentes quimioterapéuticos utilizados hoy en día en el tratamiento poseen efectividad limitada y presentan alta toxicidad, así como graves efectos secundarios, no siendo efectivos durante la etapa crónica que se puede desencadenar 20 o 30 años luego de la infección. Es por ello que el desarrollo de vacunas imnunoterapéuticas es importante para contribuir al tratamiento de la infección”.

La enfermedad lleva el nombre del médico brasileño Carlos Ribeiro Justiniano Chagas, quien la descubrió en 1909. Esta patología consta de dos fases: la llamada aguda, que dura dos meses aproximadamente, luego de contraerse la infección y suele ser asintomática. En la fase crónica, los parásitos permanecen ocultos principalmente en el músculo cardíaco y en el digestivo. Hasta un 30% de los pacientes sufre trastornos cardíacos y hasta un 10% presenta alteraciones digestivas (agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas. Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita o insuficiencia cardíaca por la destrucción progresiva del músculo cardíaco.

La investigación y el desarrollo de la vacuna está en proceso desde hace varios años, explica la investigadora “en nuestros laboratorios se trabaja desde hace 15 años bajo la dirección del Dr. Malichiodi en la búsqueda de distintas proteínas inmunodominantes del parásito, para el desarrollo de vacunas preventivas y terapéuticas, que puedan ser administradas solas o en conjunto, en modelos murinos (con ratones), así como también se estudia el uso de distintos adyuvantes y sistemas de ‘delivery’ que mejoren la respuesta”.

-¿Cómo funciona la vacuna?
-La Cruzipaína es una proteína presente en todos los estadios del parásito y cumple un rol clave en su internalización, por lo que es un blanco útil para la generación de vacunas contra el T. cruzi. Previamente demostramos que la Cruzipaína logra generar una respuesta preventiva como vacuna. En este trabajo se buscó probarla como terapia en ratones previamente infectados. Se evaluó la administración intramuscular del plásmido que codifica para cruzipaína y se usó también una bacteria modificada como un “delivery” de nuestro plásmido.

-¿Cuál fue el resultado obtenido de las pruebas?
-En ambos modelos obtuvimos muy buenos resultados al tratar ratones infectados con el parásito causante de la enfermedad de Chagas. Redujo el daño muscular característico causado por la infección con T. cruzi observado en los cortes histológicos de músculo, incluso en ratones tratados durante la etapa crónica. Observamos que los ratones tratados tenían menor número de parásitos en sangre y tuvieron una sobrevida del 100%. Más importante aun, se disminuyó la inflamación en los tejidos y el daño en el corazón, característico de la enfermedad. El tratamiento plasmídico sería efectivo tanto al ser administrado en etapas tempranas como tardías de la infección; lo cual sería de suma utilidad para los pacientes que muchas veces son diagnosticados en forma tardía, donde los quimioterapéuticos tienen menor efectividad.

Respecto del recorrido futuro de la investigación y la terapia, la investigadora explicó que “estos resultados colaborarán en el diseño de un tratamiento multicomponente que incluya antígenos parasitarios clave para la inmunoproteción, que permitan disminuir las dosis empleadas en la actualidad de agentes quimioterapéuticos”. Además, “para una futura implementación faltarían pruebas más lejanas de los ratones y más cercanas a los humanos y, luego de eso, pensar en la producción y la comercialización”.


Lic. Juan Pablo Marangon


Chagas: investigadores avanzan en estudios claves de la infección parasitaria

Un equipo de la UNCUYO y del Conicet logró describir cómo funciona el proceso por el cual el parásito se diferencia de la forma no infectiva epimastigote a la forma tripomastigote metacíclico infectiva. Es un paso hacia la identificación de blancos terapéuticos que permitan el diseño futuro de fármacos que eviten que la infección se propague a órganos como el corazón y que se genere la enfermedad.

Científicos de la UNLP descubrieron por qué el coronavirus evade al sistema inmune

Ayudar a disminuir los efectos perjudiciales y las secuelas de la infección y diseñar virus atenuados para el desarrollo de vacunas, se cuentan entre las posibilidades del hallazgo. Los especialistas establecieron que el COVID-19 tiene un nuevo mecanismo viral que le permite controlar la respuesta inmune de las células invadidas.

Rescatan del olvido al capuí, una leguminosa de gran calidad nutricional

Una legumbre de larga tradición en los cultivos de la región del Iberá será rescatada del olvido popular por un grupo de científicos, quienes están detrás de su revalorización a partir de la obtención de diversos productos con potencial aplicación en la industria alimentaria y farmacológica.

La plataforma para testear más

Investigadores proponen instalar una plataforma de testeo a gran escala que posibilite ampliar diagnósticos, extenderlos a personas asintomáticas y así evitar que el virus se disemine de forma silenciosa. Dada la baja tasa de mutación del SarCov-2 existe optimismo en el desarrollo de una vacuna, pero la espera puede ser larga. Hasta tanto no haya una solución, el proyecto apunta a controlar la epidemia.

Cuánto sabe la población de Buenos Aires acerca del COVID-19

Investigadores llevaron adelante un cuestionario encuesta para conocer qué tanto aprendió la comunidad acerca del COVID-19. La directora del proyecto, licenciada en Ciencias Biológicas Marisa Rodríguez, aclaró que “el uso de barbijo protege al portador de un posible contagio, la intensificación de normas de higiene, el distanciamiento social y la cuarentena son hasta el momento las únicas herramientas disponibles para evitar el contagio”.

La economía, los medios y los recursos sanitarios en tiempos de coronavirus

Más de 20 investigaciones que abordan estas temáticas fueron publicadas por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur (UNS-Conicet). Desde distintas perspectivas, con enfoques técnicos, de análisis o de reflexión, los trabajos analizan medidas económicas y sociales y su alcance.

Canal de videos 104