Universidad Nacional de Misiones - Escuela de Enfermería

26 de Julio de 2016 | 7 ′ 25 ′′


Escaras, capacitan a personal asistencial para evitar la prevalencia de estas lesiones

Escaras, capacitan a personal asistencial para evitar la prevalencia de estas lesiones


“Úlceras por presión, una mirada desde el cuidado de enfermería” se titula el proyecto de investigación realizado por un equipo de docentes y profesionales de la Escuela de Enfermería de la Universidad Nacional de Misiones, con el objetivo de obtener estadísticas sobre la problemática en la provincia. Los especialistas afirman que en ámbitos como servicios médicos u hospitalarios, las úlceras por presión siguen siendo un flagelo.

Las úlceras por presión (UPP) son las lesiones que aparecen en la piel del paciente, básicamente por estar sometido a una presión constante durante un tiempo prolongado, lo que vulgarmente se conoce como escaras. Al estar internada, sin cuidado básico de movilización e higiene, la piel de la persona se daña y se lesiona hasta en los planos más profundos, incluso puede llegar a los huesos.

El proyecto de investigación se inició en 2013 y culminó en 2015. La idea se origina a partir de la experiencia docente al momento de llevar a los estudiantes al campo asistencial para hacer sus prácticas clínicas. “Observamos, dentro de lo que puede verse en un servicio médico u hospitalario en el tema del cuidado de enfermería referido a esta temática que, lejos de ser un problema que ya podría estar erradicado, o al menos muy bien controlado, las UPP siguen siendo un flagelo”, indicó a Argentina Investiga Miguel Martínez, integrante del grupo de investigación.

Con la meta de erradicar esta problemática, existe un movimiento mundial que trabaja para visibilizar y concientizar. “Es un problema que, al igual que en otros lugares, es relevante y preponderante pero no está cuantificado, ni estudiado, ni medido; por ende, poca consideración se puede tener al respecto”, resaltó Martínez. Y agregó que “los estudiosos en el tema sostienen enfáticamente que el 95 por ciento de las úlceras por presión es prevenible; es un dato muy llamativo que nos obliga, como profesionales de la enfermería, a decir que si hay diez úlceras por presión significa que nueve no debería haber”.

Por esta razón, las UPP se convirtieron en el tema de estudio. El primer paso fue conocer la realidad a través de las estadísticas y luego siguieron los espacios y talleres de capacitación y concientización con los profesionales. El relevamiento se llevó adelante en el hospital Madariaga de Posadas, donde los estudiantes realizan sus prácticas profesionales, con el objetivo de determinar qué tasa de prevalencia hay de úlcera por presión.

Los docentes y licenciados Isabel Ríos, José Luis Ábalos y Viviana Galarza, trabajaron en la recolección de muestras en los servicios y análisis e interpretación de los resultados, bajo la dirección de la magíster en Enfermería, Gloria Montenegro, y codirección del médico Jorge Centeno.

La investigación fue de tipo cuantitativa y descriptiva, en dos cortes. En octubre y noviembre de 2013 y 2014, con un total de cuatro muestras finales en los sectores de internación clínica, quirúrgica y cuidados intensivos. “Se recabaron datos muy interesantes donde existió una alta tasa de prevalencia de las UPP en los diferentes servicios”, destacó Ábalos.

En la primera toma de 2013, en el servicio de internación general, arrastró un total de 220 pacientes con una prevalencia de UPP de 53 pacientes, con un porcentaje alto del 24 %, teniendo en cuenta que los datos de países del primer mundo oscilan entre siete u ocho por ciento.

Luego, con la intención de involucrar al personal asistencial, se realizaron talleres en la institución para la concientización. Al año siguiente, las estadísticas bajaron: sobre un total de 192 pacientes, 34 han tenido UPP, y la disminución es de un siete por ciento. “Creemos que esos números podrían haber mejorado aún más, pero hay barreras institucionales que nos cuesta vencer y que requieren de otras estrategias y otros tiempos de trabajo”, admitió Martínez.

El proyecto tendrá continuidad en una clínica privada de Posadas, con el objetivo de observar cómo es la situación y realizar comparaciones.

Factores evitables

Existen distintos factores de riesgo que provocan la UPP: la exposición de una presión constante, la humedad dada por las incontinencias, el estado general del paciente, si está muy desnutrido u obeso, la inmovilidad, la falta de higiene o la exposición al calor, entre otros. “La conjunción de estos factores que hace que este fenómeno aparezca, primero repercute en el costo de la internación, en el costo de la calidad de vida, y también puede causar la muerte”, advirtió Martínez y agregó: “Trabajar sobre esos factores implica inmiscuirnos aún más como equipo de investigación e involucrar al personal de enfermería encargado del cuidado, en primera línea”.

También existe un factor institucional, dijo el docente: “Si a un enfermero se le tiene que dar como máximo de atención de tres a cuatro pacientes, y se le dan diez, lógicamente la calidad de atención disminuye y eso va a atentar para que aparezca la UPP”. Además, la educación al familiar que está a cargo del paciente es responsabilidad del personal de enfermería. “Nosotros nos capacitamos para hacer ese cuidado de calidad. Es importante acercarse a un referente de la familia y empoderarlo con ese conocimiento para que en su hogar continúe ese mismo cuidado. Los profesionales también tenemos la responsabilidad de enseñar a los familiares en su hogar”, explicó Galarza.

Transformar la realidad

El trabajo de la UNaM circuló por congresos y jornadas internacionales de concientización sobre la prevención de UPP. Uno de esos fue el 14° Congreso de la Federación Panamericana de Enfermería en Cuba. “Necesitamos evidenciar la situación para cambiar esta realidad. Todo el grupo interdisciplinario debe tener esta información para evitar este impacto en la persona que llega para que lo cuidemos y muchas veces sale con complicaciones peores a las de su hogar. Por eso es importante trabajar en equipo y que todos tengamos un protocolo a la hora de actuar”, sostuvo Galarza.

Por su parte, Martínez agregó: “Esto genera en el estudiante y en el profesional de enfermería un despertar o una mirada más profunda sobre esta problemática. Se busca que este flagelo o problema que está tapado bajo la sábana pueda descubrirse y medirse; nosotros avanzamos hasta ahí. Ahora tratamos de insistir con la concientización y avanzar en cuanto a la implementación de medidas preventivas, que es nuestro objetivo principal. Esto requiere un accionar un poco más complejo sobre las instituciones y los colegas”.

También, Ábalos sostuvo: “Los estudiantes que toman conciencia quieren participar y se interesan por la problemática. La idea es que el graduado, cuando salga al ruedo, entienda que este flagelo existe y que puede prevenirse”. Por último, Martínez reflexionó: “La vinculación docencia-servicio es fundamental para la transformación de nuestra realidad. Conocer la realidad nuestra es fundamental para dar una enseñanza más utilitaria para aquél que se va a desempeñar a un centro asistencial”.


Lic. Ana Victoria Espinoza


Cárceles y consumos problemáticos: reflexiones urgentes acerca de la pandemia

Grupos de trabajo de la UNL sobre Derechos Humanos y Consumo elaboraron aportes específicos para el tiempo bisagra que genera el avance de la pandemia. Abordan la necesidad de aplicar medidas sanitarias a partir de la aplicación de protocolos claros ante casos sospechosos, la provisión de insumos de higiene y limpieza de los lugares de detención, así como la urgencia de garantizar la continuidad de los cuidados formales e informales para las personas con consumos problemáticos.

Arquitectura y diseño en los espacios de atención de la salud

La arquitectura es un componente aliado para pensar los edificios destinados a la prevención, el tratamiento y la curación de enfermedades. Bruno Reinheimer, docente investigador de la UNL explica el impacto del entorno y los espacios en los pacientes y los equipos médicos.

Autismo, la UNR lleva adelante un programa de capacitación para padres

“Intervención mediada por padres o cuidadores en el tratamiento de niños y adolescentes con trastornos del espectro autista (TEA)” es el nombre del proyecto de extensión por medio del cual se brindó capacitación y herramientas a padres y responsables de pacientes con TEA pertenecientes a grupos de alta vulnerabilidad socioeconómica/educativa y sin cobertura social.

Pie diabético y escaras, investigadores tucumanos diseñan medicamentos para su tratamiento

Elaboraron un compuesto basado en subproductos de bacterias lácticas que tiene efecto cicatrizante, bactericida y anestésico. Superaron con éxito la etapa preclínica de experimentación. Los especialistas tucumanos desarrollaron distintas formas farmacéuticas como geles, cremas, parches y espray, con utilidades diversas para distintos tipos de heridas crónicas, ya sean húmedas o secas.

Infecciones respiratorias agudas, estudian nuevos virus causantes de estas patologías

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) -muchas de ellas estacionales- son frecuentes, principalmente en pacientes neonatos y pediátricos. Se sabe que gran parte de estas infecciones son de origen viral, en asociación con otros agentes. En los últimos diez años se detectaron nuevos virus causantes de IRA, como el Metapneumovirus (Mpvh) y el Bocavirus (HBov) humanos.

“Gusano de riñón gigante”, estudian un extraño parásito que afecta a perros y humanos

Un equipo de investigadores desarrolla un novedoso test para el diagnóstico en sangre de humanos de un extraño parásito que afecta comúnmente a los perros. En casos extremos y sin el tratamiento adecuado, el daño producido por este agente invasor en los órganos del ser humano puede ser irreversible y hasta mortal.

Canal de videos 103

Palabras Claves